Advertisements
La Isla Oeste

Retoman juicio por asesinato de infante en Maricao

El juicio fue paralizado en agosto de 2015, luego que el Tribunal Supremo sentara precedente, permitiendo declaraciones de la niña antes de morir, en voz de otro testigo.

Archivo / One Red Media

Por Víctor Manuel Vázquez Domenech / Para La Isla Oeste

Mayagüez. Tras dos años y un poco más de un mes del crimen que dejó sin aliento a ciudadanos del barrio Indiera Alta en el pueblo de Maricao, ayer se reanudaron los trabajos en la sala 203 del Centro Judicial de Mayagüez, por el caso contra José A. Pérez Santos, conocido como “Babo”, a quien se le acusa de haber asesinado a su hijastra de tres años de edad.

Por estos hechos, ocurridos en diciembre de 2014, el hombre de 27 años, enfrenta cargos por asesinato en primer grado, maltrato agravado, maltrato bajo amenaza, violación a la Ley de Armas y varios cargos adicionales por maltrato en otras modalidades.

La jueza Aixa Rosado Pietri expuso que como ha transcurrido tanto tiempo, desea explorar con los miembros del jurado, si han cumplido con las instrucciones que impartió de no buscar información relacionada a este caso. Resulta que, el jurado es el mismo de la etapa inicial del juicio que fue paralizado en agosto de 2015.

El ministerio público peticionó que se leyeran las acusaciones contra José Pérez Santos a lo cual la defensa se opuso. Pérez Santos es representado por las licenciadas Ana María Strubbe Ramírez y Vanessa Gordils de la sociedad para la Asistencia Legal (SAL).

Tanto la defensa como la fiscal Blanca T. Portela, solicitaron entrevistar a los miembros del Jurado, en relación a si mantienen recuerdos sobre testimonios ofrecidos por los testigos del caso. Esa así que se recomendó que el Jurado escuchara nuevamente las grabaciones de los testimonios brindados.

La juez determinó que hoy se continuarán escuchando las grabaciones de las declaraciones emitidas por los testigos, catalogando las mismas como una gran herramienta necesaria para que el Jurado pueda hacer una evaluación oportuna del caso.

Al salir de la sala, la fiscal Portela dijo sentirse “satisfecha” con los procesos en sala, donde se corroboró que el jurado no tuvo mayor información exterior que lo ventilado en sala hace año y medio.

Mientras que las abogadas no quisieron emitir declaraciones a la prensa.

Cabe destacar que el juicio fue paralizado luego que el Tribunal Supremo de Puerto Rico emitiera una opinión a favor de la admisibilidad de testimonios sobre expresiones que la menor de tres años hiciera en contra de su padrastro antes de morir. Esta determinación emitida por el Tribunal Supremo de Puerto Rico sienta precedente a favor de las voces de menores apagadas por el maltrato.

La bebita alegadamente había expresado el patrón de maltrato al que se veía expuesta por parte de su padrastro Babo.

Los hechos de este caso fueron reportados en diciembre de 2014 en el sector Indiera Alta del pueblo de Maricao, donde la menor había quedado bajo la custodia de su padrastro, cuando fue encontrada por su madre, Tania Rivera, gravemente herida. La niña fue trasladada a un hospital cercano, donde se certificó su muerte.

Advertisements

Leave a Reply

%d bloggers like this: