Advertisements
La Isla Oeste

Tendencias de mercadeo 2018: más allá de la imagen

La autora es consultora de negocios en mercadeo y servicio al cliente.

Por Ivelisse Arroyo Pérez

Hay nuevas tendencias de mercadeo en este 2018, y hay otras que son más de lo mismo. ¿Deben los negocios prestarles atención? Quisiera decirles que no, que su negocio sobrevivirá sin realizar ningún esfuerzo de mercadeo e ignorando las tendencias, pero en realidad no es así. Todo negocio necesita una estrategia concreta de mercadeo que integre los elementos necesarios para garantizar el éxito y el crecimiento de su negocio.

Durante los últimos años se ha visto un enfoque mayor hacia el mercadeo digital. No me cabe la menor duda que el mercadeo digital es el presente y el futuro. Sin embargo, el mercadeo digital no funciona por sí solo; al menos no en una práctica estructurada, organizada y con la operación del negocio en mente. El mercadeo debe verse como un todo. Ya no puede separarse del día a día operacional.

Puedo hablarles de las mismas tendencias de siempre, pero quiero enfocarme en las que menos atención se les presta y considero el fundamento para lograr el éxito con su plan de mercadeo. Les comparto algunas desde mi perspectiva en la práctica:

La integración del mercadeo a la operación. Algo que no puedo garantizarles a mis clientes es que los esfuerzos de mercadeo van a hacer crecer su negocio. Los esfuerzos de mercadeo desarrollan la imagen de la marca y promueven los productos o servicios. Ahora, si cuando el cliente solicita el producto o servicio no obtiene lo prometido en esos esfuerzos, deja de ser un problema de mercadeo y se convierte en un problema operacional. Por tanto, es importante que se evalúe la operación para que se integren a los esfuerzos de mercadeo y el cliente final obtenga los resultados esperados.

Segmentación más específica. Ya un producto o servicio no puede dirigirse a un espectro amplio de clientes. Es importante desarrollar campañas especializadas a grupos de clientes con necesidades específicas; hay que darles un rostro a esas necesidades. Esto significa que podría tener que realizar múltiples campañas del mismo producto para diferentes grupos que pueden beneficiarse de forma diferente. Para esto debe escuchar, de eso le hablo en el siguiente punto.

Escuchar para crecer. A ningún dueño de negocio le gusta que le hablen mal de su producto o servicio. Es natural. Tendemos a no ser muy receptivos a la crítica. Es hora de cambiar eso. Las críticas, constructivas y las no constructivas, son útiles para realizar un análisis de lo que está funcionando y de lo que no. Realice encuestas a sus clientes en persona, vía correo electrónico y a sus seguidores en las redes sociales. Utilice los resultados para medir cómo están respondiendo a sus productos o servicios. Utilice un lenguaje con el que se identifiquen e invítelos a formar parte del desarrollo o mejora de sus productos y servicios. Las audiencias de hoy gustan de formar parte del desarrollo de los productos y servicios de sus marcas favoritas. Esto les da un sentido de pertenencia.

Entendimiento del trayecto del consumidor. Recopilar datos que provean una visión del perfil de tus consumidores es de vital importancia para reconocer en qué lugar se encuentran en el proceso de compra cuando llegan a tu negocio. Tendemos a pensar que todos están listos para comprar cuando llegan a nosotros, pero no es así. Hoy, esa trayectoria del consumidor no es en línea recta hacia la compra directa. Es aquí cuando la transformación operacional del servicio es transcendental para identificar a tu cliente en cada lugar del trayecto. “Esfuérzate por usar primero los datos para saber dónde está tu consumidor en cada paso del proceso de compra, conoce qué apela a sus intereses, y diseña tu mercadeo para encontrarlos en cada lugar de la trayectoria.” – Katie Harris, Spot On Solutions.

La caída de los “influencers”. Los “influencers” no desaparecerán. Pero sí las marcas van a transformar cómo invierten mejor su dinero en estos; invertirán menos en “influencers” de alto perfil. El término de “marca personal” de los “influencers” está evolucionando. Las personas quieren conocer a personas con defectos y virtudes como ellos. La conexión entre ellos y la audiencia debe darse en un contexto interactivo y no solo informativo de venta. Las marcas deben escoger personas con las que la audiencia se sienta cómoda, se identifique con ellos y que no los vean inalcanzables. Los “influencers” se usan como parte de la estrategia de mercadeo, no solo porque sí.

“El mercado de “influencers” colapsará a medida que las marcas disminuyan su uso a solo una selección de individuos que les traigan resultados orgánicos… lejos de “influencers” de alto costo…que les traen reconocimiento de marca, pero poco ROI.”- Craig Greiwe, Rogers & Cowan.

El uso de voz y geolocalización. A medida que las audiencias buscan maneras de no perderse lo que les gusta y aun así realizar sus actividades de rutina, buscan alternativas para no perderse las últimas informaciones de su interés. Esto ha ido desarrollando el uso de dispositivos de voz para realizar búsquedas como Alexa de Amazon, Asistente de Google, Cortana de Microsoft, y los “chatbots” (programas de computadoras que realizan conversaciones por audio o texto). Igualmente, las audiencias integran a sus rutinas la búsqueda de lugares donde consumir o comprar según su localización. Por tanto, el mercadeo debe integrar frases de búsqueda adaptadas a estos dispositivos y a las búsquedas de geo localizadores.

Aunque el uso del vídeo, los blogs, la realidad aumentada, la inteligencia artificial, entre otras tendencias, continuarán en el espectro, quise compartir aspectos medulares del mercadeo de un negocio en el siglo 21 que vale la pena atender más allá de exponer la imagen de tu marca. Hoy es más importante que nunca invertir en mercadeo, pero de forma más eficiente y a partir de la operación. La clave para el éxito los próximos años es realizar una radiografía interna recurrentemente que resulte en el desarrollo de estrategias de mercadeo, de adentro hacia afuera.

Durante los últimos meses del 2017 vimos la radiografía de los negocios en la Isla. Las empresas necesitan comenzar a invertir en cómo manejarán el futuro de sus negocios para garantizar la continuidad operacional ante otro fenómeno atmosférico. Esa radiografía debe incluir la transición a estrategias de mercadeo que se ajusten a esa realidad y al Puerto Rico después de María.

Ivelisse Arroyo Pérez es consultora de negocios en mercadeo y servicio al cliente. Propietaria de Curao’ Marketing & Business Consulting Firm.  Para más información: info@curaomarketing.com / (939) 881-3197.

Advertisements

Leave a Reply

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: