Advertisements
La Isla Oeste

Exigen a gobernador veto a tres medidas que impactan el oeste

Fueron muchos los que se movilizaron en las redes sociales para que no se aprobaran ciertos proyectos en la legislatura.

Por One Red Media

Lajas. Culminada la sesión legislativa en la que se aprobaron medidas por las que el pueblo de Puerto Rico adolece, relacionadas a recursos naturales protegidos, el gobernador Alejandro García Padilla, tiene ante sí sendas solicitudes de veto, específicamente en tres proyectos que impactan a la región oeste.

Uno de ellos es el Proyecto del Senado 1621, de la autoría de los senadores Antonio Fas Alzamora y Larry Seilhamer, que busca permitir la permanencia de casas de veraneo construidas ilegalmente en el litoral costero de La Parguera en el municipio de Lajas.

Otra medida es el Proyecto del Senado 1055, del senador Ramón Ruiz Nieves, que viene a enmendar la Ley 277 de la Reserva Agrícola del Valle de Lajas, a los efectos de excluir de la Reserva aquellos terrenos que no tienen valor agrícola, dejando a un lado la recomendación del Departamento de Agricultura, agencia con el peritaje para determinar qué es un terreno agrícola.

En tercer plano está el Proyecto de la Cámara 2213, presentado por los Representantes Carlos Bianchi Angleró y Efraín de Jesús, que busca enmendar la Ley 184 del 2002, Ley de Reserva Agrícola de Guanajibo, excluyendo de la Reserva terrenos agrícolas de los municipios de San Germán, Hormigueros y Cabo Rojo.

Piden el veto

Para el Proyecto del Senado 1621 fueron muchos los que se movilizaron a través de las redes sociales en un intento para que no se aprobara en la legislatura. En esta movilización se manifestó gran parte de la comunidad científica y ambientalista del país. Incluso el Presidente de la Federación de Pescadores de Puerto Rico, Miguel “Chan” Dávila, denunció como un atropello el intento para encaminar la privatización de las playas.

En un comunicado, la Federación de Pescadores de Puerto Rico, que agrupa a numerosas organizaciones de pescadores a lo largo de todas las costas de la Isla, advirtió que no permitirán que personas con aparentes intenciones de beneficiar a unos pocos les quiten un recurso natural que es indispensable para llevar el sustento a sus familias.

“Como pequeños y medianos comerciantes que dependemos del acceso al mar y de la salud de los ecosistemas costeros, rechazamos cualquier pretensión de robarnos los recursos naturales que nos pertenecen a todos los puertorriqueños en igualdad de condiciones.  Por tal razón, pedimos al gobernador que defienda el interés del Pueblo y no apruebe el Proyecto del Senado 1621,” señaló Dávila.

Por su parte, el Frente Unido Pro-Defensa del Valle de Lajas, también pidió el veto del Proyecto del Senado 1055, aprobado el pasado 30 de junio, así como al Proyecto de la Cámara 2213.

“Lo sorprendente es que el mismo día se aprobó otra medida que busca excluir terrenos agrícolas de otra reserva agrícola; en este caso la del Valle de Guanajibo. El Proyecto de la Cámara 2213 excluiría de la Reserva de Guanajibo terrenos agrícolas de los municipios de San Germán, Hormigueros y Cabo Rojo. Ambas medidas tienen que ser avaladas por el Gobernador para que se conviertan en Ley”, destacó el portavoz del Frente, Alfredo Vivoni Remus, quien manifestó que de aprobarse las mismas se estaría validando el argumento de que el interés particular es más importante que el interés social de proteger los terrenos agrícolas y aumentar la producción agrícola en el país.

Vivoni destacó que el Proyecto de la Cámara 2213 trata de justificar la revisión de la delimitación argumentando que de no excluirse ciertas propiedades éstas podrían desvalorizarse y no se podrían segregar en solares “para propósitos sucesorales”.

“Son precisamente estos argumentos los que han propiciado la pérdida de terrenos agrícolas en Puerto Rico. De aprobarse estos proyectos se estaría apoyando la misma lógica que supuestamente “justifica” las medidas de exclusión; es decir, los intereses privados y particulares de las personas cuyos terrenos se excluirían de la Reserva por encima de la necesidad social de proteger los terrenos agrícolas en Puerto Rico independientemente de quien sea el dueño” acotó Vivoni.

El Proyecto de la Cámara 2213 contó con la oposición del Departamento de Agricultura como de la Junta de Planificación. A pesar de esto las Comisiones de Agricultura, tanto en la Cámara como en el Senado emitieron informes positivos sobre la medida.

Por su parte, Luis Ortiz, miembro de la Junta Directiva del Frente planteó que “al igual que ocurre con la Reserva del Valle de Lajas, las personas que interesaban que sus terrenos fuesen excluidos de la Reserva de Guanajibo, tuvieron varias oportunidades en vistas públicas para presentar sus argumentos ante el Departamento de Agricultura y la Junta de Planificación. Podemos concluir que sus argumentos no fueron validados por estas dos agencias que son las llamadas a determinar el valor y mejor uso de un terreno.”

El Frente, que reclama al gobernador de Puerto Rico el veto para los dos proyectos,  advirtió que de aprobarse, estos serían los primeros pasos para desmantelar las reservas agrícolas en Puerto Rico.

“Estas reservas han sido uno de los grandes logros del sector agrícola en las últimas décadas pues han protegido los terrenos agrícolas que estaban amenazados por la falta de planificación y el embate de la construcción”, concluyó en declaraciones escritas.

Advertisements

Leave a Reply

%d bloggers like this: