Advertisements
La Isla Oeste

Estudiante trans de Moca clama humanidad al gobierno

En EXCLUSIVA Daniela Victoria, una estudiante transgénero, cuenta su visión de las cartas circulares y el impacto de los prejuicios en su desarrollo integral.

Foto por Victor Manuel Vazquez Domenech / Para La Isla Oeste 2017

Por Víctor Manuel Vázquez Domenech / Para La Isla Oeste

Hace una semana cumplió 18 años. Cursa el duodécimo grado en la escuela superior Catalina Morales de Flores en Moca.  Aspira graduarse con alto honores y que en su graduación la llamen por su nombre: Daniela Victoria Arroyo González.

La joven es una estudiante transgénero. Es decir, su identidad de género, expresión de género y/o conducta, no se ajustan a la asociada con el sexo con el que nació. Todavía recuerda con rechazo, cuando hace unos años, en su graduación de noveno grado, la llamaron por su entonces nombre de pila, del género masculino con el cual no se identifica.

Aun sentencia los dos años que estuvo sin poder utilizar baño alguno en su escuela, pues asegura que hubo resistencia, tanto de algunos compañeros estudiantes como de maestros, cuando pidió que se le dejara entrar al baño de las féminas. Para poder ir a un baño tenía que salir del plantel escolar, cruzar la calle y tratar de encontrar algún servicio sanitario abierto de los comercios aledaños a su plantel escolar.

Hoy día, Daniela Victoria muestra total conocimiento sobre los temas de política pública del Gobierno de Puerto Rico, especialmente en el Departamento de Educación. No deja de ocultar molestia ante lo que considera falta de empatía y de educación en temas relacionados a la población trans.

Comenzó su proceso de transición a los 14 años con la aprobación de sus padres. Hoy, pasa revista de cómo comenzó una gesta desde que cursaba el décimo grado, que sin darse cuenta, cambió la mentalidad de muchos y  provocó llegar a acuerdos con el Departamento de Educación para que otros estudiantes trans pudieran utilizar un baño sin sentirse marginados.

Durante el décimo grado asistió a la escuela en uniforme de niñas. Al próximo año, curiosamente cambiaron el uniforme por uno “unisex” o neutral.  Empero, Daniela Victoria no se atribuye este cambio por ella, pues ya había rumores de que lo iban a cambiar, como de hecho sucedió en otras escuelas como una medida práctica.

¿Qué piensas del reglamento de utilización de uniformes escolares en las escuelas públicas?

“No creo que esté mal luego que le permitan al estudiante escoger cuál usar”,  afirma. “No estoy en contra de que se utilice un uniforme neutral, ni en contra de que haya un uniforme por separado, siempre que te dejen escoger. Si es neutral pues ‘fine’, pero si no es neutral, pues por lo menos que le dejen escoger al estudiante”, añadió para aclarar su posición.

¿Qué piensas de las cartas circulares sobre identidad de género?

“Me parece que esto no es algo que se deba poner en tanta cuestión. Simplemente se trata de un uniforme. El uniforme que cada persona decida usar no afecta la educación de la persona ni de los demás estudiantes. No afecta el ambiente escolar. No afecta la paz del ambiente escolar. No afecta la capacidad de los maestros de dar clases. No afecta para nada la armonía del plantel. No entiendo por qué se pone en cuestión”.

“Me parece que prohibir eso, de alguna manera, es quitarles la libertad a las personas. La libertad de escoger, o sea, todos tenemos derecho a tener una identidad propia. No entiendo por qué quieren quitarnos eso”, agregó.

La inminente derogación de la carta circular del Departamento de Educación sobre aspectos relacionados a la identidad de género en los estudiantes –algo con lo que se comprometió Julia Keleher para ser confirmada en el Senado como Secretaria de Educación- evidentemente molesta a Daniela Victoria.

“Me parece que tiene falta de ética, está falta de educación y de empatía de parte de ella y de todas las personas del Senado que lo aprueben y del mismo Gobernador. Me parece que el Gobernador tampoco tiene ningún tipo de educación en esto porque ha dicho cosas parecidas, pues, desde antes de comenzar a gobernar, ya había dicho que iba a quitarlas también. Me parece innecesario y que deberían reconsiderar esta decisión hasta tener algún tipo de educación en el tema”, sentenció la joven trans.

“Quizás lo hacen porque piensan que esto no le afecta a algunos estudiantes, pero sí hay estudiantes como yo, aunque no todos estén visibles en los medios y no estén contando las historias abiertamente. No todo el mundo es transgénero abiertamente. Hay personas que lo mantienen en secreto por seguridad. Pienso que todo esto es innecesario y no está bien”, añadió, reafirmando su postura.

Embargada la identidad en un baño

“El que una persona trans utilice un baño público ha sido un dolor de cabeza para muchos. Sin embargo, Daniela Victoria defiende su derecho señalando que “al fin y al cabo tú entras a un baño, tú vas a un cubículo aparte y tus genitales no son algo que las personas tienen que ver. Eso es algo privado. Es otra manera más de embargar la identidad de los estudiantes. No es la misma seguridad. ¡Imagínate una chica trans en un baño de chicos, sería incomodo para mí y para los chicos!”, dijo Daniela, abogando por la utilización de los servicios sanitarios de acuerdo a la identidad de género que se identifiquen los estudiantes.

Cuando a Daniela Victoria se vio privada de utilizar los baños en su escuela durante dos años, y recurrir a salir del plantel para descargar sus necesidades, se cansó de que le violentaran sus derechos.

Es así que recurrió por asistencia legal y junto a su abogada, la licenciada Natalia Vargas Nazario, lucharon por que se remediara la situación. La dirección escolar ordenó abrir un baño especial, lo que Daniela Victoria en ese momento calificó como un logro.

Hoy, luego de analizarlo, indica que ese baño es un método de exclusión. “Es como cuando los negros tenían que sentarse aparte de los de los blancos, ir a baños aparte del de los blancos, ir a escuelas aparte, pues está pasando lo mismo”, reflexionó.

Indicó que no ha “peleado” sobre esto y que continúa utilizando este baño por su propia seguridad.  Argumentó que Moca es un pueblo conservador, por lo que no se siente segura en el baño de los chicos y en el baño de las chicas corre el riesgo de que la agredan, le tomen fotos y le hagan sentir incómoda.

“Ellos no pensaban en esto. Me molesta mucho. Nos deshumanizan hasta ese punto de que no le importa nuestro bienestar. O sea, no pensaban que hay una estudiante que no tiene baño. No les importaba. -Como es trans, que use el baño afuera, después que no esté en contacto con nuestros estudiantes ni con nuestros profesores- Eso es lo que yo pienso que pensaban, pues no hay otra explicación”, censuró la joven.

Llamado a la Secretaria de Educación

A través de este medio, Daniela Victoria hizo un llamamiento a la Secretaria de Educación: “Que se empatice en primer lugar. Que no tome decisiones bajo presión. Que no se sienta presionada por miembros de la política. Que lea y  se eduque antes de tomar decisiones tan delicadas, o sea, que entienda que está jugando con la seguridad, los derechos y el bienestar de muchos estudiantes. Porque aunque quizás se nos vea como una minoría, somos parte de la sociedad y contribuimos a ella. No necesitamos esa presión extra, de que el Departamento nos dé la espalda de esa manera para simplemente beneficiar los prejuicios y el fanatismo de esas personas que están de acuerdo con que esto se va a hacer. Esto no le afecta a nadie. Que tome esto en consideración. Que cancelar esto no beneficia a nadie”, apuntó la joven.

“Lo que pasa con estas cartas es que tampoco se pone en consideración el que somos personas. Las quitan como si nada. Y ese es el problema que tengo. Se nos ve de cierta manera menos humanos, aunque digan que no. Es la verdad”, censuró.

Una lucha que no acaba

Daniela Victoria asegura que lo que está ocurriendo relacionado a las próximas derogaciones de las cartas circulares en el DE no debería estar pasando. Abogó porque se pueda realizar el cambio de género en el acta de nacimiento. “Hay que acabar con estos prejuicios. La carta circular, en un momento, fue un logro, pero al parecer esta administración quiere echarlo para atrás”, sentenció.

A los legisladores, la joven mocana los instó a que se eduquen antes. “Espero que el hecho de contar mi experiencia sirva de ejemplo de que sí hay estudiantes (trans).  De que sí le afecta a alguien. De que no se lo tomen a la ligera.  Echen a un lado sus prejuicios. Esto no es cuestión de sus creencias ni los prejuicios que tengan. Esto es cuestión de derechos humanos y no se pueden poner en juego”, reiteró.

Aunque no ha sido víctima de acoso escolar físico en la escuela, Daniela Victoria dice haber sufrido el prejuicio de sus compañeros. Asegura que es algo con lo que ha podido lidiar. No ha recibido golpes. Se siente tranquila. No recibe burlas directas.

Mientras, Daniela Victoria se siente muy feliz con quien es actualmente. Se expresa satisfecha con las decisiones que ha tomado en su proceso transicional.  “Me han traído a un punto en mi vida que me siento genuinamente feliz, tranquila y preparada para cualquier cosa. Tengo apoyo familiar y de mis amistades. Vivo una vida normal. Para ellos (mis padres) soy su hija Daniela”, subrayó.

En mayo próximo, Daniela Victoria completa sus estudios en la escuela superior. Para los actos de graduación de este año no separarán las togas por género, una complicación menos para ella, pues recuerda cuando en noveno grado tuvo que hacer múltiples gestiones para que le permitieran utilizar la toga de las chicas.

Sin embargo, espera que la llamen por su nombre Daniela Victoria. Para esto ya comenzó gestiones con un abogado de la Comisión de Derechos Civiles para realizar el cambio de nombre legalmente tan pronto como el próximo mes de febrero.

Una vez graduada, tiene como meta ingresar en el programa de psicología de la Universidad de Puerto Rico en Rio Piedras.

Grupos de ayuda para personas Trans

Para que las personas trans no tengan que pasar por todas sus vicisitudes que ella pasó, y a la vez reciban apoyo, Daniela Victoria fundó en el 2016 “Puerto Rico Trans Youth Coalition”, junto a un amigo, que está en su último año de psicología.

Uno de los propósitos fundamentales de esta iniciativa, es contactar otras jóvenes trans que estén pasando por situaciones como las que experimentó. Además, le pueden orientar sobre doctores para terapias hormonales, psicólogos y recursos legales. “Ya hemos ayudado a varias personas y las hemos visitado. Empezamos como con 30 personas en Facebook y ya vamos como por 200”.

Asimismo, en el área oeste existe el “Colectivo trans del oeste” que se reúne los martes, cada dos semanas, en las facilidades de Proyecto CARIB en Mayagüez, donde pueden compartir sus experiencias, luchas, logros y a su vez escuchar l experiencia de otras personas.

Precisamente, este martes desde las 5:30 pm, se realizará un foro encabezado por el Dr. Carlos Rodríguez de la Escuela de Salud Pública de Puerto Rico relacionado a los aspectos de salud y el trato con sensibilidad a los trans. Carib ubica sus instalaciones frente al estadio Isidora García. Para más información pueden llamar al (787) 833-6399.

Foto por Victor Manuel Vazquez Domenech / Para La Isla Oeste 2017

Foto por Victor Manuel Vazquez Domenech / Para La Isla Oeste 2017

“La ciudadanía debería estar más consiente. Tú no puedes ganar quitándole a otro. Tú no puedes ganar derechos y libertad, quitándoles los derechos y libertades a otros. Porque al fin y al cabo, pueden creer que están haciendo algo bueno porque se están basando en su fe y en sus creencias. Yo no le veo otra razón más de que sea una religiosa, de prejuicio teológico al quitar estas cosas. Pero pienso que el problema es una de falta de educación y de empatía porque si las personas estuvieran educadas de lo que es ser trans, de los riesgos de no tener estas protecciones, no estuvieran derogando esto pues entenderían que es bien peligroso” – Daniela Victoria.

 

Advertisements

4 Comments on Estudiante trans de Moca clama humanidad al gobierno

  1. Ahora digo yo, no entiendo el problema, si cuando entras al baño, no enseñas tus genitales, y no tienes genitales femeninos, cuál es el problema de entrar al baño de los hombres?

    • Violeta, esto va más allá de los genitales de una persona. Por tu nombre asumo que eres una mujer y me imagino que usas el baño de las mujeres, ¿cierto? Pues Daniela también. Sencillo.

    • El problema radica en que hay mucha gente como tú, Violeta. Deberíamos vivir en un País sin miedo a ser, pero no es así. La joven valiente siente miedo por las muestras de rechazo tanto de hombres y mujeres. No es sano para ella que tenga que lidiar con ir a un baño donde más allá de cumplir un proceso biológico termine siendo una experiencia que traumatice. Por otro lado, la carta circular permitía un acomodo a esta población. Este acomodo, excluyente, terminaba complaciendo a tantas personas incapaces de abrazar la diversidad, pero protegía el bienestar de jóvenes como Daniela. La dignidad es inviolable y el Estado es quien debe salvaguardar este derecho preciado. Sin embargo, ya vemos que políticos de carrera, más allá de hacer política de la buena en definición y obra, se han dedicado a seguir discursos de odio y exclusión. Triste lo que vive mi País.

  2. Lo que sucede es que personas de mentes cerradas no saben aceptar la realidad… Daniela es Daniela… Y si se siente bien como es, aprendan aceptarlo… No rechazen porque La Biblia dice amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo apoyo su lucha y estoy segura que logrará mucho. Y al gobernador y a la secretaria de educación, me decepcionaron… En vez de unir… Solo separan! Dando paso al rechazo y falta de valores!

Leave a Reply

%d bloggers like this: