Advertisements
La Isla Oeste

$3.5 millones menos para presupuesto de Cabo Rojo

Ramírez Kurtz sostuvo que “si le devolvieran a Cabo Rojo los $5,182,574 que han arrebatado de nuestro presupuesto, no habría necesidad alguna de tomar las medidas que hemos sido obligados a imponer".

2017/Foto One Red Media

Cabo Rojo. El alcalde Roberto “Bobby” Ramírez Kurtz denunció que las imposiciones y recortes del Gobierno Central, las corporaciones públicas y la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) están desangrando las arcas del gobierno municipal de Cabo Rojo, obligándolo a reducir su presupuesto operacional lo que pone en peligro la prestación de servicios esenciales a la ciudadanía.

“El Presupuesto Operacional que se está presentando para el próximo año fiscal 2017-2018 será de solo $18,4 millones, una reducción de $3.5 millones al compararse con el vigente, y de $5.2 millones con lo presupuestado en el 2013”, expuso hoy Ramírez Kurtz en su Mensaje de Presupuesto ante la Legislatura del Municipio Autónomo de Cabo Rojo.

El Primer Ejecutivo caborrojeño afirmó que “el Gobierno Central y la Legislatura Estatal han decidido que los recursos del Municipio de Cabo Rojo deben ser utilizados para cubrir la crisis del Estado en lugar de permitirnos usarlos para reponernos de nuestra propia crisis. Las imposiciones mandatorias para este nuevo año fiscal, lejos de dirigirnos a fortalecer nuestras finanzas, nos arrebatan los pocos recursos municipales con los cuales contábamos”.

Ramírez Kurtz sostuvo que “si le devolvieran a Cabo Rojo los $5,182,574 que han arrebatado de nuestro presupuesto, no habría necesidad alguna de tomar las medidas que hemos sido obligados a imponer. Acciones y decisiones difíciles que le correspondía al Estado enfrentar, han sido pasadas como por arte de magia a los municipios. La crisis que creó el Gobierno Central ahora terminará siendo cubierta con los recursos que pertenecen a los municipios”.

A modo de ejemplo del impacto de las imposiciones y recortes al municipio, los recaudos por concepto de ingresos eventuales y otros recursos por transferencias del Banco Gubernamental de Fomento (BGF) serán de $2,900,000, para una reducción de ingresos adicionales ascendentes a $1,397,771; y los ingresos por Acuerdos Intergubernamentales y Compensaciones del Estado serán de $2,436,416, una baja de $1,782,875 al ser comparadas con el año pasado. “El 26% de nuestro Presupuesto Operacional, o sea $4,762,028 de los recaudos, tienen que ser destinados por ley a agencias del Gobierno Central y Corporaciones Públicas”, lamentó Ramírez Kurtz.

Agregó que el presupuesto del Departamento de Finanzas Municipal será aumentado de $5,551,079 a $7,568,804, porque “es la agencia que paga las aportaciones a ASES, al Fondo del Seguro del Estado, al Sistema de Retiro, a la Autoridad de Acueductos, a la Autoridad de Energía Eléctrica y todas esas imposiciones del Gobierno Central que no podemos ajustar en base a nuestras necesidades. También separa la cantidad de $3,285,965 en reserva para amortiguar el déficit municipal que heredamos”.

Para ilustrar la escasez de recursos que enfrenta el municipio de Cabo Rojo, el Primer Ejecutivo presentó el siguiente desglose del presupuesto de $18.4 millones:

  • OCAM le impone al Municipio destinar $3,285,965 a una reserva para atender la situación deficitaria que afrontamos;  lo que representa el 17% del presupuesto, por lo que ya solo quedan $15,098,040 disponibles.
  • Otro 26%, o sea $4,762,028 de los recaudos, tienen que ser destinados por ley a agencias del Gobierno Central y Corporaciones Públicas. Luego de reservar estas partidas solo quedan $10,336,012.
  • 42% igual a $7,675,473 cubre los gastos de nóminas y las aportaciones de los empleados municipales. Eso significa que ya solo quedan $2,660,539.

“Teóricamente, esa cantidad, $2,660,539 es la única porción de nuestro presupuesto que nos queda libre para poder cubrir los gastos operacionales de nuestro Municipio, los contratos esenciales de servicios y las actividades y donativos que asignamos para beneficio y disfrute de los ciudadanos.” Entre esos gastos se destacan servicios de primera necesidad como lo son la compra de materiales y equipo de oficinas, materiales de construcción para el mantenimiento de las propiedades, gastos de teléfono y comunicaciones que promedian $45,000 anuales, las rentas de equipo y propiedades, gastos de reparaciones de vehículos, la administración del vertedero que asciende a $384,000, la compra de combustible y lubricantes que promedia unos $250,000 al año, los costos de disposición de material vegetativo, y las pólizas esenciales de seguro que ascienden a $365,000 anuales.

“Luego de cubrir estas partidas, no queda prácticamente nada disponible en el presupuesto operacional de nuestro Municipio. Al Gobierno Central y la Legislatura Estatal no les importaron las consecuencias que sus acciones pudieran traer a nuestro pueblo, los ciudadanos, los empleados municipales. Quieren hacer ver que los ajustes de austeridad en los 78 municipios son por culpa de los alcaldes. Quieren que seamos nosotros los que paguemos los platos rotos. Pero fue la Fortaleza y la Legislatura Estatal quienes en los pasados cinco años se han dedicado a destruir las finanzas de los municipios”, puntualizó Ramírez Kurtz.

Advirtió que el camino será difícil para todos, el sufrimiento y la desesperación estarán constantemente tocando a nuestra puerta, sentiremos que la esperanza se pierde en la distancia, pero nuestra ciudad y nuestra gente merece que continuemos unidos y en pie de lucha. Sigo convencido de que Cabo Rojo tiene lo necesario para reponerse.”

Advertisements

Leave a Reply

%d bloggers like this: