Advertisements
La Isla Oeste

‘Tres niños quedaron sin un padre’

El cuerpo del guardia penal asesinado en medio del asalto al Banco Popular de Añasco es enterrado hoy en el Cementerio Municipal.

2017/Foto One Red Media

Por One Red Media

“Hay que hacer algo por Puerto Rico. Si nosotros no hacemos algo esto se nos va a salir de las manos”.

Con este llamado a la consciencia, un familiar del guardia penal asesinado el pasado 30 de marzo, en medio de la balacera entre asaltantes y personal de seguridad de un camión blindado de Ranger American, emplazó a los ciudadanos a colaborar con la pesquisa federal para dar con el paradero de los delincuentes.

El asalto se registró en la sucursal del Banco Popular en Añasco, en la Carretera 2 intersección con la Carretera 402 en el barrio Caracol, a eso de las 10:20 de la mañana, cuando el intercambio de balas cobró la vida de dos personas civiles y dejó herido de bala a un guardia de la compañía de valores.

El cuerpo del añasqueño Waldemar Méndez Echevarría, de 36 años, fue puesto en capilla ardiente en la Funeraria San Francisco en Aguada, donde su esposa acariciaba su cabeza mientras era rodeada de oficiales penales que acudieron al duelo para acompañar a sus amigos y familiares.

Iván Méndez, primo hermano de la víctima, expresó el lunes durante el velorio que “el dolor más grande que nos han dejado (el crimen), es que hay tres niños que se quedaron sin un padre. Niños menores de cuatro años. (Los delincuentes) por amor y ambición al dinero han robado un padre de familia que trabajaba por echar adelante a sus hijos y a su esposa”.

En medio del dolor, Méndez tragó fuerte para dejar constar a los responsables las consecuencias de sus actos delictivos.

“Esa esposa va a tener que explicarles  (a sus hijos) que unos delincuentes le arrebataron lo más grade a esos niños: su padre”, continuó el primo hermano del occiso.

Seguido Méndez hizo un llamado a que “si alguien tiene algún tipo de información que ayude a esclarecer esto, se puede comunicar con las autoridades”, añadió implorando que “si alguien vio algo, que tenga cámaras cerca del lugar, que pueda brindar algún tipo de información, que nos ayude con esto”.

El sepelio será a hoy las 10:00 de la mañana en Iglesia San Antonio de Abad de Añasco, frente a la plaza y luego al Cementerio Municipal de ese pueblo.

La otra víctima de este fatal atraco bancario fue identificada como Ariel Núñez, de 49 años, un comerciante ambulante y residente de Aguada.

Al momento no se ha dado con el paradero de los asaltantes. La Agencia Federal de Investigaciones (FBI) tomó jurisdicción de la pesquisa.

 

Advertisements

1 Comment on ‘Tres niños quedaron sin un padre’

  1. Muy triste y lamentable noticia que Dios dé el consuelo y fortaleza a los familiares de las víctimas y que esos sinvergüenzas sin corazón paguen por el mal causado. Quiero por otra parte aclarar que Ariel Nuñez no era un comerciante cómo han dicho en los medios, fue una persona que trabajó fuera de PR para hechar a su familia adelante y se volvió a PR para cuidar de sus padres ambos enfermos. Hizo una gran labor y fue muy buena persona.

Leave a Reply

%d bloggers like this: