Advertisements
La Isla Oeste

Departamento del Trabajo protegerá a los empleados del servicio doméstico

Se estima que unos 3,320 ciudadanos se dedican al servicio doméstico en Puerto Rico, según se desprende de estadísticas del Departamento del Trabajo.

Hato Rey. El Secretario del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH), Carlos Saavedra Gutiérrez, destacó la importancia y la necesidad de hacer valer las disposiciones de ley que creó la Carta de Derechos de Empleados y Empleadas en el Servicio Doméstico, la cual ofrece una serie de protecciones a un segmento de estos trabajadores en Puerto Rico.

La Ley 206-2016, aprobada el pasado diciembre y cuyas protecciones entrarán en vigor a finales del próximo abril, cobijará a todo trabajador del servicio doméstico que mantenga una relación de empleado regular con su patrono, aunque excluye a las personas que presten servicios como contratistas independientes.

“Nosotros, en el Departamento del Trabajo y Recursos Humanos, queremos atender los reclamos de los empleados del servicio doméstico. Instamos a los ciudadanos a acudir a nuestra agencia si considera que sus derechos se violentan bajo esta ley cuando inicie su vigencia”, sostuvo Saavedra Gutiérrez.

Se estima que unos 3,320 ciudadanos se dedican al servicio doméstico en Puerto Rico, según se desprende de estadísticas del Departamento del Trabajo.

La ley subraya la necesidad de atender una población mayoritaria de mujeres, muchas que podrían estar trabajando en ambientes hostiles y en condiciones de trabajo injustas en lo que respecta a “jornada de trabajo, salario, condiciones y seguridad en el empleo”.

El término de “empleado doméstico” también se extiende a otros trabajadores que “ejercen funciones dentro de una residencia para beneficio de un miembro de la familia o la familia en general”. Entre estos trabajadores figuran el jardinero, el cocinero, la niñera y el mayordomo.

Aunque muchos de estos trabajadores prestan servicios como contratistas, aún podrían disfrutar los beneficios de la ley, dependiendo de sus responsabilidades y el nivel de control que ejerza el patrono sobre sus funciones.

Por ejemplo, un trabajador subcontratado podría reclamar los derechos si se le obliga utilizar un uniforme, trabajar varios días a la semana para realizar unas tareas bajo supervisión, pernoctar para realizar múltiples trabajos, entre otras variables que, analizadas en conjunto, podría convertirlo en un empleado regular bajo la ley.

En síntesis, la Carta de Derechos garantizará el salario mínimo, periodos de descanso e, incluso, la acumulación de licencia por enfermedad y vacaciones para aquellos empleados que trabajen a tiempo completo.

Entre otras disposiciones, se establecen multas que fluctuarán entre $500 y $3,000 por violación.

“Los empleados podrán acudir al Departamento del Trabajo para presentar una reclamación o pueden ventilar su caso ante el Tribunal bajo las disposiciones que provee la ley”, subrayó Saavedra Gutiérrez.

Advertisements

Leave a Reply

%d bloggers like this: