La Isla Oeste

Adversa opinión de Contralora en Cabo Rojo

El Informe de cuatro hallazgos señala que de julio de 2011 a junio de 2014 se autorizaron 1,004 transferencias de crédito por $7 millones sin las certificaciones de sobrantes requeridas contrario a la Ley 81-1991.

San Juan. Una Auditoría de la Contralora de Puerto Rico emitió una opinión adversa sobre la administración del presupuesto, los desembolsos y la contabilidad del municipio de Cabo Rojo.

El Informe que cubre el periodo del 1 de julio de 2011 al 30 de junio de 2015 revela desviaciones de disposiciones de ley y de reglamentación por los déficits presupuestarios en el Fondo Operacional, sobregiros en fondos municipales e ingresos sobrestimados.

Para los años fiscales del 2012 al 2015 los déficits ascendieron a $1.1, $7.5, $3.2 y $3.3 millones respectivamente lo que representó un déficit del 5%, 32%, 14% y 15% del presupuesto total del municipio, y también se sobrestimaron los ingresos de partidas municipales por $1.5, $3, $1.1 y $2 millones para dicho periodo.

“El municipio no consignó una partida para cubrir el déficit acumulado en el presupuesto del 2015-16, situación que reduce los recursos disponibles para el año fiscal siguiente y es contrario a las directrices establecidas por la Oficina del Comisionado de Asuntos Municipales”, expresó la OCPR en un comunicado.

El Informe de cuatro hallazgos señala que de julio de 2011 a junio de 2014, los alcaldes en funciones y la Legislatura Municipal autorizaron 1,004 transferencias de crédito por $7 millones sin las certificaciones de sobrantes requeridas contrario a la Ley 81-1991. Esta situación limita la capacidad de pago para cumplir con los compromisos para los cuales se separaron los créditos.

La auditoría identificó -de febrero de 2013 a febrero de 2015- deficiencias con los comprobantes de desembolso y sus justificantes, entre otros, la falta de información de las direcciones físicas y electrónicas de los negocios, o la falta de la firma del licitador, indica el parte de prensa.

Además, en las cuentas bancarias del Municipio se mantenían al 30 de junio de 2015, $2.4 millones en 188 fondos especiales que habían permanecido inactivos por periodos que excedían el año.

“Los funcionarios municipales no pudieron ofrecerle a nuestros auditores las razones de la inactividad de estos fondos”, cita.

El Informe comenta que se realizó un préstamo por $6 millones en el Banco Gubernamental de Fomento para el pago de deudas contraídas en años anteriores ($3.7 millones), devolver dinero al fondo especial de resoluciones conjuntas ($2.3 millones) y para gastos de financiamiento ($30,000).

“Estas deudas acumuladas del 2011 al 2014, se atribuyen a que el Municipio no realizó los pagos obligados a entidades del gobierno y privadas como el plan médico de los empleados municipales” concluye el comunicado.

La auditoría está disponible en www.ocpr.gov.pr.

Advertisements

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: