Advertisements
La Isla Oeste

Pide al gobernador vetar controversial proyecto en La Parguera

El contratista exige la aplicación de las leyes a todos por igual.

2016/Foto One Red Media

Mayagüez. El ingeniero Fernando Sumaza Díaz, presidente de la firma de construcción West Corp., hizo un llamado al gobernador Alejandro García Padilla a rechazar la aprobación del Proyecto del Senado 1621, el cual pretende legitimar la permanencia de casas de veraneo construidas ilegalmente a la orilla de La Parguera, en Lajas.

“Como miembro de la industria de la construcción, siento que es mi deber exigir la aplicación de las leyes a todos por igual, y no la creación de leyes de excepción a mecanismos que ya existen. Quien interese una concesión la debe solicitar por el mecanismo existente. Si no se otorga, es porque no procede. Si se otorga, procede y que se disfrute. No se  puede crear legislación de excepción sobre excepción a nuestro sistema para acomodar a casos individuales. La regla debe ser la regla”, solicitó en declaraciones escritas.

Este añadió que “tal y como en el pasado la Asociación de Constructores de Hogares y la Asociación de Contratistas Generales de Puerto Rico, han alertado sobre la necesidad de atender el problema de lotificación simple en la Isla, consistente en la construcción sin cumplir con los procesos de planificación y permisos gubernamentales en parcelas a través de todo el territorio, los miembros de nuestra industria no podemos quedarnos silentes ante lo que se pretende hacer con este proyecto de ley, que es incentivar que se fomente y legalice con esta práctica, ahora en la Parguera.”

Sumaza Díaz quién a su vez representa la firma de desarrollo  Buko Development, Inc., señaló que esta última lleva una cruzada de 10 años para que se eliminen las casas de veraneo construidas y que se han apropiado ilegalmente en la zona marítimo-terrestre, a las orillas de la playa Buyé, en Cabo Rojo. Buyé regularmente muestrea inhóspita para baño, causa de las descargas sanitarias al mar de estas estructuras.

“Hemos dedicado recursos económicos y legales sustanciales de nuestra empresa en procesos ante el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales y los tribunales, para sanear la zona marítimo-terrestre de la playa Buyé. Para que se cumpla con el estado de derecho actual. Con la ley vigente. Esto, dirigido a viabilizar la construcción de un concepto en desarrollo de un proyecto ecoturístico fuera precisamente de dichos terrenos, garantizando así el acceso público y el disfrute de la orilla del mar por todos, y sensible a la adyacente Reserva Natural Punta Guaniquilla, manejada por la organización Para La Naturaleza.  Todos en Puerto Rico, y particularmente los que intentamos impulsar un desarrollo sostenible, tenemos el deber de dar el ejemplo con el cumplimiento de las leyes y los reglamentos,” sentenció.

Advertisements

Leave a Reply

%d bloggers like this: