Advertisements
La Isla Oeste

Investigará programas para la prevención de embarazos en menores

Entre 2010 a 2014 hubo 1,816 alumbramientos entre las edades de 12 a 15 años.

Con el objetivo de frenar los embarazos, así como los matrimonios entre menores de edad, la representante Maricarmen Mas Rodríguez presentó una resolución para investigar las estadísticas y servicios que ofrecen los departamentos de la Familia, Salud, y Educación con relación a la educación sobre paternidad responsable para madres y padres adolescentes y jóvenes en general.

La medida también persigue conocer los resultados que dicha educación ha tenido, si alguno, en cuanto a los embarazos en adolescentes, casos de maltrato de menores y casos criminales en el Departamento de Justicia por ser una conducta tipificada como  delito en esas edades.

“Debido a las consecuencias adversas que un embarazo en la adolescencia puede provocar, es imperativo utilizar todos los recursos disponibles para prevenirlos y/o minimizarlos.  Por años se han establecido clases o cursos de paternidad responsable, así como talleres y orientaciones encaminadas a minimizar la situación. En ese esfuerzo se ha integrado también a los jóvenes, pues la responsabilidad de un embarazo es claramente compartida. Sin embargo, necesitamos saber cuan efectivo han sido esos métodos pues aún es muy alta la cantidad de embarazos en adolescentes. Necesitamos saber que otras alternativas existen para atender la situación, tanto por el bienestar de las jóvenes adolescentes, que para todos los efectos aún son niñas, como por el de esos niños que llegan al mundo y se encuentran que deben ser criados por otros niños”, comentó la representante del Distrito #19 de Mayagüez y San Germán.

La Resolución de la Cámara 460 ordena a la Comisión de Asuntos de la Mujer realizar la mencionada investigación en un periodo de 90 días.

Según Mas Rodríguez, a través de los años ha existido una situación de adolescentes embarazadas en Puerto Rico, quienes por su corta edad no están preparadas para ser madres, lo cual crea una situación alarmante por las consecuencias sociales, económicas, emocionales, educativas y familiares que dicha responsabilidad provoca a tan temprana edad.

Estadísticas publicadas para los años 2010 a 2014 reflejaron que en un período de 5 años hubo 1,816 alumbramientos entre las edades de 12 a 15 años, lo que implica embarazos tan temprano como a los 11 años.

“Aunque en ocasiones se ha mencionado un descenso en la estadística, lo cierto es que el mismo puede deberse a la gran cantidad de personas que han abandonado el país y no necesariamente a las medidas que se han tomado para minimizar la situación.  Se necesita clarificar dicho aspecto para saber si se ha sido efectivo”, agregó la legisladora.

Estudios han demostrado que el tener hijos a tan temprana edad constituye un riesgo a la salud tanto de la madre como del bebé, provoca alta deserción escolar al tener que hacerse cargo del cuidado del mismo, problemas económicos pues la falta de educación limita las posibilidades de un trabajo bien remunerado, maltrato infantil al no contar con la experiencia y/o destrezas necesarias para la crianza y el riesgo que ocasiona el tener un bebé no deseado o planificado.

Advertisements

Leave a Reply

%d bloggers like this: