Advertisements
La Isla Oeste

101 años de tradición; Pasean a la Virgen de los pescadores en Aguadilla

Creyentes de la Virgen del Carmen sacan a la Madonna de paseo en lancha por la bahía.

2018 / One Red Media

Por Daileen Joan Rodríguez / La Isla Oeste

La conocen como la Estrella de los Mares y Patrona de la Navegación. Los obreros del mar expresan su devoción a la Virgen del Carmen todos los años en esta fecha.

Cuenta la leyenda que una vez unos pescadores salieron al mar y la noche les tomó aguas adentro con un mal tiempo que les hizo perder el rumbo.  Entonces invocaron a la Virgen del Carmen para que los guiara a puerto seguro. A la mañana siguiente cuando el mar entró en calma, habían llegado a tierra, en un lugar de la playa donde se elevaba una imagen de la Virgen del Carmen.

Es precisamente esta fe, que da significado a la imagen de la Madonna, la que pasean en procesión casi todas las comunidades pesqueras con vítores y cantos.

Hoy domingo, no es la excepción en Puerto Real en Cabo Rojo y en la bahía de Aguadilla, donde pescadores, ciudadanos y creyentes de la madre de Dios (en la cultura católica) pasean su imagen rodeada de coloridas flores, culminando en una gran fiesta de pueblo.

 

La tradición nace de la Orden Carmelitas en el Monte Carmelo en Israel y adquiere el reconocimiento papal en 1587. Según el relato cristiano, el 16 de julio de 1251 la Virgen se le apareció al fraile Simón Stock, superior general de esta orden. Los Españoles colonizadores trajeron consigo a Puerto Rico esta devoción, pues en sus viajes desde el Viejo Mundo los marinos ponían su fe en ella y la nombraron Patrona de la Navegación para que los llevara a puerto seguro.

En Aguadilla, se cumplen ya 101 años de esta celebración. Fue en 1917 cuando se estableció el paseo de la virgen por la bahía de Aguadilla, rodeada de coloridas flores y escoltada por embarcaciones. Para entonces, ya se le rendía tributo en la Iglesia del pueblo que queda a pasos de la bahía por donde entraban los barcos.

Los marinos y pescadores le llevaban flores a un novenario que se celebraba en el pueblo, según apuntes de la historiadora aguadillana Haydeé Reichard. Casas de comercio ubicadas en el puerto sacaban la virgen de la iglesia y la llevaban por la calle en procesión. Era una virgen de palo con rostro de mujer.

 

Salvador Tito Recio recuerda que fue la devoción de su padre hacia la Virgen del Carmen, lo que le llevó a ser el anfitrión de la procesión por los últimos 47 años, cargando la imagen de la Madonna desde su lancha Frances.

“Siento una satisfacción tremenda, es una alegría inmensa”, expresó el Capitán de la embarcación donde anualmente montan a la imagen de la Virgen rodeada de flores, para que otros nautas le sigan a lo largo del trayecto que va desde la rampa del Paseo Real Marina hasta llegar un poco después del antiguo muelle de azúcar y regresar.

“Comencé en una embarcación de 18 pies (de eslora) luego usamos una de 25 y después una de 38… 46 y esta de 50 (pies). Gracias a Dios siempre con la virgencita”, acotó Recio, recordando que en su historia personal, la devoción se remonta a los años de cuando su papá lo llevaba a pasear a la Virgen en ancones.

“Mi papá me llevaba cuando la paseaban en ancones. Siempre yo participaba… después en yola. Ya saben muchos que nos tendimos en una travesía unos cuantos aguadillanos… y le pedimos mucho a la virgencita del Carmen”, recordó Recio haciendo referencia al milagro que le atribuyen a la Virgen de haberlos guiado siempre hasta puerto seguro.

Por los últimos años la coordinación de este fervoroso y colorido evento ha estado en manos de Rafael “Ito” Boglio, quien ahora pasa a manos de un joven matrimonio la encomienda de dar continuidad al tradicional paseo de la imagen por la vía marítima. Son Idalis Velázquez y su esposo Iván Sánchez, quienes ya van formando el próximo evento, con fecha para el 14 de julio de 2019.

“Hay muchos pescadores que se pierden”, puntualizó  Boglio.  “Es bien triste verse en el mar sin nada. A la vuelta redonda, agua. Mirar al cielo, no encontrar a nadie. Lo único que nos queda es la fe, rezar… y que la virgen escuche a uno y nos vaya a buscar”, manifestó Boglio, quien se recuerda en esta devoción por más de 40 años.

“Esa devoción y esa tradición que tenemos por la Virgen los pescadores de Aguadilla, la tenemos porque nosotros compartimos el mar con la gente de Vieques, compartimos el mar con la gente de Fajardo y somos hermanos del mar”, acotó.

Boglio dijo sentir un poco de nostalgia, debido a que este año no hubo mucha presencia de pescadores con sus yolas en la procesión marina. “Pero tenemos que recordar que (el huracán) María destruyó completamente las villas pesqueras.  A nosotros nos destruyó la villa pesquera de Crashboat y nos llevó la playa de Peña Blanca. Pero esto, la naturaleza nos lo quita… y nos lo devuelve”, concluyó.

This slideshow requires JavaScript.

Advertisements

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: