Advertisements
La Isla Oeste

En vilo por la represa del Guajataca

La AAA explicó, la rotura ocurrió porque de la salida donde estaba el embalse no salió más agua y ello creó mucha presión,

2017/Foto One Red Media

Por Víctor Manuel Vázquez Domenech

San Sebastián.   El inminente colapso de la represa del embalse Guajataca, mantiene en vilo a la comunidad del área oeste, en especial a pepianianos, isabelinos y quebradillanos.

Desde que el Servicio Nacional de Meteorología emitió el aviso -a un par de días del huracán María- para que desalojaran las áreas adyacentes, tanto el director de la Oficina Municipal para el Manejo de Emergencias (OMME) de San Sebastián, Félix Avilés, como el Jefe de Seguridad Pública de Isabela, Juan Vargas Morales, encabezaron el operativo de desalojo de los residentes de las áreas cercanas a la represa.

Camiones de la Guardia Nacional atravesaron calles inundadas por el cuerpo de agua para desalojar a los residentes del área el pasado 23 de septiembre.

Doña Carmen Delia Ramírez Núñez, apretaba cautelosa su bolso con pertenencias mientras una decena de rescatistas sujetaba su silla de ruedas para hacerla descender segura del camión militar.

“Dios está con uno”, expresó la mujer que dijo es la primera vez que la desalojan de su casa en 14 años que lleva residiendo cerca del sector Aibonito Beltrán de San Sebastián. “Yo no estoy nerviosa”, dijo, afirmando que “solo Dios sabrá” porqué hizo caso omiso del primer llamado al desalojo la noche antes.

Yendaliz Rosado, madre de tres niños, observaba el operativo, afirmando que no hay cosa más valiosa que la vida, “lo demás no importa”, acotó, dando lección a sus pequeños de todo lo vivido y lo que falta en este tiempo de crisis.

Por su parte, Jaime Crespo, quien dice haber trabajado en la reconstrucción de la represa, opinó que de la forma en que construyó la misma “es difícil que se vaya”.

“La construcción está bastante bien”, apostó el obrero retirado.

Según Juan Vargas Morales, Jefe de Seguridad Pública de Isabela, como medida preventiva fueron desalojados los residentes de los barrios Llanadas, Poncito, el área de Isabela de La Tuna y todo el sector El Riego cercano al canal.

El número de refugiados ascendió a 218 personas, quienes fueron llevadas a la escuela superior Francisco Mendoza, al Centro Integral de la Juventud y a la escuela Gloria González.

El Cuerpo de Ingenieros, FEMA, la Guardia Costanera, la Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres, la Autoridad de Energía Eléctrica, el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales y el Sistema de Riego de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados, están a cargo de atender el problema.

Más allá de la fisura

Entretanto, el director regional de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA), ingeniero Joel Lugo, aclaró que además de la fisura en la represa del Lago Guajataca, existe un colapso entre la conexión del embalse y los canales de Guajataca, situación que impide que el agua entre al canal.

“Eso lo que provoca es que tanto en el pueblo de Isabela -el sistema de riego hacia Calero-  (como) Aguadilla, no vamos a tener agua, hasta que podamos extraer el agua -de alguna manera- que está en el embalse o en el Río Guajataca hacia los canales de riego”, explicó el ingeniero.

Lugo especificó que los canales están bien sucios, con hasta animales muertos y árboles. No obstante, ya la AAA ha comenzado a limpiarlos.

Al momento, el Cuerpo de Ingenieros de los Estados Unidos está en el área haciendo una evaluación de la estabilidad del embalse, el cual sigue botando mucha agua. Aún cuando Lugo es el director regional de la AAA, el funcionario asegura que no ha tenido comunicación directa con personal de la entidad federal, pese a que lo ha solicitado a través de la Guardia Nacional.

“La cuestion de la fisura y la estabilidad del embalse es lo que está bregando el Cuerpo de Ingenieros para proteger la pared del embalse”, explicó.

“La parte de la pared del embalse, que protege esa columna de agua, ha ido erosionando debido a que el agua corrió por el alidadero, pero está la rotura. La conexión del túnel del embalse al canal, eso no está. Hay un boquete, un roto allí”, mencionó el ingeniero.

Como dato interesante, el huracán María rompió récord de eventos de agua y nivel en su historia. Resulta que, el embalse Guajataca llegó a tener 216 metros de altura, cuando su límite es de hasta 196 metros. “Es un rascacielos de agua. La toma flotante que yo tenía, desapareció”, comentó Lugo asombrado.

Según explicó, la rotura ocurrió porque de la salida donde estaba el embalse no salió más agua y ello creó mucha presión, por lo que el agua se fue hacia alrededor del alidadero “y ese mar de agua chocó el canal y rompió el tubo”, relató el experto.

Como una de las alternativas para llevar agua al canal, Lugo propuso colocar unas bombas en el Río Guajataca para poder bombear el agua de allí. “Eso ayudaría grandemente a Isabela y eventualmente -depende de cuánta agua podamos extraer- ayudaría a Aguadilla, Moca y Aguada”.

Lugo reconoció que se están evaluando diferentes formas de extraer el agua del canal. “La que sea más rápida es la que hay que hacer”.

“Nosotros estamos buscando alternativas para mitigar la situación. Pero es bien importante la cooperación de la AEE, personal de riego, en la limpieza de los canales. Si los canales no se limpian, el agua no llega”, manifestó

Advertisements

4 Trackbacks / Pingbacks

  1. Lider de la UIA en el Oeste tilda de inaceptable falta de informacion sobre Guajataca – La Isla Oeste
  2. Lider de la UIA en el Oeste tilda de inaceptable falta de informacion sobre Guajataca – Dominicanos NYC
  3. Resumen 2017: Año devastador, de pérdida y oscuridad – La Isla Oeste
  4. Resumen 2017: Año devastador, de pérdida y oscuridad – Dominicanos NYC

Leave a Reply

%d bloggers like this: