Advertisements
La Isla Oeste

Viva la llama del Maratón de La Candelaria

Foto/Luis Daniel Sanchez

Por Lester Jiménez

Para La Isla Oeste

Mayagüez. Todavía doña Antonia Ventura recuerda la primera vez que vio pasar a los maratonistas durante la carrera 10K de La Candelaria, allá para mediados de la década del 80. De inmediato, sintió una conexión con el fondismo que perdura hasta estos días.

“Recuerdo que los vi bajando por el Puente París y me dije: ‘Ay a mí me gustaría correr aunque solo hayan hombres. A al año siguiente, me inscribí”, rememoró Ventura, de 67 años y natural del barrio Quemado en Mayagüez.

Así se convirtió en una de las primeras féminas en participar en la carrera, que este domingo celebró su trigésimo quinta edición y que reunió a sobre 700 participantes.

“Corrí cuando apenas corrían mujeres. Era una carrera mayormente para hombres y no se daba dinero. Lo único que daban era un trofeo, pero yo todavía los guardo con mucho amor”, aseveró la veterana fondista, quien desde que inició en el deporte solo se ha ausentado a una edición de la Candelaria.

La carrera 10K de La Candelaria celebró su primera edición en 1971, como una de las actividades que se realizaban para resaltar a la patrona de la ciudad de Mayagüez, Nuestra Señora de la Candelaria. El evento, sin embargo, sufrió una pausa de diez años, pero regresó en el 2010 aprovechando la efervescencia deportiva que acompañó la celebración de los Juegos Centroamericanos y del Caribe en esta ciudad. Desde entonces la cantidad de corredores y caminantes ha sido mayor cada año.

“La participación en el 2000 fue alrededor de 90 participantes. Cuando nosotros lo tomamos en el 2010, lo subimos exponencialmente a sobre 400 participantes y desde entonces hemos estado incrementando los números de corredores. Este año esperamos superar los 700 atletas”, dijo Francisco Colón, presidente del comité organizador.

Y entre ellos estaba Antonia. Con sus zapatillas bien amarradas y una gorra para protegerse del sol, fue de las primeras atletas en llegar el domingo al vestíbulo del estadio Isidoro “Cholo” García, lista para participar una vez más en la carrera.

“Me gusta mucho porque represento a mi pueblo y si corro otras carreras ¿por qué no correr el mío?”, destacó Ventura, quien ha participado en la mayoría de las carreras del país, incluyendo la Media maratón de San Blas, la cual ha completado en 22 ocasiones.

Y lo mejor es que no tiene planes de retirarse por el momento.

“Mientras no me duelan las rodillas, correré hasta que Dios quiera”, señaló.

UNA CARRERA DIFERENTE

La amenaza de lluvia no dejó que se apagara La Candelaria.

Las actividades iniciaron a eso de las 11:15 de la mañana con las carreras infantiles y juveniles para participantes entre las edades de 4 a 17 años en distintas categorías.

Nosotros queremos darle importancia a los niños. Que vivan la experiencia de participar en un evento de fondismo para que en el futuro ellos sean los que corran la carrera de adultos”, dijo Colón.

Mientras, en el área del vestíbulo del estadio Isidoro “Cholo” García, se llevaban a cabo las inscripciones y entrega de camisetas para los participantes del evento.

Desde las 3:00 p.m. comenzó a llegar el grueso de los participantes, que hacían fila para recoger su camiseta y el dispositivo electrónico (ship) con el que mediría el tiempo oficial de la ruta.

Poco a poco, el “lobby” del estadio comenzaba a llenarse de corredores, algunos aficionados, caminantes o fondistas elites, como el utuadeño Luis Collazo, uno de los principales fondistas del patio y defensor del título de la carrera que ganó el año pasado.  

“Esta carrera es carismática. Primero que la ruta es muy buena, porque es toda llana. La vista también es hermosa y el comité organizador hace un gran trabajo”, dijo Collazo, quien además posee la marca de la carrera (29:45) que realizó en el 2010.

A las 5:00 p.m. se escuchó el disparo de salida frente al “Cholo” García. La ruta, transcurrió por la avenida González Clemente, a lo largo de todo el Litoral la altura de la Villa Centroamericana, donde realizaron una vuelta en “U” y regresaron hasta el punto original frente al estadio de los Indios.

El peñolano José Fornés se mantuvo toda la ruta en el puntero y en los últimos tres kilómetros dio el halón definitivo para llevarse el triunfo con tiempo de 31:14. Collazo finalizó segundo con 31:50 y el aiboniteño Pedro Rivera finalizó tercero con cronómetro de 32:02.

“Mi plan era tratar de correr la milla en cinco minutos para poder estar cerca de los 31 minutos de carrera y así lo hice. Sabía que tenía competencia dura, pero me sentí fuerte. Siempre intento definir la carrera antes del séptimo kilómetro para poder llegar cómodo, sin nadie que me presione”, expresó Fornés, quien había finalizado segundo en las ediciones 2012 y 2013.

Mientras, la primera atleta femenina en llegar a la meta fue la colombiana Lineida Mateus con tiempo de 38:38.

“La ruta es excelente y se presta para establecer nuevas marcas. En mi caso vengo de dos semanas de inactividad y por eso no pude hacer mejores tiempos, además de que la humedad estaba alta y lloviznó un poco,  pero es una gran carrera”, destacó Mateus.

Para el Comité Organizador, el éxito del evento sugiere un crecimiento mayor, a medida que aumente la cantidad de participantes, tanto locales como del extranjero.

“Ya hay personas que consideran esta carrera la mejor de la zona Oeste. Nuestra meta a largo plazo es convertirla en una de las mejores de todo Puerto Rico”, sentenció Colón.

Advertisements

Leave a Reply

%d bloggers like this: