Advertisements
La Isla Oeste

Víctima de mascare en Orlando llega a San Germán

Desde hoy, familiares y amigos desfilan por la Funeraria Santa Marta para rendirle sus respetos en San Germán.

2016/Foto One Red Media

Por Daileen Joan Rodríguez

Para La Isla Oeste

San Germán. Rodolfo Ayala empacó sus sueños y llegó al estado de Florida hace 8 años. Pero a la edad de 33, pasó de ser biólogo supervisor a registrarse como una de las 49 víctimas mortales de la mascare reportada el domingo pasado en la discoteca Pulse, en la ciudad de Orlando.

Hacía un año que había comprado su casa, carro y tenía planes de llevarse a su papá y su mamá a vivir con él. Cuando ocurrió la tragedia y sus familiares intentaron comunicarse a su celular sin éxito, su mamá sospechó que algo malo le había pasado al más pequeño de sus hijos y el corazón le falló de un leve arresto cardiaco.

Tan reciente como en abril, Rodolfo había venido a compartir con sus familiares en Puerto Rico. Anoche los restos de este hijo del pueblo de San Germán llegaron a la Isla. Desde hoy, familiares y amigos desfilan por la Funeraria Santa Marta para rendirle sus respetos en su pueblo natal, pese a que ya le habían celebrado un memorial en Orlando para que sus compañeros de trabajo y allegados allá pudieran darle el último adiós. Al templo de Discovery Church, en Orlando, asistieron sobre 400 personas para su memorial.

 “El tenía metas y las cumplió. Ya él era todo un profesional, se realizó como persona. Llevaba cinco años trabajando para la compañía One Blood (centro de sangre). Era jefe, pues recientemente lo habían ascendido”, explicó su amiga Vanessa Alemañi Reyes, a quien Rodolfo conoció en escuela superior.

Tanto ella como su otra compañera de clases, Ali Rodríguez, con quien Rodolfo fue a vivir en Orlando cuando se trasladó a Florida, se mantuvieron a cargo del recibimiento en la funeraria, donde ni padres ni hermanos estuvieron disponibles para hablar con la prensa local.

Su primo hermano, Xavier Ayala, compartió con La Isla Oeste el duro golpe que fue para ellos perder al “querendón” de la casa.

Sobrevivió al ataque su pareja

El futuro de Rodolfo se vio apagado por varios disparos que cegaron su vida, al igual que la de otros amigos. Esa noche compartía con un grupo de doce compañeros cuando les sorprendió el asesino, Omar Seddique Mateen, quien entró al lugar disparando a mansalva.

“Él tenía pareja, pero no vivían juntos. Su pareja está herida y está en el hospital”, acotó su amiga Vanessa, quien se encontraba en el trabajo cuando una de las amigas de Rodolfo le envió un mensaje de texto advirtiéndole que había habido una masacre y su amigo no aparecía.

La pareja de Rodolfo –cuyo nombre no fue compartido- sobrevivió a los disparos, pero se mantiene bajo observación en un hospital en Orlando.  El también puertorriqueño ya ha sido notificado de la muerte de su amado Rodolfo, cuyos familiares se han mantenido en comunicación constante.

“Cuando pasa algo así, la información que sale no es mucha. Es frustrante para la familia y amigos que están bregando con esa situación, tratando de averiguar. Cuando tratas y ya no estás recibiendo nada (de información) ya tú te sospechas, pero piensas que no (puede ser)”, expresó Vanessa, quien finalmente se enteró que su amigo había muerto, cuando el gobernador de Florida ordenó que se dieran a conocer los nombres de los heridos sobrevivientes y el de Rodolfo no fue mencionado.

Oficialmente la notificación fue en casa de Ali a las 5:00 am del lunes. Ali recibió la notificación por parte de agentes del FBI y la policía local. En el hospital, donde se había habilitado un salón para familiares y allegados de las víctimas, la consternación también arropaba a quienes no habían tenido noticias aun de sus seres queridos.

“Los doctores llegaban y daban información. Se leían las listas mientras llegaban y según se iban identificando (a las víctimas), pues muchos no tenían identificación y ellos (el personal médico) no sabían con exactitud hasta que la investigación terminara”, acotó Ali.

Rodolfo murió de varios impactos, confirmó la amiga que vive en Orlando y vino a Puerto Rico para el sepelio.

El entierro está pautado para este lunes a las 10:00 am, en el Cementerio Porta Coeli. Le sobreviven sus padres, dos hermanos mayores y sobrinos ahijados. QEPD.

Advertisements

Leave a Reply

%d bloggers like this: