Advertisements
La Isla Oeste

Narra actos lascivos por parte de sacerdote

La jueza Ivelisse Zapata Toro no encontró causa por otro cargo similar

Por One Red Media

Mayagüez. En medio de múltiples objeciones entre la defensa del sacerdote Floyd L. McCoy Jordan y el ministerio público,  ayer declaró en su contra el autor principal de la denuncia que lo llevó a juicio por actos lascivos contra un menor de edad, quien fuera monaguillo y miembro del coro de la iglesia.

2016/Foto One Red Media

El monseñor Gonzalo Díaz Hernández, párroco y rector de la Basílica Menor Nuestra Señora de la Monserrate en Hormigueros,  narró cómo el menor le confió (fuera del sacramento de la confesión) cómo supuestamente el Padre Floyd en una ocasión lo besó en la boca y en otro momento le tomó la mano y le dijo “ponla donde tú quieras”.

El escándalo se destapó en septiembre de 2014. Según el Monseñor Gonzalo, le estuvo raro ver que el menor se ausentara por un momento de una actividad que celebraba el coro el día 14 de septiembre. Días más tarde, supo que el menor había salido a comer con el Padre Floyd.

“Me dijo que Padre Floyd y la señorita Nilsa lo habían invitado a comer”, señaló el monseñor, seguido de afirmar que días más tarde el menor , “afligido me dijo que el Padre Floyd me está acosando últimamente con llamadas”.

“Me dice que lo llevó varias veces a su casa donde le preparó chocolate y lo trataba de abrazar. Y que en una ocasión lo besó en la boca”, continuó en su declaración ante un jurado de doce personas.

La sala de la jueza Aixa Rosado Pietri estaba llena de público, que en su mayoría pertenece a la feligresía de la Basílica Menor en Hormigueros. Los rostros del público reflejaban asombro, lamento y reflexión.

El monseñor continuó su declaración a preguntas de la fiscal Blanca Portela.

Recordó que el menor alegó que en una ocasión el Padre Floyd lo había invitado al Teatro Juanita Arenas de Hormigueros para ver una obra y que supuestamente, de regreso a la casa, le tomó la mano y le dijo “ponla donde tú quieras”.

El monseñor reconoció que informó de inmediato al Obispo y la destitución del sacerdote se dio instantáneamente, sin siquiera interrogar a Floyd para corroborar las alegaciones del menor.

Durante el contrainterrogatorio, la defensa intentó probar que existen conflictos entre el Monseñor Gonzalo y el Padre Floyd, que pudieron generar una denuncia “frívola”.

El licenciado Victor Souffront Cordero le preguntó en el estrado al Monsenor Gonzalo si era capaz de mentir,a lo que este dijo que no.

También hizo referencia al inciso 15 de su declaración jurada, donde se le preguntó –¿le dijo el menor si ese beso fue por la fuerza o el menor accedió?

A lo que el Monsenor respondió –Según el menor, parece que fue forzado porque el Padre Floyd le cogió la cara.

-¿Fue su conclusión?

-Si. – respondió el Monseñor.

Del inciso 18 de la misma declaración jurada, la defensa hizo referencia cuando se le preguntó al vicario -¿Le relata el menor si en algún momento había habido actos sexuales o genitales?

-No. Respondió el Monseñor, quien sostuvo que el referido beso sucedió en la casa de Floyd.

Al preguntarle el abogado si sabía si era falsa la alegación, no supo decir.

A la salida del Tribunal La Isla Oeste trató de obtener una reacción de parte de los feligreses que estuvieron presentes en sala.

“No quisiera comentar. Creo que todavía no hay evidencia que diga que alguien es culpable”, manifestó Genoveva Rodríguez, quien comentó haber presenciado otros juicios anteriormente, pero sobre este, no puede fundar una opinión todavía.

El juicio continúa hoy miércoles en la sala 203 del Tribunal de Mayagüez.  

Cabe mencionarse que ayer, en vista preliminar, por otro cargo por actos lascivos que se le radicó al Padre Floyd en febrero pasado en hechos separados y hacia otra presunta víctima, la jueza Ivelisse Zapata Toro no encontró causa.

Se espera que en algún momento del proceso, sienten a testificar a la víctima del caso que va en curso por jurado. La jueza Rosado Pietri ha instruido a las partes sobre la imposición de una Ley de Mordaza hasta que culmine el juicio.

Advertisements

Leave a Reply

%d bloggers like this: