Advertisements
La Isla Oeste

Ella fue la nota más alta en la reválida para abogados

Sacó perfecto en el examen dado en septiembre pasado.

Si lograr aprobar el examen de Derecho y ejercer finalmente en el campo de la abogacía es un reto cumplido, más todavía lo es y produce un profundo sentido de satisfacción el haber obtenido una calificación de 100% en el examen.

Este sueño se realizó para la joven graduada de la Escuela de Derecho de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico, Sanery del Mar Santos Sánchez.  La Pionera de La Católica se convirtió en la nota más alta de la prueba de Derecho General.  Las pruebas de Derecho General y de Derecho Notarial se administraron en septiembre pasado.

“Cuando me llegaron los resultados de ambas reválidas grité de la alegría y de la emoción porque obtuve el tan anhelado “PASS”. Pero, eso no era todo, poco tiempo después recibí el desglose detallado de las puntuaciones y los porcentajes de ambos exámenes.  Para mi sorpresa y regocijo, obtuve una puntuación de 100% en la reválida general. Actualmente me siento sumamente feliz y doy gracias a Dios por ayudarme a alcanzar cada una de mis metas, esto ciertamente es uno de mis más grandes éxitos”, expresó la joven de 24 años.

Sanery celebró en mayo pasado su graduación tras culminar, con máxima distinción, sus estudios en la Escuela de Derecho de la PUCPR.  Su paso por La Católica, asegura, fue de grandes retos y de una educación de calidad.  “Estuve tres largos e intensos meses reforzando mis estudios en las materias que serían examinadas en la reválida. Durante ese tiempo conté con el Consejo de Estudiantes y con el apoyo de mis profesores de la Escuela de Derecho, especialmente de los del programa de Apoyo Académico que no me abandonaron en ningún momento. De igual forma, mi familia y amigos siempre me dieron fuerzas para mantenerme activa y enfocada”, dijo.

La Pionera, natural de Juana Díaz, admite que desde pequeña siempre soñó con convertirse en abogada. Enfocada en lograr su meta, en 2011 inició un Bachillerato en Artes y Humanidades, con concentración en Ciencias Políticas y Derecho de la PUCPR.  También, culminó una concentración menor en francés.  “Siempre tuve el deseo de ser abogada, y ese período de estudios, me ayudó a enfocarme y a dirigir mis pasos a lo que era mi meta del momento, ser admitida a la Escuela de Derecho y obtener el grado de Juris Doctor.  Mientras estudiaba el bachillerato, tuve la oportunidad de realizar un internado en la Universidad de la Sorbona en París, Francia, donde cursé fonética y gramática del francés”, detalló.

Esta preparación le aceleró sus pasos y rápidamente fue admitida en la Escuela de Derecho.  De inmediato comenzó estudios conducentes al grado de Juris Doctor en la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico. “Fue una experiencia inigualable, los  profesores fueron excelentes, realmente me prepararon para lo que sería mi mayor reto, la reválida.”

Por su parte, el decano interino de la Escuela de Derecho, Lic. Fernando Moreno Orama, expresó “Para la Escuela de Derecho de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico representa un gran orgullo que nuestros estudiantes se destaquen en un escenario tan competitivo. Desde hace varios años el desempeño de nuestros estudiantes ha ido mejorando significativamente en la reválida general y Pioneros como Sanery acentúan el nivel académico e intelectual de nuestra Institución””.

Según se informó, el examen general se administró a 578 aspirantes de todas las escuelas de Derecho en septiembre pasado.  62 graduados de la PUCPR la aprobaron.

“Los estudiantes nuestros se destacan gracias a la calidad de los distinguidos juristas que forman parte de la facultad, así como por nuestros programas pioneros de apoyo académico y preparación para la reválida. Nuestro enfoque educativo no se limita al salón de clases sino que buscamos ofrecer a los futuros abogados una experiencia más completa que incluya exámenes de prueba, grupos de estudio, tutorías y experiencias prácticas”, explicó Moreno Orama.

La Escuela de Derecho de la PUCPR ha sido escenario de la formación jurídica de destacados abogados a lo largo de los años. Fundada en 1961 por S.E.R. Mons. Juan Fremiot Torres Oliver, la Escuela está acreditada por la American Bar Association. Entre sus servicios a la comunidad se encuentra la Clínica de Asistencia Legal. Este centro de práctica ofrece representación y orientación legal a la comunidad de Ponce y a pueblos cercanos, a través de estudiantes en su último año de estudios, supervisados directamente por un abogado.

Los estudiantes participan activamente en la representación legal del cliente, desde la entrevista inicial, la investigación del caso, la recopilación de evidencia hasta la representación del cliente ante los tribunales. Se trabajan casos de familia, civiles, administrativos, de inmigración, entre otros delitos menos graves. Los servicios de la Clínica son gratuitos para todos aquellos solicitantes que cumplan con los requisitos de cualificación establecidos. Para información puede comunicarse al 787.841.2000, ext. 1836.

Advertisements

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: