La Isla Oeste

Editorial: ¿Qué va a pasar con las casetas?

El gobernador Alejandro García Padilla vetó anoche el Proyecto del Senado 1621 que legalizaría las casetas sobre agua en Parguera.

2016/Foto One Red Media

Algunas han estado ahí por casi 60 años ilegalmente. Hasta ayer, existía entre los dueños de las casetas sobre el agua en la Parguera, la esperanza de poder obtener un permiso legal  a cambio de pagos por arrendamiento.

Pero tras una intensa oposición de varios sectores, el gobernador Alejandro García Padilla, no dio paso al controvertible Proyecto del Senado 1621, que buscaba establecer una zona de planificación especial turística de casetas y muelles sobre el agua y terrenos de dominio público, entre otras cosas.

La pregunta forzada ahora es ¿qué va a pasar con las casetas?

Más allá de la controversia que generó la medida de la autoría de los senadores Antonio Fas Alzamora y Larry Seilhamer, que terminó vetada anoche en Fortaleza, se cargan ahora los ánimos en el poblado de la Parguera, donde son muchos los que defienden la economía que generan los llamados caseteros en ese entorno, empezando con el alcalde Marcos ‘Turin’ Irizarry Pagán.

Lo cierto es que, el área donde se levantan las casetas, ubica dentro de la Reserva Natural que forma parte del Bosque Estatal de Boquerón, y esos sectores pro conservación del ambiente que hasta ahora habían estado silentes sobre la presencia de “una Venecia” en la Parguera, ahora han despertado para defenderla.

El veto del gobernador se dio bajo el planteamiento de que el proyecto no atiende el problema de las casas ilegales, que actualmente están conectadas a servicios básicos de agua y luz, y son para algunos la única vivienda.

Advertido de que firmar el proyecto sentaría un precedente para que se inicie una ola de reclamos para la de legalización de otras casas construidas en zona marítimo terrestre  alrededor de la Isla, el primer ejecutivo puso en manos del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales el resolver el problema de las casas en Parguera, tomando en cuenta la preservación del ambiente, aunque velando también por el desarrollo económico y turístico de  ese poblado.

¿Podrá el nuevo secretario de Recursos Naturales y Ambientales atender el problema?

La semana pasada, cuando aun se tenían expectativas sobre la firma del gobernador al proyecto que legalizaría las casetas y establecería límites para construir o hacer mejoras en las estructuras, Vigilantes del DRNA sorprendieron a un contratista haciendo trabajos en una de las casas, acción que está bajo investigación.

¿Tiene garras el gobierno para evitar que se continúe con este patrón? Lo sabremos a continuación.

1 Comment on Editorial: ¿Qué va a pasar con las casetas?

  1. De cierta forma estos solares lo hacian aquellas personas adineradas y conecciones politicas para su conveniencias familiares personales sin ninguna autorizacion, ni permisos. Solamente para beneficios personales de ellos. Violentando las leyes municipales y del medio ambiente. Da~nando unos de los recursos ambientales mas importante y exclusivo turistico que es la Laguna Flourescente. demas que estan expuestas dentro de la la Laguna y el Mar. la Ley de Puerto Rico y del Mundo entero dicta que toda vivienda o proyectos de viviendas deben de estar a ciertas distancia ( 200 pies ) fuera del mar o laguna. La playa es libre y gratis para toda persona que asi la vaya avsitar y hacer su dia de recreacion. Como ya estan instalada seria bueno que estos due~nos pagen por sus sitios al gobierno constribucciones y tengan permiso para ser due~nos del sitio o local. Todo como manda la ley.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: