Advertisements
La Isla Oeste

La Junta impondrá los Planes Fiscales

Considerará presupuesto del Gobierno de Puerto Rico para año fiscal 2019 tan pronto la Legislatura lo someta para aprobación.

Archivo 2016 - Primera reunión de la Junta de Control Fiscal en Puerto Rico, la tercera reunión overall. Hotel El Conquistador. Foto: Juan Costa del CPI

Por One Red Media

La Junta Fiscal federal anunció hoy la recertificación de los Planes Fiscales del Gobierno de Puerto Rico y ciertas instrumentalidades  y reiteró esta tarde que resulta indispensable recortar programas, servicios y la deuda, aumentar los ingresos, reformar la infraestructura crítica, modernizar estructuras gubernamentales obsoletas y eliminar barreras para la creación de empleos.

En una conferencia de prensa celebrada esta tarde, el presidente de la Junta de Control Fiscal, José Carrión III, explicó que ayer el ente federal decidió cancelar su 14ta reunión pública, pautada para hoy “para poder completar cierto cambios técnicos del Plan Fiscal del Gobierno de Puerto Rico, que a su vez debe reflejarse en el Gobierno para el año fiscal 2019, que entra en vigor el 1 de julio”.

Ya en una carta dirigida al Gobernador Ricardo Rosselló Nevares, la Junta había establecido que el presupuesto debía tener recortes de $400 millones en gastos para un total de $8,458 millones. El senado se disponía a aprobar un Presupuesto enmendado de $8,709 millones.

Durante la conferencia, Carrión III estuvo acompañado de la directora ejecutiva del ente federal Natalie Jaresko, y otros integrantes como David Skeel Jr. y Ana Matosantos. Esta última leyó una declaración general sobre dónde está la Junta y hacia dónde va en el proceso de re certificación del Plan Fiscal.

En resumen, dijo que las “reducciones a las pensiones son una parte esencial de un plan equitativo de restructuración”.

“Estas decisiones son muy difíciles, pero no son culpa de la Junta, de la Administración actualmente en el poder y definitivamente no son culpa del pueblo”, leyó, haciendo referencia a décadas de abandono y negligencia financiera.

“En la primavera, la Junta delineó los cambios que consideramos necesarios para lograr el crecimiento económico y proveer una ruta clara, factible y alcanzable para reestructurar la deuda. Llegamos a un acuerdo con el Gobernador para proveer recursos para importantes inversiones. El acuerdo hubiera hecho la educación en la Universidad de Puerto Rico más alcanzable para estudiantes de bajos ingresos, hubiera provisto recursos para el bono de Navidad para los trabajadores, hubiera provisto para proyectos de infraestructura que propiciaran el crecimiento económico, así como hubiera establecido el fundamento crítico para la reestructuración de la deuda y las obligaciones de pensiones. Aunque estamos decepcionados por el hecho de que el acuerdo no se aprobó, reconocemos que ese hecho no cambia ni nuestro mandato ni la realidad que enfrenta Puerto Rico”, dijo Matosantos a nombre de toda la Junta.

En su declaración general, la Junta reconoce haberse reunido en varias ocasiones con el Gobernador y los Presidentes Legislativos. Por su parte, Carrión III expresó que “si no llegamos a un acuerdo, no será por falta de reuniones. Nos hemos reunido con el gobernador al menos cuatro veces todos los miembros de la Junta, nos hemos reunido con senadores, alcaldes y los alcaldes federados”.

Como se anunciara previamente, el Nuevo Plan Fiscal revierte a algunas de las medidas originales contenidas en el Plan Fiscal certificado el 19 de abril, incluyendo los recortes para adecuar el tamaño del gobierno que harán al sector público más eficiente y menos costoso. El Plan Fiscal mantendrá todas las otras reformas estructurales críticas que son necesarias para mejorar el ambiente de negocios en la Isla, atraer nueva inversión y estimular la creación de empleos. Éstas incluyen reformar el sector energético para proporcionar electricidad confiable y a un costo razonable a residentes y negocios, la implementación de un Crédito Contributivo por Ingreso Devengado (EITC, por sus siglas en inglés) y programas de beneficencia por trabajo (welfare to work), así como reformas medibles para facilitar los negocios, entre otras iniciativas fiscales importantes.

Además de las enmiendas al Plan Fiscal del Gobierno, la Junta también hizo cambios técnicos al Plan Fiscal de la Universidad de Puerto Rico (UPR), así como al Plan Fiscal de la Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT), alineados con los ajustes al Plan del Gobierno. La a Junta de Supervisión revisará el presupuesto para el Gobierno para el año fiscal 2019 tan pronto la Legislatura lo someta para aprobación por la Junta. Si la Junta determina que el presupuesto no cumple con el Nuevo Plan Fiscal, la Junta certificará un presupuesto para el Gobierno de Puerto Rico, la UPR, la ACT, la Autoridad de Energía Eléctrica y la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados de Puerto Rico, antes del 1 de julio de 2018.

La Junta también anunció que ajustará la proyección de ingresos en el Plan Fiscal después del final del presente año fiscal 2018 una vez se hayan reportado los ingresos actuales.

A preguntas de la prensa sobre si entre los recortes presentados en el nuevo plan fiscal se contemplan rebajas en el presupuesto asignado para mantener a los siete miembros de Junta, la respuesta fue que no. El presupuesto anual de la Junta Fiscal se mantiene en $60 millones.

Al preguntarle a Matosantos por qué ahora está de acuerdo con los recortes mayores, ya que en plan fiscal anterior le votó en contra, esta respondió que “donde estamos, esto es necesario para continuar con lo que nos encomendó la ley para balancear el presupuesto”.

La conferencia de prensa tuvo lugar hoy a las 3:00 pm desde las oficinas que albergan al ente federal en el Edificio World Plaza que ubica en la Avenida Muñoz Rivera en San Juan.

Advertisements

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: