La Isla Oeste

Pasean a la Novilla en San Sebastián

Su extravagante entrada por la carretera 111 de San Sebastián, fue observada por miles de personas que se dieron cita al Festival organizado por Club Altrusa Internacional.

Archivo/EntremedioImages

San Sebastián. La emperifollada novilla, de nueve meses de nacida, hacía balance en el carretón que arrastraba Raúl Lebrón a lo largo de la carretera 111. La corona de rosas y cintas de colores que se ajustaba a su cabeza hacía juego con el collar y las liguillas que adornaban sus patas, cuyas pezuñas lucían un esmalte rojo vibrante.

Su extravagante entrada por la carretera 111 de San Sebastián, como todos los años, fue observada por miles de personas que se dieron cita para celebrar el Festival de la Novilla.

La iniciativa responde al Club Altrusa Internacional, quienes anualmente organizan este desfile con el fin cívico de recaudar fondos mediante la rifa de la novilla, para otorgar becas  de  estudios a mujeres pepinianas.

Este año, en su cuadragésimo primera edición, el desfile recorrió la ruta desde el cruce del barrio Saltos entre la carretera 111 y la carretera 445, hasta el cruce de Hoyamala intersección con la carretera 119.

Decenas de comparsas, carrozas con estampas de antaño, personajes típicos como el pregonero, la Titina y los negritos pintados, acompañaron en su recorrido a la acicalada novilla.

“Esto es un festival que se ha celebrado por más de 40 años, donde miles de personas concurren de toda la isla a ver la tradición de la novilla, que es un desfile de comparsas alusivas a las costumbres puertorriqueñas”, expresó el alcalde Javier Jiménez Pérez.

En efecto, muchos de los presentes, sobre todo los de nueva generación, solo tienen la oportunidad de vivir un ejemplo de las costumbres puertorriqueñas de antaño, mediante las estampas que recrean las organizaciones y escuelas.

Estampas como peleas de gallo en el batey jíbaro, la letrina en el patio, la fiesta jíbara, el ordeñador de vaca, la fábrica casera de queso, el velorio y sus lloronas, el rosario a la Virgen de la Providencia, entre otras, ya no se ven a menudo en la vida real, por lo que se hacen accesibles en estas carrozas.

Cientos de efectivos fueron activados

A lo largo de la ruta –cuyo tramo se cerró al tránsito vehicular durante el desfile- fueron destacados 470 agentes de la uniformada para velar por el orden de la actividad, así como en la periferia del pueblo del Pepino, donde asistieron sobre 100 mil personas como todos los años.

“Este año tenemos la peculiaridad que no concuerda con las famosas Fiestas de la Calle San Sebastián en San Juan, y por eso esperamos el doble de visitantes”, destacó el  teniente José Aponte en entrevista previa con la prensa.

El tránsito vehicular fue desviado por la carretera 125, donde en todas las intersecciones hubo despliegue de personal policiaco.

A las 2:43 pm ya se habían reportado un menor de edad intoxicado por bebidas embriagantes, un incidente de persona con desmayo por problemas de azúcar  y la caída de un efectivo de la Unidad Montada de la Policía, que cayó de su equino, recibiendo golpes, por lo que fue transportado al hospital San Carlos en Moca. 

This slideshow requires JavaScript.

Advertisements

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: