Advertisements
La Isla Oeste

WKJB: La radio que levanta al Oeste tras María [VIDEO]

Ante la emergencia, el pueblo llegó hasta allí buscando comunicarse por las ondas radiales con sus familiares.

Por Daileen Joan Rodríguez / Para La Isla Oeste

Mayagüez.  “El oeste se levanta”.

Nadie imaginó que una sola emisora sirviera para levantar a la región Oeste tras el embate del huracán María por Puerto Rico.

En la estación radial estaban destacados los locutores “Doel Omar” y “Joe” Rivera y el productor independiente “Toti” Figueroa para transmitir las incidencias del ciclón.

Era cerca del mediodía del pasado 20 de septiembre, cuando empezaron a soplar los vientos huracanados más fuertes y procedieron a cesar operaciones para proteger los transmisores y la antena por unas horas.

“Estaba todavía (al aire) la cadena Radio Isla en WKJB (710 AM); lay en WPRA (990 AM) seguimos con la programación regular. Estaba Toti Figueroa al aire cuando empezó todo el viento fuerte”, narró Ada Ramos Rodríguez, gerente general de la Estación, que ubica en la Avenida Santa Teresita Journet (carretera 114) #637 Sur en Mayagüez.

Unidad para todos los medios

“El milagro” –como le hace llamar Antonio Bechara Irizarry (vicepresidente de la empresa) al hecho de que se mantuvo firme la antena- no tocó a otras estaciones de comunicaciones en la región. Todas las demás emisoras dejaron de funcionar, incluida la estación televisiva Wora Tv, canal 5, localizada en la carretera PR 102 en jurisdicción de Guanajibo en Mayagüez.

Siendo la única emisora al aire, comenzaron a llegar colegas de radio y televisión para reportear las incidencias noticiosas, obedeciendo el llamado de vocación que la prensa profesa, sobre todo en tiempos de emergencia.

Por los pasillos desfilaron representantes de todas las empresas en comunicaciones y desde los micrófonos de la estación reportearon decenas de colegas periodistas y comunicadores radiales, de prensa escrita, multimedia y televisión.

“Entre todo el mal rato que pasamos (por el huracán), esta ha sido una experiencia muy bonita. Ha sido una colaboración, porque nosotros tenemos el canal, pero los voluntarios y los compañeros de los demás medios han sido los que han podido continuar con la dinámica que se ha venido trabajando. Así es que en ese momento de crisis, toda esa gente se creció y nosotros estamos y estaremos aquí para continuar con ellos hasta que sea necesario”, expresó Bechara Irizarry.

Dos semanas después del evento atmosférico, todavía algunos comunicadores se levantaban del micrófono para dar paso a otros que llegan a hacer lo propio.

Desde que inició el caos por el desastre natural, representantes de agencias de gobierno acudieron a la radio para informar el estado de situación en sus respectivas áreas.

Comenzó así a llegar la gente “de a pie”

El pueblo llegó hasta las instalaciones buscando comunicarse a través de las ondas radiales con sus familiares. Algunos llegaban con la esperanza de que alguien “allá afuera” -con señal de celular o teléfono- escuchara su voz y pasara el mensaje a sus familiares fuera de Puerto Rico.

En efecto, surgió un “segundo milagro” –según explica Bechara Irizarry- cuando desde Estados Unidos empezaron a llamar personas agradeciendo a la Emisora por haberles conectado con sus seres queridos en Puerto Rico, a quienes creían desaparecidos en medio de la incomunicación. Resulta que, un equipo de radioaficionados –ahora héroes anónimos en este desastre- utilizaron su conocimiento en sistema KP4 y comenzaron a transmitir infinidad de mensajes que escuchaban por las ondas radiales.

La cadena de transmisión por radiofrecuencia incluyó nombres, números de teléfonos y ubicación, lo que hizo posible que familias enteras supieran que estaban vivos sus amados. También personas que tenían señal de celular en algún punto de la isla hicieron lo propio.  Y es que, debido a que muchas emisoras estaban fuera del aire, los 10,000 vatios de potencia de WKJB AM lograron alcance hasta pueblos fuera de la zona Oeste, incluidos los municipios de Villalba, Guaynabo, Naranjito, entre otros.

“Se dieron muchos milagros. Mucha gente que estaba escuchando y que tenía comunicación, empezó a llamar a gente en Estados Unidos. Completos desconocidos empezaron a tomar teléfonos y nombres y empezaron a llamar a gente en Estados Unidos”, puntualizó la gerente general de la estación radial.

Ramos Rodríguez explica que la fila de personas que arribaron hasta las instalaciones de WKJB en Mayagüez, queriendo llevar su mensaje a otros, salía por la puerta hasta el estacionamiento.

“El licenciado Dennis Bechara (presidente de la empresa) estuvo todo el tiempo ayudándome en la fila, acomodando a la gente afuera. Hubo un momento que era tanta la tensión y tanta la emoción de lo que estaba viviendo, que se sentó allí y me dijo: Ada ya no puedo más. Vio tanta gente afectada que tuvo que tomar un receso”, destacó  la gerente general.

“Muchas madres llorando, hijos llorando, fue una experiencia…”, acotó Ramos Rodríguez, ahogada en un suspiro de emoción.

Es el caso de un niño de 12 años, que al momento del huracán estaba bajo la custodia de su padre en Mayagüez.

Según cuentan, el agente Iván Plumey, de comunicaciones en la Comandancia local informó el asunto al teniente Gualberto Cruz, de Patrullas de Carreteras, quien llegó hasta el sector Sabana Eneas con la encomienda de notificar a la madre del niño que su hijo estaba tratando de localizarla hacía dos semanas.

El encuentro entre madre e hijo conmovió a todos en la Estación.

Todavía hoy, se guardan en la oficina las cientos de notas con mensajes de personas, que -tímidas ante los micrófonos o lo suficientemente afectadas para no poder hablar- escribieron para que un locutor las leyera al aire. Estos cientos de papeles escritos a mano, de diversos tamaños y colores, son guardados por el empresario Bechara Irizarry como un tesoro.

“En su momento haremos un tipo de documento, sea un libro o algo, para que la gente tenga eso como recuerdo”, afirma el empresario de 38 años, quien asegura que esta experiencia supera todas las que haya vivido en la Emisora. “Nunca en mi vida había vivido una experiencia así”, reitera.

This slideshow requires JavaScript.

Un COE en la Estación

Resulta que, además de unir a todo un pueblo en y fuera de la Isla, desde allí se atendió la distribución de suministros y medicamentos que empezaron a llegar por parte del sector privado, como respuesta a la necesidad que muchos ciudadanos manifestaron a través de sus ondas.

Es así que, contra toda adversidad, las oficinas de las estaciones WKJB 710 AM y WPRA 990 AM, se convirtieron en una especie de Centro de Operaciones de Emergencia (COE) para el oeste de Puerto Rico.

“Esto tomó otro giro. Después de la situación de familiares encontrarse –aunque todavía llegan- se dio la dinámica para atender las necesidades básicas de comida, pañales, sillas de rueda, hasta ropa. Para mí es increíble la cantidad de gente que llega anónima, que no quiere que digan lo que traen (para donar). También pacientes han venido a recibir sus terapias (que requieren conectarse a la electricidad)”, añadió Bechara Irizarry.

El empresario agradece hoy a muchos comerciantes, agencias de gobierno y municipios que llegaron a proveer agua, combustible y suministros para mantener operando 24/7 a la emisora, en beneficio de los ciudadanos; entre estos: Bomberos de Puerto Rico, Cabo Rojo Gas, Claro, municipios de Mayagüez y Hormigueros, médicos y restaurantes, y  otros.

“Han sido pequeños milagros los que han hecho posible que esto continúe”, afirma Bechara Irizarry.

Este sábado el equipo de comunicadores unidos de WKJB 710 Y WPRA 990, inician un impacto comunitario, visitando la gente del sector El Maní en Mayagüez para llevar recursos, psicólogos, médicos y profesionales de la salud en aras de proveer un aliciente a los damnificados.

Está en agenda levantar un radio maratón, del que próximamente se estarán dando más detalles.

Para información 787-832-4592 (WKJB) o al 787-834-0990 (WPRA).

Potencia y firmeza

Contrario a lo sucedido para el huracán Georges en 1998 -cuyos vientos hicieron caer la antena de la estación dejándoles fuera del aire hasta que se reparara- esta vez la antena resistió el embate del huracán. La razón de que se mantuviera en pie se atribuye a que al caerse la antena en Georges, los tensores para la nueva antena fueron instalados mucho más fuertes y más profundos. También la estructura actual fue levantada con materiales más fuertes.

“La estructura estaba preparada para aguatar vientos de esa fuerza”, asegura Antonio Bechara Irizarry, vicepresidente de la empresa, destacando que también la ubicación de la antena en medio de un grupo de edificios, pudo incidir en que se viera protegida. “Fue una combinación de preparación y un poco de suerte”, apuntó.

Bechara Irizarry también destacó la ejecutoria de su técnico, Iván Feliú, del Departamento de Ingeniería de la emisora, “porque una parte debe atribuirse al mantenimiento hecho, para que no sufriéramos problemas graves y pudiéramos continuar. Definitivamente él es una de las personas, de muchas más que de momento se me escapan de la mente”, puntualizó.

WKJB Am fue fundada en 1946 en Mayagüez por José A. Bechara Galib, a quien cariñosamente todos llamaban Don Tito. Al fallecer su fundador en 1998, la empresa pasó a manos de sus hijos Dennis y José, este ultimo también falleció en 2007, asumiendo su rol Antonio, su hijo.

La cadena Radio Isla es retransmitida por WKJB, que figura como la emisora de mayor potencia fuera del área Metropolitana y la primera AM de mayor potencia en el área oeste, operando con 10,000 vatios en la frecuencia 710 Khz.

Advertisements

1 Comment on WKJB: La radio que levanta al Oeste tras María [VIDEO]

  1. JBravo Fusco // October 26, 2017 at 1:57 pm // Reply

    Thank you to all the heroes during this ordeal, may God bless you all!!!!!!!

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. COMENTARIO: La radio antes y después de María – La Isla Oeste
  2. ANÁLISIS: La radio antes y después de María – La Isla Oeste

Leave a Reply

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: