Advertisements
La Isla Oeste

COMENTARIO: La seguridad de Puerto Rico requiere atención urgente

Por Luis A. Pagán, MA / especialista en Seguridad

Unos 17 asesinatos durante los últimos cinco días son el mejor reflejo de la profunda crisis social que atraviesa Puerto Rico. Esta crisis, sin lugar a dudas, tiene un impacto directo en los aspectos de seguridad. Es notable la falta de policías en nuestras calles y la percepción del país es que cada vez estamos más expuestos a ser víctimas del crimen. El hecho de que las aunque las estadísticas puedan demostrar una baja en delitos no necesariamente es la realidad.

Mucho se ha dicho sobre las causas y búsqueda de soluciones a esta problemática. Vale la pena repasar lo que serían unas algunas recomendaciones que deber ser consideradas de inmediato:

  • Reconocer que tenemos un problema serio de seguridad.
  • Convocar una cumbre multisectorial para combatir el crimen. Esta cumbre debe estar compuesta por representantes de la sociedad civil, salubristas y expertos en el tema de la seguridad.
  • Una vez se haga la cumbre, establecer métricas de cumplimiento. Debemos ponerle fin a la práctica de mucha palabra, poca acción y ninguna responsabilidad. Alguien tiene que responder.
  • Mejorar sustancialmente las condiciones de trabajo de nuestros policías.
  • Aumentar el reclutamiento de policías.
  • Mejorar sustancialmente el Negociado de Ciencias Forenses.
  • Hacer una campaña masiva de prevención.

Mientras esto ocurre, es importante recordar que un factor determinante en la lucha contra el crimen es contar con estadística fehaciente que dé indicios claros y precisos de la actividad criminal. Esto es cada vez más difícil ya que menos personas reportan cuando son víctimas del crimen, ya sea porque a veces de ser víctimas pasan a ser victimarios del sistema debido al calvario que representa un proceso criminal lo cual a su vez crea desconfianza en el sistema o por que la falta de investigadores en la policía en la mayoría de las situaciones  termina con casos sin esclarecer.

Recientemente la Policía acepto que había unas diferencias abismales a nivel interno relacionado a estadísticas. El esclarecimiento de casos de asesinato está en un 30% solamente tres de cada diez se esclarecen y siete quedan impunes. Y el de los crímenes en general muy por debajo del 50%. Nadie en Puerto Rico cree que el crimen está bajando, la percepción general es que cada día estamos más inseguros y expuestos ser víctimas. El aumento del crimen en las zonas turísticas es otro asunto a atender con prioridad. Los delincuentes saben que si cometen un crimen contra un turista es altamente probable que salgan airosos ya que el turista no va a querer regresar a Puerto Rico a exponerse y declarar en su contra.

Esto se pone peor ante la debacle del Negociado de Ciencias Forenses, lo que complica significativamente el esclarecimiento y convicciones en casos criminales. A esto se suma el incentivo de retiro temprano que se le está ofreciendo a los policías los cuales antes su frustración y decepción con lo que ocurre optan por moverse a otros estados con mejores salarios y condiciones de trabajo o buscar otros empleos en el campo privado y la incertidumbre de si van a recibir sus salarios a partir de marzo del 2019.

Es totalmente incompatible que por un lado la Junta de Supervisión Fiscal manifieste su interés de un desarrollo económico en Puerto Rico y por el otro lado de manera irresponsable corten presupuesto al área de seguridad sin ningún tipo de análisis o consulta y solamente evaluando la parte económica.

Igual, el Gobierno no aparenta tener un plan B ni coherencia en determinar las prioridades para resolver este asunto. ¿Cuáles son realmente los criterios al momento de recortar presupuesto? ¿Cuáles son las prioridades del país? En estos momentos ya se manifiesta una crisis en la Policía en gestiones de prevención, investigación y procesamiento de casos. Lo mismo ocurre en el resto de los componentes del sistema de Justicia Criminal. La actividad delictiva  ha tomado un giro preocupante y ya a cualquier hora y en cualquier lugar usted puede ser víctima del crimen. ¿Qué vamos a hacer como país? En estos momentos lo que se proyecta más seguro es que tenemos un Puerto Rico cada vez más inseguro.

Igualmente es momento de reevaluar y determinar si el Departamento de Seguridad Publica es un ente efectivo o por el contrario está creando una burocracia mayor a la que había antes.

Estas son solo algunas recomendaciones que pueden ayudar a cambiar nuestro ambiente y la percepción de país de que estamos perdiendo la batalla contra el crimen.

El autor cuenta con más de 30 años de experiencia en el campo de Seguridad, tanto en el sector privado como en el gubernamental. Es egresado de la Academia Nacional del FBI en Virginia, fue agente especial y subdirector del NIE, Director de Seguridad de La Administración  de Corrección y Rehabilitación , Asesor Auxiliar de Seguridad Publica del Gobernador y actualmente es gerente general de G4S Secure Solutions en Puerto Rico. Además es autor del libro “Seguridad Para Todos”.  Info: 787-961-2044 y pagan@pr.g4s.com.

Advertisements

1 Comment on COMENTARIO: La seguridad de Puerto Rico requiere atención urgente

  1. Muy buenas recomendaciones! Yo le añadiría enfocarse en la educación. El crimen es un sintoma de falta de recursos y educación. También debemos tener una visión que incluya todos los aspectos de una sociedad saludable. El costo de energía impacta la economía y en más de una forma al bolsillo de los ciudadanos. En una economía débil los sueldos se impactan negativamente. En fin, todo está conectado, la seguridad, la salud, la economía, l infraestructura, y mucho más.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: