Advertisements
La Isla Oeste

Indignado representante de minoría por “toallazo” a Rivera Guerra

Rivera Guerra se ha mantenido silente al respecto de este incidente, más allá de lo que ha reiterado en varias ocasiones, sobre que "fue por defensa propia".

La Comisión de Ética de la Cámara de Rpresentantes se reunió por espacion de una hora para discutir la querella por violaciones éticas contra el representante penepé José Luis Rivera Guerra, por los hechos ocurridos el pasado 27 de abril a las afueras de la Casa de las Leyes.

No obstante, la Comisión desestimó de  la querella, que fue presentada por el sindicalista Julio Vargas, quien alega que recibió un codazo de parte de Rivera Guerra durante una manifestación en el Capitolio.

Las razones que dio la Comsió, presidida incidentalmente por la representante Lourdes Ramos, fue que la querella no se sostiene en evidencia para continuar con los procedimientos”.

El representante del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) Denis Márquez, expresó su indignación y catalogó como “una barbaridad” la determinación.

“En este caso, fue de todos los miembros de la mayoría del PNP en l a Cámara de Representantes”, acotó, sentenciando el voto. Destacó que esta mañana hubo una reunión en la que primero se determinó  unanimemente que la Comisión tenía jurisdicción en el incidente.

“Pero posteriormente entramos a la discusión sobre si había causa probable para continuar con la querella y citar a una vista evidenciaria. Para sorpresa mía e indignación de todos la mayoría determinó que no había causa para continuar con la querella del señor Vargas”, sentenció Márquez a la prensa, enumerando varios aspectos que hacen de esta determinación”indignante’.

Mencionó que Vargas cumplió con todos los requisitos para presentar la querella, la cual fue bajo juramento, incluyendo una descripción detallada de los hechos. Añadió que “el querellado (Rivera Guerra) presentó una contestación a la querella donde negó los hechos. Por lo tanto, lo justo era continuar con los procedimientos y citar a una vista evidenciaria donde los legisladores tomaríamos postura sobre eso en la Comisión de Ética, de si le dabamos credibilidad o no a los testimonios”, dijo.

Según la querella, Vargas alega que fue agredido en el cuello, en el hombro y en el pecho. Que fue levantado y tirado al piso por el representante. Que tuvo que ir al  hospital y tomar medicamentos. “Esos hechos están bajo juramento”, insistió Márquez.

El legislador explicó que la determinación de la Comisión es inapelable, al calificar como “absurdo” los planteamientos de la presienta incidental Lourdes Ramos, quien alegó que la querella no estada sostenida en evidencia.

Destacó que se hizo la advertencia sobre que “si en el futuro se quiere traerse el asunto de nuevo, podría traerle consecuencias a la Comisión, porque no se entrtó a discutir la querella”, acotó.

Ayer, la secretaria del Departamento de Justicia (DJ), Wanda Vázquez, dijo en entrevista radial que estaría radicando cargos por agresión simple contra el legislador, empero, el abogado de Rivera Guerra, licenciado Iván de Luis Miranda, dijo que no había recibido ningún informe por parte de Justicia, sobre la supuesta radicación de cargos.

Rivera Guerra se ha mantenido silente al respecto de este incidente, más allá de lo que ha reiterado en varias ocasiones, sobre que “fue por defensa propia”.

Suministrada

Advertisements

Leave a Reply

%d bloggers like this: