Advertisements
La Isla Oeste

Carlos Delgado llega con ayuda para los cerros en Aguadilla

Quinientas compras fueron repartidas este fin de semana por el pelotero de grandes ligas, Carlos Delgado, para las familias de los llamados cerros de Aguadilla damnificadas tras el paso del Huracán María.

El deportista aguadillano supervisaba cada detalle para la distribución de los alimentos, que estuvo a cargo por personal de la fundación Extra Bases, las monjas salesianas y voluntarios de la Casa Juan Bosco.

“Obviamente sabemos lo devastador que fue el Huracán María pero yo pienso que hay que tener una actitud positiva. Hay que ayudar a los más necesitados”, señaló Delgado quien conoce el trabajo de las hermanas salesianas hace muchos años.

“Traemos un poco de comida. Traemos un poco de agua y lo más importante es que traemos mucha alegría”, puntualizó el toletero.

Además, del área de los cerros de Aguadilla, la ayuda fue extendida para varias organizaciones sin fines de lucro como el Hogar Jesús del Nazareno en Isabela y Regazo de Paz en Aguadilla.

“Poco a poco vamos a seguir para ayudar a la gente. Yo pienso que el pueblo se ha unido de una manera increíble que es lo más importante y se está ayudando a la gente. Lamentablemente hay mucha necesidad pero poco a poco vamos a tratar de seguir ayudando”, subrayó.

“Yo tengo un compromiso moral con mi pueblo de Aguadilla y quería venir por aquí y eventualmente se van a hacer otros esfuerzos”, dijo Delgado.

De otro lado, Sor Nilsa González, directora de la Casa Juan Bosco, explicó que Carlos Delgado por muchos años ha sido un benefactor de la organización que ella  dirige.

“No me ha extrañado que el (Carlos Delgado) haya querido utilizar nuestra institución como lugar de encuentro para llegarse a la comunidad, que es su comunidad”, indicó la monja católica.

Desde hace dos semanas en la Casa Juan Bosco se ofrecen servicios para que los niños tengan Tiempo de asueto. Se le brinda también almuerzo para unos 85 niños de la comunidad, por lo que la ayuda de Delgado viene a sostener este esfuerzo, según detalló la religiosa.

De otra parte, Tania Delgado, hermana del astro Boricua, expresó sentir confianza en que sea la Casa Juan Bosco quien les sirva de mediadores a las comunidades más necesitadas para realizar la distribución.

“Tremenda ayuda. Carlos Delgado donó eso a Aguadilla porque él es de aquí. Él sabe las necesidades qué hay. Gloria a Dios porque esto es una bendición”, exclamó Nydia Valentín, residente de El Tamarindo de Aguadilla.

Otra que llegó tempranito, fue Blanca Mendez quien precisó: “Esto es bien importante porque él es de aquí, igual que nosotros.”

“Esto es una alegría bien impresionante ya que el Alcalde de aquí no se ha puesto con  eso pero aquí tenemos a Delgado haciendo de su parte”, manifestó un joven de veintitantos años quien también asistió a buscar alimentos junto con su vecina del sector La 15.

Mientras, el matrimonio compuesto por Rosa Negron y Felipe Mangual agradecieron a las monjas por “darnos comida calientita que hasta mi casa me las han llevados porque somos dos ancianos que casi no podemos caminar”. Calificaron la ayuda como formidable.

Carmen González y sus hijas Sonia y Yazmín Crespo, residentes del Poblado San Antonio,  describieron la ayuda recibida como un milagro pues desde el paso del Huracán María no han recibido nada, según señalaron.

Finalmente, Sor Maritza, agradeció el detalle de Delgado al darle esperanza a nuestra gente . “Aquí se da esperanza a nuestros niños a través de la educación. Ellos juegan en sana alegría. Tienen un lugar limpio”, detalló sobre los servicios que se ofrecen en la Casa Juan Bosco.

Todo los suministros fueron un donativo del pelotero y canalizados a través de su fundación.
A las actividades se integró a compartir con los niños el reconocido payaso Remi.

Advertisements

Leave a Reply

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: