Advertisements
La Isla Oeste

Especial MADRES; ‘Llenó un espacio que había en nuestros corazones’

La secretaria de Familia, Idalia Colón Rondón, narra el proceso de adopción que la convirtió en madre.

Suministrada

Por Daileen Joan Rodríguez / Especial para La Isla Oeste

Todavía recuerda cuando lo tuvo en sus brazos por primera vez. La maternidad se había encajado en su entera existencia menos en su vientre. Aun así, llegó el hijo adorado.

No todas las madres paren, pero sí todas dan a luz una criatura. Dar luz. El verbo y el sustantivo que encauzan la vida.

En entrevista exclusiva con La Isla Oeste, Idalia Colón Rondón, relata cómo la oportunidad de adoptar surgió en 1992, sin mucha planificación. Así, como en muchos casos el embarazo.

Para ella la idea de tener un niño en el calor de su hogar estaba en su punto de ebullición. Tras cinco años de matrimonio con su esposo Agustín Álvarez, llegó Luis Enrique.

El proceso comenzó con la certificación de Hogar de Crianza en el Departamento de la Familia.

“Un buen día, terminado todo el proceso, una trabajadora social nos llamó. Dijo que había un niño en un hogar y (preguntó) si queríamos irlo a conocer. Ese día mi esposo y yo fuimos y automáticamente el nene –que acababa de cumplir dos años- se fue a la falda de mi esposo. Él nos seleccionó a nosotros”, recordó Colón Rondón, quien quizás para entonces no imaginaba que hoy sería secretaria del Departamento de la Familia.

Desde que dio a luz a Luis Enrique, han pasado 24 años.

“Mi hijo tiene ya 26 años y fue un proceso bien interesante. Él tenía a su mamá viva en ese entonces y a su abuela. La relación ha sido una siempre abierta con su familia biológica”, acotó Colón Rondón, destacando que su hijo aun se relaciona con sus hermanos, que son cinco más, así como con su abuela.

“Yo valoro el desprendimiento de su mamá biológica. Ella ya no está viva. Pero supo que las circunstancias en que ella estaba, no podía hacerse cargo de sus hijos. Sé que tuvo que haber sido para ella un proceso muy difícil, por todo el aspecto cultural, pues siempre se espera que una madre crie a sus hijos. Pero no siempre las circunstancias o las condiciones que sean permiten hacerlo”, expresó.

Su maternidad ha sido como todas, llena de retos y emociones. Como todo adolescente, Luis Enrique llegó a preguntarse muchas cosas en un momento, según recuerda.

“Le fuimos explicando. Siempre le hablamos con la verdad. Hoy puedo decir que nosotros logramos criar a un joven que tiene todos los atributos para hacer feliz a otras personas”, afirmó una madre orgullosa.

“Es un hombre con una sensibilidad extraordinaria. Con muchísimos talentos. He tenido mis luchas como las tienen todas las mamás en esa etapa de la adolescencia tan difícil. Pero doy gracias a Dios que me haya dado la oportunidad”, agregó.

Luis Enrique es hoy “un espíritu libre”, según lo describe su madre. Haberse formado en el seno de la familia Álvarez Colón, le hizo ser uno de ellos, pero no le restó confiarse a sí mismo sus sueños de convertirse en un talentoso artista gráfico.

Su pasión por el arte y la fotografía le colma de oportunidades y amistades que valoran su relación.

“Todo el mundo pregunta por Luis Enrique, porque realmente transmite, creo yo, ese amor. Lo importante es que el mantiene una relación con su familia biológica. Su abuela es su todo, sus hermanos son su todo. Sé que él tiene otra gente que lo quiere y eso es importante”, apuntó.

Adoptar es posible

La secretaria de Familia señaló que la agencia mantiene bajo su custodia a niños que ya están liberados de patria potestad.

“Nuestro interés es conseguirle hogar. Una de las metas mías como secretaria, es conseguirles un hogar, una familia que les de estabilidad a estos niños, con todo lo necesario que uno necesita para crecer en el núcleo de una familia”, concluyó.

¿Te interesa adoptar? Llama al 1-888-359-7777 o accede a adopcion@familia.pr.gov

Advertisements

Leave a Reply

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: