Anuncios
La Isla Oeste

Veterinaria explica muertes en el zoológico en Mayagüez

El parque zoológico pertenece al Departamento de Recreación y Deportes, aunque en octubre pasado se firmó un acuerdo con el municipio de Mayagüez para crear un fideicomiso de traspaso.

Suministrada

Por One Red Media

Mayagüez. “Ángel llevaba mucho tiempo presentando problemas de salud crónicos”. El Tigre era mayor de edad. Fue eutanizado el lunes pasado.

Tras conocerse públicamente de su muerte, defensores de animales la emprendieron contra la Administración del Zoológico de Puerto Rico Dr. Juan A. Rivero, que ubica en la carretera PR-108 interior, en Mayagüez, que lleva décadas bajo la lupa de activistas pro animales.

El parque zoológico pertenece al Departamento de Recreación y Deportes, aunque en octubre pasado se firmó un acuerdo con el municipio de Mayagüez para crear un fideicomiso de traspaso con un término de transición de tres años.

La veterinaria Marilyn Arce, conoció el caso de Ángel cuando comenzó a trabajar en el zoológico en febrero de este año. Para entonces, la representante por el Distrito 19 de Mayagüez y San Germán, Maricarmen Más Rodríguez, radicó una resolución para investigar serios señalamientos en contra del Zoológico.

A preguntas de La Isla Oeste, Arce dijo que luego de hacerle exámenes de sangre, pruebas y sonogramas, así como consultar a expertos, alegadamente todos coincidieron en suministrarle medicamentos para darle mejor calidad de vida.

“Había progresado en un tiempo. Mejoró bastante, pero en  las últimas semanas se había deteriorado bastante. Ya el estaba al punto de que se tambaleaba, no quería comer todos los días, continuaba vomitando…”, explicó la veterinaria, destacando que aunque trataron lo posible, incluso consideraron enviarlo a un santuario en Estados Unidos, tuvieron que tomar la decisión de eutanizar al animal porque los expertos le dijeron que el felino no estaba en condiciones de viajar.

“Fue una decisión bien difícil”, acotó, explicando la edad promedio de un tigre es de 17 a 20 años y el tigre ya tenía 17. “Preferimos acabar con su sufrimiento que dejarlo sufrir”.

Según dijo, la decisión fue tomada por el comité de médicos veterinarios externos, conformado para consultarse casos específicos. En Julio, se espera la visita de este comité al zoológico para dar seguimiento a casos de importancia.

La necropsia la hizo un patólogo en Puerto Rico. Ángel tenía problemas en sus riñones y en los intestinos. Un trasplante de riñón a su edad no era una opción, según afirmó la doctora Arce.

Pero Ángel no es el único animal exótico que padeció enfermedades allí. El caso de dos cerditas jabalíes resultó ser un tumor ocasionado por un virus, que la veterinaria asegura ya lo tenían cuando llegaron al zoológico. “Es un tumor –no maligno- que sigue creciendo hasta un punto que empieza a lastimar órganos vitales”, acotó la veterinaria. Ambas fueron eutanizadas porque ya no se levantaban.

El 7 de junio nació una leoncita que murió una semana después a causa de una pulmonía. Otro leoncito nació el sábado, por lo que fue ubicado junto a su mamá leona en el refugio por parto. Resulta que durante la semana sacaron a la leona para limpiar el lugar, y cuando la regresaron ya no quiso a sus crías y las dejó morir de hambre.

“Nosotros cambiamos los procedimientos. De ahora en adelante esos animales no se mueven sin autorización debida”, dijo. “Estamos haciendo los ajustes necesarios y vamos a vasectomizar los machos”, acotó.

A preguntas sobre si se ha considerado remover y trasladar a los animales a otro zoológico, el nuevo superintendente, Alex Javier Vázquez señalo que no es opción “porque muchos de esos animales grandes- como los osos- llegan aquí por donaciones. Precisamente han seleccionado al zoológico como el ente que puede realmente cuidar a estos animales”.

Aseguró que luego de las vistas públicas realizadas por la Cámara de Representantes, se vela porque los medicamentos estén en fecha al igual que los alimentos. Subrayó que para entonces, el no fungía como superintendente, por lo que desconoce las razones que originaron los señalamientos de medicamentos y comidas expiradas.

De la investigación cameral surge que “en el zoológico se utilizó el procedimiento de eutanasia en junio del 2014 sin justificación alguna, en un puma, un babuino y un coatimundi, a pesar de que los récords disponibles indicaban que estos animales se encontraban en buen estado de salud”.

Los hallazgos fueron señalados luego de una serie de inspecciones realizadas por personal del Departamento de Agricultura Federal (USDA, por sus siglas en inglés), durante un período de tres años, que conllevó unas 12 inspecciones oculares al zoológico, encontrando unas 53 violaciones de procedimiento sobre el cuido de animales.

El zoológico se nutre del fondo general del gobierno de Puerto Rico. El superintendente asegura que “en la partida del zoológico siempre está el dinero para los alimentos, para los medicamentos de los animales. Esa partida es intocable”, acotó el funcionario que tomó las riendas del parque hace poco más de un mes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: