Advertisements
La Isla Oeste

“La crisis por cierres de escuelas tiene rostro de mujer”

Ayer, la oficina de la Región Educativa de Mayagüez seguía abarrotada de maestros y trabajadores sociales en busca de información relacionada a su ubicación.

Oficina Region Educativa de Mayaguez (2018 / Foto Daileen Joan Rodríguez)

Por Daileen Joan Rodríguez / La Isla Oeste

Mayagüez.  A una semana para que de inicio el nuevo año escolar, la incertidumbre no solo ataca a aquellos maestros que esperan porque el Departamento de Educación les notifique a cual escuela serán asignados para trabajar.

Ayer, la oficina de la Región Educativa de Mayagüez seguía abarrotada de personal docente en busca de información relacionada a su ubicación y/o rol de cara al inicio de clases en lunes 13 de agosto.

La Ley 84 asegura la permanencia de los docentes excedentes de las Escuelas Públicas en Puerto Rico y al amparo de este decreto hablaron también varios trabajadores sociales cobijados por la Asociación de Maestros de Puerto Rico (AMPR), quienes dijeron que a esta altura no les han asignado una plaza.

Según plantearon, un trabajador social es necesario en la escuela porque el estudiante requiere ayudas en el proceso de ajuste en el escenario escolar, sobre todo en momentos cuando surgen traslados de plantel y aún las familias no se recuperan del desastre del huracán María.

“Van a pasar por un proceso de pérdida. Es bien importante que haya un trabajador social el 6 de agosto en cada escuela, sobre todo en las que son receptoras”, acotó Gloria Otero Valentín.

“Hay estudiantes que están yendo a escuelas nuevas y tenemos que velar por el estado emocional de esos estudiantes”, dijo la trabajadora social de la escuela Mariana Bracetti en Añasco, escuela que figura dentro de la demanda incoada por el Municipio de Añasco y que está en espera de la determinación de la jueza Lynnette Ortiz de Mayagüez.

Nota relacionada: Culmina juicio por demanda de municipios del oeste contra Educación

Rebeca Figueroa Marcial lleva 14 años en la Escuela Arístides Maisonave de Moca. En 2004 le dieron la permanencia. “Ahora cierran la escuela y me ponen a competir (por plaza) a nivel isla. Nos dan a seleccionar de cinco a 10 escuelas en mayo, y después una segunda ronda en junio de cinco a 10 escuelas”, dijo, destacando que aún no la habían llamado ayer.

“Me llega por correo electrónico una notificación de que fui seleccionada para un proyecto especial, pero no dice qué tipo de proyecto es, de qué se trata ni donde voy a estar ubicada”, acotó, indicando que todo este proceso le causa ansiedad.

Tras recibir una convocatoria para presentarse el pasado 25 de julio a la 1:00 pm en la Oficina del Departamento de Educación en Mayagüez, llegó con la esperanza de que finalmente le dijeran a dónde fue asignada, pero eso no pasó.

“Luego que nos entregan el documento como que ya estamos allí para seleccionar escuela, cuando el técnico abre la pantalla para decirnos qué plazas están disponibles para los trabajadores (sociales) resulta que no había ninguna plaza disponible para nosotros”, lamentó. Otra veintena de Trabajadores Sociales vivió la misma experiencia, dijo.

Ayer, lunes, Figueroa Marcial y Otero Valentín estaban de nuevo en la oficina de Región Educativa indagando información. “Nos cogieron el número de teléfono y (dijeron) que cuando surgieran las plazas nos volvían a llamar. A la fecha de hoy (30 de julio) nosotros no sabemos dónde vamos a estar”, acotó Figueroa Marcial, quien mantenía una permanencia de 17 años.

Explicó que este proceso se llevó por medio de unas listas que generó la agencia con varias categorías de empleo disponibles para las cuales tenían derecho en base al tiempo de experiencia (seniority).

Sin embargo, el sistema ha otorgado plazas a maestros en áreas para las cuales no han sido preparados, como es el caso de Mildred Rivera González, quien llegó de sus vacaciones por Europa y se encontró con un “desastre” en la Oficina Regional de Educación.

“Vengo aquí a la Región (Educativa) para ver a dónde voy a ir a trabajar –porque llevo 25 años trabajando- y ellos me dicen que no saben nada, que busque en el portal que allí está mi información”, dijo, reconociendo que aunque ya había iniciado el proceso de selección de escuelas “uno guarda las esperanzas de la que la escuela no te la van a cerrar”. Rivera González era trabajadora social en la escuela David G. Faragut en Mayagüez, que figura en la lista de cierre de planteles escolares.

 

Para Ángel Rivera Cintrón, maestro en Sabana Grande, muchos están decepcionados por “el hecho del maltrato laboral, de que todo se hace por portales que nunca responden, por promesas de que los van a llamar y no los llaman”, sentenció el educador afiliado a la Asociación de Maestros de Puerto Rico, quien sostiene que “esta crisis tiene rostro de mujer”.

“Siete de cada diez maestros son mujeres”, dijo.

En su caso particular, dijo que lleva 17 años con permanencia. Tras ser declarado maestro excedente esta sería la cuarta ocasión que cambia de plantel escolar. “Tengo compañeros coordinadores de la Asociación de Maestros que han dado la milla extra por ayudarnos, pero son tantos y tantos casos”, concluyó, reconociendo que cada cual vela por sus intereses.

La Isla Oeste intentó obtener una reacción del  director interino de la Región Educativa, Roberto J. Rodríguez Santiago, pero su secretaria, Sandra Martínez dijo que estaba de camino a San Juan para reunirse con la Secretaria Julia Keleher. A una semana del inicio del nuevo año escolar, una entrevista con él no ha sido posible para conocer sus planes. Se dijo que tampoco le ha sido asignado un ayudante especial.

Advertisements

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: