Advertisements
La Isla Oeste

Revive idea para acuerdo de co manejo en La Parguera

Los acuerdos de co manejo han resultado una alternativa en Puerto Rico para preservar las áreas a la misma vez que la comunidad participa de su desarrollo sustentable.

2016/Foto One Red Media

Por Daileen Joan Rodríguez

Para La Isla Oeste

Lajas. La idea de conformar una junta de co manejo para la Reserva Natural de La Parguera ha venido tocando a la puerta de líderes de esa población desde hace años, apoyados por la comunidad científica, la Academia y los grupos ambientalistas.

 “Nosotros hemos mencionado la idea de que se haga una junta de co manejo donde se incluyan a los comerciantes, a los residentes, a los caseteros (personas que residen en las casas sobre el mar), los pescadores y todos los grupos interesados en el manejo de la Reserva Natural”, explicó el biólogo Braulio Quintero Nazario.

El planteamiento toma vigencia en momentos cuando la legislatura da paso al Proyecto del Senado 1621, de la autoría de los senadores Antonio Fas Alzamora y Larry Seilhamer, que viene a enmendar la “Ley Orgánica del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales”, a los fines de establecer la “Zona de Planificación Especial Turística de las Casetas y Muelles sobre el agua y terrenos de dominio público de La Parguera”; entre otras cosas.

Cabe señalar que este Proyecto, que pasa ahora ante la consideración del Gobernador Alejandro García Padilla, fue rechazado por el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA). Precisamente, la secretaria de esta agencia, Carmen Guerrero, exhortó al primer mandatario a no apoyar la medida.

Citando un informe del profesor Manuel Valdés Pizzini, del Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Mayagüez, el biólogo Quintero Nazario recordó que La Parguera es un sistema “que tiene aspectos sociales y aspectos ecológicos que se integran”, mencionó quien cursa un doctorado en Ciencias Ambientales y pertenece al Institute for Socio Ecological Research (IserCaribe).

“Una junta de co manejo sería la herramienta perfecta, en mi opinión, para poder manejar esto como un sistema social ecológico. Sería un acercamiento novel en Puerto Rico, algo nuevo para hacer manejo de otra manera”, acotó el biólogo.

Actualmente existen acuerdos de co manejo para aéreas reservadas como el que lidera el grupo Protectores de Cuencas para el Bosque Estatal de Guánica proclamado  Reserva de la Biosfera de las Naciones Unidas en 1981, entre otros.

“Pero esos sistemas bajo acuerdos de co manejo no tienen los elementos que tiene La Parguera”, acotó Quintero Nazario, recordando que allí existe una comunidad establecida por más de 60 años, considerada un poblado.

“Esto es una unidad parte de lo que es el pueblo de Lajas. Esto es relativamente autosuficiente”, destacó, mencionando que el poblado cuenta con cuartel de Policía, supermercados, pescadores, etc.

Es precisamente esa complejidad social-económica de La Parguera, la que marca  la posibilidad de impulsar un acuerdo de co manejo bajo un sistema social ecológico, según expresó el biólogo, quien afirma que el sentido de pertenencia existe en el poblado donde hoy se cuestionan las concesiones que otorga el Proyecto del Senado 1621 a los dueños de casetas en la zona marítimo terrestre.

Si bien es cierto que la población residente en La Parguera no muestra quizás el mismo arraigo de sus antepasados pescadores  y ahora presenta un cambio en la dinámica poblacional, también es cierto que hasta allí han llegado otros, precisamente buscando la oferta que la naturaleza provee y la quieren defender.

A favor del Proyecto del Senado 1621 presentó su  ponencia la Asociación Comunitaria de la Parguera, Inc., recomendando que fuera aprobada como un proyecto piloto de manejo de terrenos de dominio público, para que posteriormente se extienda a otras áreas, incluyendo los Municipios de Vieques y Culebra. Argumentaron que el desarrollo de propiedades sobre el litoral costero se ha convertido en uno de los mayores atractivos para los turistas y uno de los factores determinantes a la hora de escoger un destino. Señalaron que el conjunto de las propiedades se ha convertido en un ícono que ha sido utilizado por la Compañía de Turismo de Puerto Rico como parte de las campañas publicitarias. Además, destacaron que los propietarios de las residencias que forman parte de la Asociación aportaron al desarrollo de la infraestructura de La Parguera, construyendo un sistema de alcantarillado sanitario, conectado a la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados.

En contraste, Sea Grant, argumentó que el proyecto trata asuntos sumamente complicados y trascendentales, como la transferencia del uso y disfrute de los bienes de dominio público. En el mismo, no se toma en consideración que estos bienes no están sujetos a enajenación, a prescripción adquisitiva, ni se pueden gravar con servidumbres. “En otras palabras, la decisión de otorgar concesiones por el término de noventa y nueve años, es lo mismo que transferir el uso y disfrute de estos bienes de dominio público exclusivamente de forma permanente”, reza la ponencia.

Según el biólogo de IserCaribe, los acuerdos de co manejo han resultado una alternativa en Puerto Rico para preservar las áreas a la misma vez que la comunidad participa de su desarrollo sustentable.

El Taller de Arte y Cultura de Adjuntas, mejor conocido como Casa Pueblo, vino a ser la primera organización de base comunitaria que logró establecer un acuerdo de co manejo con el DRNA para el área protegida del Bosque Estatal del Pueblo, que se firmó en 1996.

Desde entonces, diversos grupos comunitarios comenzaron a proponer distintas iniciativas de conservación participativa en las áreas protegidas aledañas a sus comunidades con distintos niveles de éxito, según afirma la secretaria del DRNA en un análisis sobre la Iniciativa para un Desarrollo Sustentable en el que habla sobre la colaboración y gestión comunitaria en los recursos naturales, publicado en la Revista de Administración Pública en diciembre de 2006.

Advertisements

1 Comment on Revive idea para acuerdo de co manejo en La Parguera

  1. El amigo Quintero de le olvids mencionar varias cosas importantes:
    1. No menciona que TOFOS LOS CAYOS, salitrales y manglares SON de un bosque publico wue pertenece a todo puertorriqueño, no a los parguerenses ni mucho menos al municipio. Este bosque fue creado en el 1918 y se conoce como Bosque Estatal de Boquerón.
    2. Es en el BEB que el P de S deses regalar los terrenos de este regalo natural. Las cssetas hay que sacarlas por ser ilegales yboor ser un problema ENORME de manejo. Esto es como construir casetas en Yellowstone Park y oara colmo dejar ese arrabal contaminante en el lugar.
    3. El amigo Quintero, aunque ssbe de ecologia no ssbe administrar los recursos naturales, ni sabe restaural salitrales, no sabe restaurar manglares, habilidades muy necesarias. Es más estamos seguro que no tiene idea de las esoecies de aves, reptiles, y miles de otras wue alli existen.
    4. Dada la forma agresiva y preootente de la mayoria de los caseteros el comanejo que él habla no se podria llevar s cabi, si el manejador ni va armado y con guarda espaldas.
    5. El Sr, Quintero tiene serios conflictos de interes ya que es amigo de los caseteros,gente muy adinerada y poderosa. Da la impresion de que juega conFFios y el Diablo.

Leave a Reply

%d bloggers like this: