Advertisements
La Isla Oeste

Escritura a mano vs digital: ¿Cuál es la mejor?

Suministrada

Por Lic. Nellie Torres de Carella, patóloga del habla y lenguaje

Directora, Instituto Fonemi de Puerto Rico

San Juan.  El uso de la escritura digital por medio de tabletas o computadoras ha ido sustituyendo la escritura a mano. En algunas escuelas que se llaman “vanguardistas” los niños comienzan a escribir en las mismas desde grados elementales y se ha eliminado la enseñanza en cursivo.

Sin embargo, expertos en neurociencia  han comenzado a dar la voz de alerta en contra de tal práctica como consecuencia de diversas investigaciones y análisis de ambas formas de escribir y lo que conlleva cada una, en términos de destrezas y estimulación del cerebro.

Escritura a mano: más que solo mover un lápiz

Los expertos indican que la escritura a mano ayuda al desarrollo de la destreza de lectura en los niños, esto por el proceso cognitivo de la memoria del movimiento para escribir la letra que se crea en el cerebro. La escritura digital solo requiere presionar una letra, mientras que la manual, sobre todo la escritura en cursivo, requiere de una serie de movimientos específicos y planificados del cuerpo, además de percepción y organización espacial para posicionar el papel con relación al cuerpo vs espacio, y para determinar el tamaño adecuado de la letra.

En adición, requiere determinar la posición y presión sobre el lápiz y coordinación bilateral para usar ambas manos (una para escribir y otra para sujetar el papel). Todo esto requiere uso de funciones cerebrales que no se usan con la escritura en computadora. Esta forma de escritura requiere destrezas perceptuales o sensoriales, visomotoras, cognitivas, además de lingüísticas, y provee, aún más en cursivo, para más conexiones cerebrales, factor clave para una mejor memoria.

La escritura a mano refleja nuestra personalidad más que cualquier símbolo digital que se pueda usar, por lo cual expertos en escritura pueden determinar, por los rasgos, si dos notas fueron escritas por la misma persona porque estampamos al escribir rasgos de nuestra personalidad, aspecto psicológico que no cubre la escritura digital.

Una investigación en Princeton reportó que los estudiantes que toman notas a mano contestaron mejor preguntas de discusión que los que lo hicieron digitalmente debido al proceso de refrasear lo escuchado, que ocurre al tomar notas a mano, que ayuda a retener el material y al análisis.

La destreza de deletreo es superior en estudiantes que escriben a mano, así como la capacidad para recordar lo que han escrito.

La escritura digital: rapidez y diversión

Los que abogan por la escritura digital argumentan que aumenta la rapidez para escribir, toma menos tiempo escribir lo mismo y la mano se cansa menos, así que se puede escribir más, algo importante en una sociedad en la que el tiempo es un factor determinante en muchos renglones. En adición, añaden que los niños lo encuentran más divertido y son menos renuentes al momento de escribir, algo también típico de una generación que constantemente clama por diversión.

La escritura en el futuro

Desde la antigüedad, el ser humano dejaba plasmado el quehacer diario y la historia a través de la herramienta de la escritura. Actualmente, al igual que otras áreas, la tecnología está modificando la misma. Si prevalece la tendencia, ¿aumentará el número de niños que no logren dominar  la destreza de lectura, y por ende, la escritura? ¿Estarán usando menos funciones cognitivas y conexiones cerebrales? ¿Estará afectando la gradual eliminación de la escritura a mano, y sobre todo en cursivo, el desarrollo del cerebro de nuestros niños? ¿Podrán leer futuras generaciones documentos históricos en cursivo? Las interrogantes son muchas y suficientemente importantes como para reflexionar en el riesgo en que podríamos estar colocando a nuestros niños, a nuestra sociedad, en un futuro que quizás no sea tan lejano.

La autora es patóloga del habla y lenguaje y directora del Instituto Fonemi de Puerto Rico. El Instituto Fonemi de Puerto Rico es una institución terapéutico-educativa que utiliza los programas modalidades y técnicas de terapia más efectivas, como la terapia sensorial auditiva Tomatis, el programa Lindamood Bell, la terapia oral-motor, la terapia para apraxia del habla infantil y la de narrativa, para ayudar a niños y jóvenes con diversos desórdenes de desarrollo o diagnósticos a superar muchas de sus  dificultades. Ha desarrollado un programa integrado e intensivo para niños con autismo, problemas de lectura y escritura, apraxia del habla infantil y para prescolares con implante coclear.

Advertisements

Leave a Reply

%d bloggers like this: