Advertisements
La Isla Oeste

Cientos lanzan flores en procesión por la “Patrona de los Mares”

Sobre 150 embarcaciones, entre botes, motoras acuáticas y lanchas, acompañaron la imagen de la Madona en sus 100 años de procesión.

Foto cortesía Berenith Román

Por Víctor Manuel Vázquez Domenech / Para La Isla Oeste

Aguadilla. Con vítores, aplausos y flores fue recibida hoy la imagen representativa de la Virgen del Carmen a la embarcación Frances, durante la tradicional procesión marítima por la bahía aguadillana.

Este año la celebración cobró mayor relevancia, pues se cumplió el primer centenario de esta tradición que los pescadores realizan para honrar a la Patrona de los Mares.

Miles de devotos católicos y curiosos, de todas partes de la Isla, acudieron a presenciar primero la procesión terrestre desde la Parroquia San Carlos Borromeo hasta el sector del Higüey, donde allí las autoridades gubernamentales destacaron la aportación cultural de la celebración religiosa, y luego avanzaron a la procesión marítima.

El Municipio de Aguadilla, la Cámara de Representantes y el Senado de Puerto Rico, enviaron mociones de felicitaciones a las autoridades eclesiásticas católicas, a los líderes culturales y a los pescadores.  El alcalde de Aguadilla, Carlos Méndez Martínez, el representante del Distrito 17, José Luis Rivera Guerra y el senador Luis Daniel Muñiz, respectivamente, hicieron entrega de las mismas.

“Esta celebración es cultural, religiosa y familiar.  Hay gente de todo Puerto Rico. Esta celebración en el Jardín del Atlántico de la Virgen del Carmen, aquí en Aguadilla, va a continuar para siempre”,  sostuvo Méndez Martínez.

Un emocionado, Álvaro Corrada del Rio, Obispo de Mayagüez, expresó su regocijo en la actividad.

“La Virgen del Carmen es la patrona de los pescadores. Por cien años Aguadilla, los pescadores de Aguadilla, se viven esta tradición. Los felicito a ellos y les deseos las bendiciones de Dios Todopoderoso a todo Puerto Rico”, exclamó mientras seguía la tradición de arrojar flores al mar desde la embarcación.

Mientras, Salvador “Tito” Recio, propietario de la embarcación Frances, indicó que “es un privilegio por estos cuarenta y cinco años (estar) paseando la virgencita del Carmen. Son cien años que se cumplen y en mi lancha cuarenta y cinco”.

De otro lado, el líder cultural, Rafael “Ito” Boglio, destacó que esta tradición es una de pueblo. “Aquí nadie convocó, aquí nadie llamó, aquí no se compró anuncios, no se pagó entrada. Este es un pueblo respondiendo a la necesidad que tiene de su identidad de pueblo y aquí está. El pueblo vino a cumplir su promesa con la virgen”, puntualizó.

En el recorrido por el mar participaron pescadores de las villas pesqueras del Higuey, El Tamarindo, Crash Boat y Espinar quienes en sus vistosas yolas adornadas con flores esperaron pacientemente que culminara la procesión terrestre para unirse a la procesión marítima.

Según los organizadores de la actividad, participaron sobre ciento cincuenta embarcaciones entre los botes, las motoras acuáticas y lanchas.  El recorrido marítimo comenzó en el sector Higüey, -cerca del Parque Colón -, pasando frente a la Calle Marina, el sector de El Tamarindo, el Canto de las Piedras, el antiguo Muelle de Azúcar, los Tres Amigos y el Enoja’o, Crash Boat y Peña Blanca.

Para César Santiago, empresario aguadillano, y quien llegó desde las ocho de la mañana a la embarcación Frances, la asistencia fue una de las mayores en los últimos años de celebración. “Esto es una actividad que hay que promocionar a nivel mundial”, sugirió.

Otro de los que ha participado, por alrededor de quince años, de esta tradición es el experto en tecnología, Otto Oppenhaimer. “Esto enaltece el alma, alimenta el espíritu. Nos ayuda a todos a reafirmar nuestra fe. Esto para mí es un gozo”, destacó el aguadillano.

Finalmente, Eric García, diácono de la Iglesia Católica, expresó su agradecimiento a las miles de personas que se dieron cita al litoral de Aguadilla. “Que se cumplan estos cien años con mucha alegría y el año que viene volvemos con la celebración”, acotó quien el próximo 4 agosto será ordenado sacerdote.

La seguridad en el mar estuvo a cargo de la Unidad Marítima de la Policía de Puerto Rico, FURA, el Cuerpo de Vigilantes del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales, la Guardia Costanera de los Estados Unidos y la Policía Municipal de Aguadilla.

This slideshow requires JavaScript.

 

 

 

 

Advertisements

Leave a Reply

%d bloggers like this: