Advertisements
La Isla Oeste

Con fecha vista preliminar por masacre en Cabo Rojo

El juez ordenó la continuación de los procesos y el traslado del imputado desde el hospital psiquiátrico a la cárcel Las Cucharas.

2016/Foto One Red Media

Por Daileen Joan Rodríguez

Para La Isla Oeste

Mayagüez. El juez José Montijo Román del Tribunal de Primera Instancia en Mayagüez resolvió esta mañana que Justin Andrés Acosta McGowin, imputado por la masacre de tres ancianos en Cabo Rojo, es procesable.

Según expresó, las conclusiones de la psiquiatra del Estado, Dra. Jamilka Rolón, quien había certificado el pasado 28 de junio que Acosta McGowin es procesable para iniciar el curso de vista preliminar, fue basado en la prueba recopilada de tres peritos en salud mental.

A solicitud del licenciado Julio E. Gil de Lamadrid Pérez, representante legal del imputado, el juez había dado tiempo hasta hoy, viernes, para que un perito contratado por la defensa entrevistara a su representado en aras de garantizar sus derechos.

Esta mañana el psicólogo forense Fernando Medina Martínez, sostuvo que Acosta McGowinn no está listo para enfrentar el proceso porque del expediente se desprenden varios factores que contrarrestan la opinión de la perito del Estado, tales como que mientras Acosta McGowin estaba en el hospital “intentó suicidio porque tenía voces de comando”, dijo el perito, agregando que “uno de los indicadores de esquizofrenia es escuchar voces”.

Empero el juez determinó que “la doctora también basó su conclusión en pruebas y entrevistas con equipo interdisciplinario del hospital en Rio Piedras, de los récords médicos anteriores a los hechos”.

“El Tribunal determina que el ciudadano es procesable y descarta la No Procesabilidad que hizo el perito de la defensa”, sentenció el magistrado, ordenando el traslado del imputado del hospital psiquiátrico correccional de Bayamón, donde se encuentra el joven de 23 años, hacia la cárcel Las Cucharas en Ponce.

Acosta McGowin enfrentará su proceso de vista preliminar el próximo 8 de julio, por cargos de asesinato, ley de armas, robo y ley vehicular.

Los hechos ocurrieron el pasado 30 de abril en la residencia de sus abuelos paternos, el sector Corozo en Cabo Rojo, donde fueron hallados masacrados la pareja de ancianos, junto a un tercer anciano minusválido.

Tras someterlo a varios exámenes y pruebas psicológicas, el diagnóstico del joven es Desorden Psicótico No Específico, que según la psiquiatra del Estado, es un diagnóstico que descarta el uso de sustancias o esquizofrenia.

Advertisements

Leave a Reply

%d bloggers like this: