Skip to content

$142 millones para escuelas afectadas por los terremotos

Derechos de autor 2019 / One Red Media

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) asignó más de $24.4 millones durante octubre y noviembre para reparar y reforzar varias escuelas en las regiones sur y oeste de Puerto Rico, que experimentaron daños estructurales causados por los terremotos de 2020. Hasta la fecha, se ha destinado un total de más de $142 millones al Departamento de Educación de Puerto Rico para atender 115 proyectos de obra permanente a raíz de los temblores.

Debido a la cantidad de daños estructurales causados, la mayoría de los fondos asignados se utilizarán para obras de mitigación. Esto incluye la instalación de soportes y refuerzos estructurales de acero para proteger los edificios en caso de que ocurra evento sísmico futuro.

“Invertir en obras relacionadas con la educación tiene un efecto dominó en la recuperación de Puerto Rico. Si bien es cierto que la industria de la construcción juega un papel vital en la economía de cualquier país, cuando las obras se relacionan con la educación, el impacto es aún mayor porque la educación de los niños y jóvenes es uno de nuestros activos más importantes, es el futuro de Puerto Rico”, dijo el Coordinador Federal de Recuperación de Desastres de FEMA en Puerto Rico, José G. Baquero.

Los fondos adjudicados incluyen cerca de $1.2 millones para reparar la escuela elemental Segundo Ruiz Belvis, construida durante la década de los 40, más de $2.7 millones para la Escuela Secundaria Eugenio María de Hostos y cerca de $3.9 millones para la Escuela Pública Superior Vocacional Dr. Pedro Perea Fajardo, las tres ubicadas en Mayagüez. Entre los tres planteles hay una matrícula de aproximadamente 1,870 estudiantes que contarán con espacios reconstruidos.

“Los trabajos de mejoras a la infraestructura de las escuelas tienen prioridad en nuestra agenda de trabajo a través de nuestra Oficina de Reconstrucción.  Hemos avanzado con varias subastas de estos proyectos lo que permitirá que puedan comenzar a llevarse cabo mejoras permanentes en las escuelas.  Nuestra aspiración es que los entornos escolares sean seguros y confortables de manera que faciliten un mejor desempeño para nuestros estudiantes,” manifestó el secretario interino del Departamento de Educación, Eliezer Ramos Parés.

El director ejecutivo de la Oficina Central de Recuperación, Reconstrucción y Resiliencia (COR3, por sus siglas en inglés), el ingeniero Manuel A. Laboy Rivera, indicó que esta millonaria obligación tendrá un impacto significativo no solo en el proceso de recuperación por los terremotos, sino en las vidas de miles de estudiantes que están deseosos de retomar su vida escolar al regresar a sus salones de clases. “Nuestro equipo en el COR3 continuará asistiendo en los trámites relacionados a estos esfuerzos para ofrecer a las comunidades escolares espacios resilientes y seguros que permitan el desarrollo socioeconómico de Puerto Rico”, añadió.

+ posts

laislaoeste@gmail.com

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!