La Isla Oeste

¿Dónde están los salvavidas?

Segunda parte de la serie especial: Turismo en la Isla sin guardavidas.

2016/Foto One Red Media

Isabela. La seguridad en las costas añade un valor incalculable a la industria del Turismo. Pero irónicamente, no existe un sistema de salvavidas de mar abierto en nuestra isla.

En Puerto Rico son muchos los salvavidas certificados que no ejercen actualmente su profesión a tiempo completo, porque según expertos, el gobierno no les emplea según la demanda. Mientras, nuestras playas son utilizadas por como un motor económico a través de la Compañía de Turismo de Puerto Rico (CTPR), que las promociona en el exterior para que extranjeros nos visiten.

“Los salvavidas que emplea el gobierno están en el balneario de Luquillo, Punta Salinas, Carolina, y otros balnearios donde el agua es calmada”, señaló José Antonio Landrúa, representante de la United States Lifesaving Association (USLA) en Puerto Rico, quien recientemente impartió el undécimo seminario de educación continua a quince salvavidas locales en playa Jobos de Isabela.

Según dijo, desde 1990, un grupo de voluntarios busca crear conciencia sobre la importancia de mantener guardavidas en lugares altamente turísticos con aguas abiertas, donde hay mayor necesidad.

“Piénsalo, tu vienes aquí con tu familia a disfrutar del agua. De momento te encuentras con unas condiciones (del mar) que no son muy favorables.  Algo le pasa a un miembro de tu familia y hay una persona que está dispuesta a ayudarte… ¿Ponerle valor a una vida humana? no hay forma de hacerlo”, opinó Landrúa, quien con 30 años de experiencia es miembro de la División de Rescate en Mares Abiertos del Departamento de Bomberos en Florida.

“Si tu oyes la promoción que da el Departamento de Turismo en Estados Unidos sobre Puerto Rico. Lo que enseñan es esto, aguas abiertas, con olas. ¿Cómo?, si no tienes salvavidas que los velen”, cuestionó el también salvavidas profesional de Pámpano Beach.

Por su parte, Ernie Álvarez, director ejecutivo de la Federación de Surfing de Puerto Rico, lamenta que siendo Puerto Rico una isla, no se cultiva más una cultura acuática. El experto en mares abiertos se refiere a que el gobierno no asigna mayores fondos para garantizar la seguridad en las costas.

“Son unas 23 agencias gubernamentales que tienen injerencia en el manejo de playas”, dijo, destacando que existe un sector que propone un Departamento de Playas único, que se encargue del litoral con un presupuesto asignado. Sugirió además que se debe dar un valor económico a las playas de Puerto Rico, porque a la larga, es lo que ven los inversionistas y políticos que tienen el poder de destinar recursos económicos a los frentes acuáticos en la Isla.

Álvarez destacó que ya el alcalde de Isabela ha dado los pasos para atender el problema de Jobos, que figura como una de las peligrosas playas en el Caribe. Otros políticos también han respondido al llamado.

“Hemos estado en el Senado y la legislatura lo ha visto con buenos ojos. Han ido más allá, han dicho que es totalmente financiable”, sostuvo Álvarez. “Esto tiene que venir un proyecto de ley. Que se legisle para ayudar al guardavidas en Puerto Rico y que se cree un sistema de seguridad en las costas”, subrayó.

Por su parte, el director del Programa Sea Grant de la Universidad de Puerto Rico en Mayaguez, Dr. Ruperto Chaparro, señaló que existe un sector comprometido en lograr apoyo del gobierno, para que se asigne un fondo especial dirigido a promover y respaldar el costo que conlleva este sistema de salvavidas en la Isla. Entre las propuestas está que el dinero salga de la misma CTPR, de algún porcentaje del impuesto por habitación a turistas extranjeros.

Estudios de Sea Grant estiman que en Puerto Rico se ahogan alrededor de 30 a 32 personas anualmente.

El Dr. Chaparro, asegura que ya ha habido reuniones para tocar el tema en la Junta de Playa, que componen representantes de la CTPR, la Asociación de Hoteles y Turismo, el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) y otras dependencias que tienen jurisdicción en el manejo de playas y la seguridad de los bañistas.

“El problema que tienen, es que dicen que ya la industria del Turismo esta sumamente gravada por este tipo de arbitrio. Pero nuestro punto es que esto va directamente relacionado a la seguridad de la gente que nosotros estamos invitando a que vengan a Puerto Rico”, subrayó Chaparro.

Entretanto, unos sueñan con ser Bomberos, Policías, Rescatistas de Emergencias Médicas… Otros de igual forma quieren salvar vidas, pero desde el escenario de aguas abiertas. Conócelos…

 

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. ¿A quién le toca velar por los bañistas? – La Isla Oeste
  2. ¿Turismo en la Isla sin guardavidas? – La Isla Oeste

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: