Advertisements
La Isla Oeste

Rivera Schatz asegura “no votaría jamás por derogación de la Ley 80”

El presidente del Senado cuestionó la autoridad moral de la señora Natalie Jaresko al decir categóricamente que la Ley 80 es mala para Puerto Rico.

Suministrada

El Capitolio. El presidente del Senado Thomas Rivera Schatz aseguró hoy que tiene su mente hecha sobre la derogación de la Ley 80 y sostuvo que “no votaría jamás por su derogación” porque no convencerlo.

“Los datos que por lo menos este Senador tiene son esos, no hay un fundamento económico convincente para entender que quitarle derechos a los trabajadores es algo bueno. No ha habido un solo deponente o patrono que diga que derogando esta ley mejoraría la economía. No hay data, información o evidencia que esto sería beneficioso. No hay un fundamento económico convincente de que quitándoles derechos a los trabajadores se logre algo. Al día de hoy a mí nadie me ha convencido que derogar la Ley 80 sea el paso correcto”, dijo. 

Sin embargo, apuntó que sí hay informaciones que evidencian que trasformando el sistema energético del País para que sea más eficiente y revisando el tema de cómo hacemos negocios en Puerto Rico para que sea mucho más fácil, “esto ayudaría a Puerto Rico podría salir adelante aun ante las circunstancias inhóspitas que la colonia nos impone”, sostuvo; y agregó que el dilema colonial es el problema de fondo.   

Asimismo, cuestionó la autoridad moral de la señora Natalie Jaresko al decir categóricamente que la Ley 80 es mala para Puerto Rico; sin embargo la misma tiene estipulaciones en su contrato que pagarían por su despido, algo muy parecido a la ley que se busca derogar. Esto al igual que el nuevo director ejecutivo de la Autoridad de Energía Eléctrica Walter Higgins tiene en su contrato. “La pregunta que yo me hago es como que es bueno para ellos y malo para los trabajadores”, cuestionó. 

Estas expresiones fueron vertidas en la segunda vista pública de la Comisión sobre Relaciones Federales, Políticas y Económicas que preside Rivera Schatz y que dilucida el Proyecto del Senado 919, sometido por petición de la Junta de Supervisión y Administración Financiera para Puerto Rico. Esta establece la Ley de Reforma Laboral de 2018 y deroga la Ley 180-1998, 80-1976 y la 115-1991.

 

Mujeres trabajadoras serían las más afectadas

De otro lado, el exsecretario del Departamento del Trabajo y asesor de la Central Puertorriqueña de trabajadores (CUTE), Ruy Delgado Zayas, aseguró que el sector trabajado de las mujeres serían las más afectadas con la derogación de la Ley por Despido Injustificado. 

Delgado Zayas mencionó que hoy en día la mujer constituye casi la mitad de la fuerza trabajadora, tiene más estudios que el varón y más liderato. Según propios datos del Departamento de Trabajo, la mujer es más empleable que el varón pero la derogación de la Ley 80 propiciará el aumento de su discrimen. 

“La eliminación de la Ley 80 nos va a llevar a que si yo como patrono tengo que seleccionar entre un varón a quien puedo botarlo cuando me dé la gana y una mujer en edad reproductiva que en cualquier momento puede quedar embarazada y le tengo que dar 8 semanas a sueldo completo, darle licencia de lactancia y que la ley dice que mientras este embarazada se prohíbe su despido sin justa causa. ¿A quién ustedes creen que el patrono va a escoger? No hay que pensarlo mucho, la mujer va a salir perdiendo con esta medida”, destacó. 

Asimismo, dijo sorprenderle que mucha gente interesada en los derechos de las mujeres no se haya manifestado. 

El presidente de la Central Puertorriqueña de Trabajadores (CPT) y de la Unión Independiente Auténtica de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (UIA) Pedro Irene Maymí y el economista doctor Francisco Catalá Oliveras asintieron a los planteamientos de Delgado Zayas. 

También comparecieron el presidente de la Unión de Casinos Víctor Villalba Rodríguez, el presidente de la Coordinadora Unitaria de Trabajadores del Estado (CUTE) Federico Torres Montalvo, el Presidente de la Federación de Trabajadores de Puerto Rico (FTPR) José Rodríguez Báez, la presidenta de Servidores Públicos Unidos de Puerto Rico Annette González, el director ejecutivo de la Unidad Laboral de Enfermeras y Empleados de la Salud José Alverio Díaz y la presidenta de la Asociación de Profesionales en relaciones Laborales de Puerto Rico Natalia Colón Díaz. 

Advertisements

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: