Advertisements
La Isla Oeste

FEMA: La prioridad ahora es proveer vivienda segura

En la fase de recuperación FEMA viene coordinando ayudas para vivienda y advierte a los alcaldes que la pueden acogerse al plan de mitigación para evitar que se reconstruya en lugares de alto riesgo.  

2017/Foto One Red Media

Por Daileen Joan Rodríguez / Para La Isla Oeste

La emergencia que vive Puerto Rico tras el paso del huracán María significa la emisión de fondos para programa de vivienda más grande de la historia a través de la Agencia Federal de Manejo de Emergencia (FEMA).

Así lo dio a conocer el portavoz de la agencia federal, Alberto Pillot, quien destacó que ahora la prioridad es sacar a las personas de los refugios. Según el último informe del Secretario de Asuntos Públicos, Ramón Rosario Cortés, todavía se registran 2,660 refugiados y 143 mascotas en 65 refugios.

Lo apremiante es que estas personas regresen a vivir en su casa o que vayan a otra casa que puedan vivir, puntualizó el portavoz de FEMA en entrevista con La Isla Oeste.

Por tanto, destacó que próximamente se dará el anuncio del programa Tu Hogar Renace, una asistencia directa para sobrevivientes del desastre que ya hayan sido registrados y que cualifican. Para recibir esta ayuda, los damnificados solo deben esperar a ser contactados por FEMA, según dijo, pues luego que las personas se registraron para la asistencia por emergencia crítica, personal de FEMA en San Juan evalúa los casos e identifica quiénes cualifican para esta ayuda. “Ellos se van a comunicar de una forma u otra”, sostuvo.

Estas ayudas, son solo para reparaciones de emergencia, es decir, reparar filtraciones de techo, reponer puertas y ventanas necesarias y reparaciones de paredes, entre otras cosas apremiantes. No van destinadas a hacer remodelaciones ni gastos extravagantes, puntualizó el portavoz de FEMA.

Para ser elegible, tiene que ser una vivienda primaria y tiene que tener daños. Los dueños de hogares que tienen hipotecas con seguros, deben llamar a la aseguradora antes de hacer cualquier reclamación. Una vez la aseguradora haga su declaración, la persona puede pasar con el documento ante FEMA para determinar si cualifica para alguna ayuda adicional.

Los inspectores de FEMA identifican para ayuda inmediata, solo los daños esenciales, que son aquellos que privan a las personas de vivir de manera sanitaria, segura y habitable en la vivienda.  

En manos de los Municipios las casas en zonas de alto riesgo

A preguntas sobre qué va a pasar con las residencias que sufrieron daños en la zona marítimo-terrestre, donde no es recomendable construir vivienda, Rolando Rivero -Supervisor de la División A de Operaciones de FEMA para la Zona IV- explicó que los Municipios tendrán que evaluar si entran al Programa de Mitigación.

Según Rivero, los alcaldes pueden optar por comprar las propiedades en riesgo para evitar que se reconstruyan y en un futuro vuelvan a ser pérdidas en un desastre natural.

“(Los alcaldes) pueden decir: vamos a comprar ese terreno y no va a volver a ser una casa nunca más. Eso puede ser algo que pase en ese caso (de zonas marítimo-terrestre), pero el municipio tiene que hacer esa decisión y participar en el programa (de mitigación). Ahí FEMA le da el dinero para que compre la casa o el terreno y que nunca más se use para una casa”, explicó el supervisor de la Zona IV, que comprende los pueblos de Isabela, Aguadilla, San Sebastián, Moca, Aguada, Rincón y Añasco.

En los casos de residencias que ubican en áreas inundables y que durante esta emergencia FEMA otorgó ayuda por reclamación, esta viene a ser condicionada a que de ahora en adelante tenga un seguro de inundaciones. Este seguro FEMA lo paga durante los primeros tres años, pero luego pasa a ser responsabilidad del propietario, acotó el funcionario federal. Si el seguro deja de pagarse por alguna razón y ocurre otra inundación, FEMA denegará cualquier reclamación relacionada, excepto la de ayuda personal inmediata.

María representó la misión más grande de FEMA

El portavoz de FEMA destacó que al momento se han registrado unas 1,053,719 aplicaciones –y contando- y se han aprobado sobre $125 millones en ayudas de FEMA.

“Esta ha sido la misión aérea de distribución agua y comida más extensa en la historia de Fema”, reiteró, detallando los alcances de esta misión como a continuación:

Sobre 1,058 vuelos de ayuda

Sobre 33.6 millones de litros de agua repartidos

Sobre 25.1 millones de comidas repartidas  

Misión eléctrica más grande por el Batallón 249 del Cuerpo de Ingenieros

408 generadores eléctricos instalados

854 evaluaciones de ayuda completadas

Misión médica más grande con sobre 4,700 en personal médico

30,800 pacientes atendidos

Las ayudas de FEMA provienen del Fondo para Desastres y Recuperación (Disaster Recovery Fund), asignado anualmente.

Mientras, la operación a nivel administrativo de la agencia se nutre de una asignación presupuestaria anual a través del Congreso federal.

No obstante, el portavoz de FEMA destacó también que la agencia federal “solo funge como ente coordinador de las ayudas”.

“FEMA es la agencia coordinadora del Estado aquí en Puerto Rico. Como Puerto Rico determine (se hará). Nosotros preguntamos: qué ustedes necesitan? Pero el Estado es el que determina muchas de las coordinaciones, porque nosotros somos el apoyo del Estado”, dijo, poniendo en manos del gobierno de Puerto Rico la responsabilidad de todas las decisiones tomadas hasta ahora, incluyendo la de cómo se manejan los suministros y la coordinación en los puertos.

Advertisements

Leave a Reply

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: