Advertisements
La Isla Oeste

Sin entregar protocolo de autopsia del cuerpo de enfermera sabaneña asesinada

El Institutos de Ciencias Forenses debe al Ministerio Público prueba evidenciaria que necesaria para el juicio contra los presuntos asesinos.

2017/Foto One Red Media

Por Daileen Joan Rodriguez /Para La Isla Oeste

El protocolo de autopsia del cuerpo de Maritza Rodríguez Morales, la enfermera sabaneña asesinada el pasado 9 de mayo en la residencia de un veterado a quien cuidaba, no ha sido entregado aun al ministerio público para el proceso judicial.

Así lo dio a conocer hoy en el Tribunal de Mayagüez, el fiscal Omar Manfredy, durante una vista de estado del descubrimiento de prueba, donde se informó sobre los avances en el procedimiento de Regla 95.

El juicio contra el pensionado Guillermo Cummings Irizarry de 57 años, su hijo Guillermo Cummings Vélez de 22 y la esposa de este último, Yamaris Lugo Rivera de 29, supone dar comienzo el 26 de octubre de este año.

A Cummings Vélez se le acusa de asesinato en primer grado y apropiación ilegal. Mientras, a los tres se les acusa de destrucción de evidencia.

“Hay unas pruebas de DNA que están pendientes de ser evaluadas por la seróloga a quien se le asignó este caso”, apuntó el fiscal, quien explicó que “el Instituto de Ciencias Forenses, como saben, tiene problemas en sacar a veces lo que son documentos pendientes de ser entregados. Hay mucho trabajo y poco personal. Estamos tratando de maximizar los recursos, tanto del Departamento (de Justicia) como el de Ciencias Forenses. Nos comprometimos a darle seguimiemto”, señaló.

Durante vista preliminar quedó establecido que la víctima luchó por su vida mientras era estrangulada por Cummings Vélez, mientras su esposa la sujetaba. Una vez muerta, alegadamente el veterano padre la usó sexualmente. Posteriormente, en común y muto acuerdo, procedieron a deshacerse del cadáver lanzándolo a un río en Hormigueros, donde fue hallado días más tarde.

“Ciertamente sostenemos desde el principio en la prueba que tenemos. Estamos confiados en hacerle justicia a la vícticma en este crimen que cometieron estas tres personas”.

De otra parte, el mimisterio público dijo que estará haciendo entrega finalmente del Toyota Yaris, color rojo del año 2009, perteneciente a la víctima. El auto permanece en poder de las autoridades por contener huellas dactilares que pudieran servir en un momento como prueba de cargo. Sin embargo, el fiscal Mafreddie dijo hoy que esta prueba no será llamada a desfilar porque existe suficiente evidencia en videos que colocan al imputado en el lugar de la escena del estacionemiento del Mayaguez Mall, donde llegó para deshacerse del vehículo.

“De haber huellas del joven Cummings no las vamos a utilizar. Tenemos vasta prueba independiente que lo colocan dejando ese vehículo en el Mayaguez Mall”, dijo el fiscal.

De otra parte, la abogada de defensa de la esposa de Cummings Vélez, licenciada Gordils solicitó en esta fase de los procedimientos, que se le presente prueba de algún informe -si existe- o querella que figure por parte de la occisa relacionado a su trabajo. Es decir, “si estaba teniendo problemas en el trabajo, si estaba teniendo problemas con mi cliente o con alguno de los miembros”, señaló la abogada. Sin embargo, lo que se dijo hoy en sala es que no existe tal prueba, por lo que “el ministerio público no pretende presentarlo”.

Se presume que el móvil del crimen tuvo origen en una querella que supuestamente presentó la enfermera en contra del trio familiar, cuando alegadamente identificó maltrato de parte de la hoy acusada hacia su bebé recién nacido.

La defensa de Yamaris dijo que ha contratado a un perito que la evaluará para determinar si se puede presentar defensa relacionada a su capacidad cognitiva que la ayude en este caso.

La investigación estuvo a cargo del agente Edgar Vélez del CIC de Mayagüez.

Se anticipa que el juicio se vea por jurado.

Advertisements

Leave a Reply

%d bloggers like this: