Anuncios
La Isla Oeste

Abuela Kukuya aboga por la comunidad indígena taina [VIDEO]

Los tainos en el siglo XXI hacen un reclamo de tierras para honrar la tradición y cultura ancestral.

2017/Foto One Red Media

Por Daileen Joan Rodríguez / Para La Isla Oeste

A las cinco de la mañana se dio el Llamado del Guamo (caracol), y a las seis, se encendió la Llama del Amor.

Estos fueron los primeros ritos del día en la Jornada Indígena Taína que se celebra este fin de semana, del 11 al 13 de agosto, en su vigésima edición, desde el batey ubicado en la carretera 144 km 9.3 del barrio Coabey, en Jayuya.

A las faldas de los tres cerros que dan forma a la aparente imagen del Cacique Hayuya, Margarita “Kukuya” Noguera Vidal, narró cómo llegó a formar parte de la comunidad Taina moderna en Puerto Rico, “por quizás un compromiso que se hizo en un momento dado en otra vida”, según se plantea ella misma.

“Camino en el sendero indígena taino, ya en una vida plena. Estoy aquí como parte de un equipo de trabajo para celebrar la Jornada Indígena Taina”, comenzó diciendo la alfarera tradicional, conocida entre sus iguales por su jerarquía y nombre taino, como abuela “Kukuya”.

Hablando en palabras más concretas, afirmó que la comunidad Taina del siglo XXI ha ido resurgiendo con el venir de los años, con cierto sentido de pertenencia a la Tierra y con la pena de sufrir la pérdida de sus ancestros. En el afán de conocer más sobre sus raíces ancestrales, se han documentado leyendas, sitios, estudios arqueológicos e infinidad de datos que “se pierden” en bóvedas del Estado, olvidadas por la “carencia de compromiso” con la cultura.

Para algunos, ser Taino es una prueba de ADN que certifica su ascendencia. Para otros, un estado de consciencia. Sus creencias están sustentadas por profecías, que no son pregonadas, pero que están allí latentes, abriendo paso a ceremonias y revelaciones que les guían en este despertar.

“Cómo tú vas a poder vivir y ser una persona responsable y consciente de lo que haces y porqué lo haces; eso es parte de lo que nos lleva a esta realización. No somos solamente nosotros (en Jayuya), son muchos grupos (de tainos) en la Isla, cada cual haciendo lo que entiende es importante”, apuntó la abuela, en medio del batey donde se levantan las piedras consideradas sagradas y portadoras de la energía de la Madre Atabey, erigidas como canales de energía del Padre Yocahú.

La comunidad Taina en el siglo XXI

Para la abuela Kukuya, los tainos de hoy son un colectivo conformado por personas de diferentes vertientes. No importan sus rasgos o el color de su piel, ni el contenido genético. “Según las leyendas orales, el pueblo taino tuvo que mezclar su sangre con el pueblo invasor para poder sobrevivir y que la semilla no muriera”, explicó, afirmando que hoy, ser taino es un reconocimiento de nuestros antepasados.

“Nadie se convierte en lo que no es. Ya eso está. Hay un despertar de conciencia y la persona reconoce que hay algo que le llega profundo en el alma. No hay forma analítica de verlo, no es válido, porque te lleva a más confusión”, subrayó, enfatizando que se trata de un camino espiritual. “Tú no puedes conocer el tainismo hasta que tu no lo vivas. Tan sencillo como eso”.

La comunidad taina realiza diferentes actividades en el año. Entre estas hay cuatro eventos primordiales, que se observan durante los equinoccios –que son dos al año- y los solsticios –que también son dos anualmente.

En el caso de la Jornada Indígena Taina este fin de semana en Jayuya, se celebra el encendido de la llama de amor para toda la creación, “no solamente para el pueblo Taino y para esta Tierra, sino todas las tierras del mundo y el universo”, apuntó Kukuya. El ritual obedece al sentir de la energía sublime que nos rodea, según explicó.

“Nos llamamos, nos comunicamos por el celular, o por el fotuto, lo que esté (dijo con risa breve). Nos encontramos. No tiene nada que ver con el dinero, sino con un sentido de compromiso”. Detalló que las personas llegan hasta el batey con algo que compartir, ya sea comida, utensilios, bebida sana, “todo se comparte en gratitud, siempre dando gracias a dios (Yocahú)”, dijo.

La base de la espiritualidad del taino es el Cemí, abundó la abuela. Explicó que, contrario a lo que muchos piensan, el cemí no es un ídolo. “Nosotros no somos idólatras. Entendemos que hay energía que está depositada dentro de una figura que conocemos como el cemí”, agregó, explicando que la piedra tallada con de tres puntas, resulta ser para ellos un contenedor de la energía de dios. “Si no está despierto el amor en tu corazón, no puede despertar el cemí tampoco”, sostiene.

En Puerto Rico existen varios yacimientos indígenas, considerados lugares sagrados para esta comunidad taina, que al presente manifiesta su indignación por el evidente abandono en que se encuentran, pese a que la Compañía de Turismo los promueve dentro de la llamada Ruta Taina.

Según el mapa de la Ruta Taina, trazado con el coauspicio del Instituto de Cultura Puertorriqueña,  existen al menos 20 lugares entre Arecibo, Utuado Jayuya, Adjuntas y Ponce, donde el público puede tener contacto con las raíces indígenas del Caribe. Empero, Kukuya denuncia firmemente que lugares como el Centro Ceremonial Indígena Taino en Caguana (Utuado), que figura como el más importante del Caribe, esta “totalmente abandonado”.

“Ese centro está bien afectado y es triste porque no hay una conciencia conocedora de lo que significa esa energía que está allí presente en las piedras. Para nosotros, las piedras son nuestros ancestros. Hay vida. Ellos son los que guardan la memoria de toda la experiencia de la tierra. Hay que honrarlos. Porque son nuestros abuelos y nuestras abuelas”, sentenció.

“Ya es hora que el pueblo Taino tenga tierra”

La Jornada Indígena Taina continua hasta el domingo 13 de agosto. A continuación la agenda sujeta a cambios:

Anuncios

3 Comentarios en Abuela Kukuya aboga por la comunidad indígena taina [VIDEO]

  1. Domingo Hernandez De Jesus // agosto 14, 2017 en 3:12 pm // Responder

    Muy dedicada y honesta. Saludos a todos los que sienten el llamado de los ancestros. El indigena vive aun.

    Me gusta

  2. Muy buena reseña de la labor de Margarita Nogueras, Abuela Kukuya. Un trabajo excelente de una fiel creyente al movimiento. Sin embargo es bueno señalar que existen otros grupos de creencias Aborígenes Tainas distribuidos por toda Borike y los Estados Unidos. En el documental solo presentan al del compañero Martin Veguilla, que no estuvo presente en La 20 Jornada Taina

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: