La Isla Oeste

#CrazyCatLady: Lidiando con el “holiday blues”

La autora es profesora universitaria retirada, madre, abuela y custodia de un fracatán de gatos. Sus escritos los podrás leer aquí cada dos domingos.

Por Crazy Cat Lady

¡Saludos! ¿Cómo te va?

Si todavía en vez de “ 🎶 Alegre vengo de la montaña…🎶” estás cantando en voz baja “🎵 Oh que triste Navidad…🎵”, no te preocupes. No estás solo o sola. Son los HOLIDAY BLUES. Me explico: Algunas personas experimentan una sensación de tristeza durante la época de la Navidad y la llegada del Año Nuevo y es más común de lo que piensas.

A diferencia del síndrome SAD (Seasonal Affective Disorder) que padecen personas que viven en el Norte cuando los días de invierno son fríos y más cortos y el calor y la luz solar disminuyen grandemente, ese no es nuestro caso. Durante esos Winter blues los del Norte sienten tristeza y falta de energía y por eso invernan como los osos. Pero en Puerto Rico no tenemos ese frío, no cae nieve, no tenemos que empaquetarnos con múltiples capas de ropa para salir fuera de nuestras casas. Aquí la luz alumbra y el sol nos caliéntalos doce meses del año. (Por eso nos visitan tantos turistas del Norte en estos meses).

Sin embargo, algunas personas aquí sienten los mismos síntomas del síndrome SAD.

¿Porqué? Ya no están tus seres queridos, perdiste tu empleo, estás mal de salud, tienes más años y menos energía, estas lejos de tu familia y amigos, te falta dinero para celebrar como en años pasados. Todas esas cosas y muchas más son razones legítimas, reales y dolorosas. Pero hay más; mira la televisión, los periódicos, las revistas, las redes sociales; escucha la radio los altoparlantes; visita centros urbanos y comerciales, ¿qué ves?, ¿qué escuchas? nada más y nada menos que una avalancha, un bombardeo constante (que en nuestra querida Isla dura Halloween en octubre hasta las Fiestas de San Sebastián en enero, pasando por el Día de Acción de Gracias, Noche Buena, Navidad, Día de Reyes y las Octavitas) que te dice cómo tienes que sentirte y qué tienes que hacer en esta época.

Tienes que limpiar, pintar y decorar tu casa y alrededores; estrenar ropa y accesorios nuevos y a la última moda; comprarte un carro y un celular nuevos; hacer un préstamo a la financiera o usar tus tarjetas de crédito para regalarle a tu familia, amistades y vecinos; asistir a una y cada una de las fiestas y reuniones familiares a las cuales te invitan (y llevar un regalito) y además dar unas cuantas fiestas y reuniones en tu casa con comida, bebida y golosinas para 242 invitados y sus acompañantes. ¿Y por qué? Porque esta es la época más feliz del año y estas van a ser las Mejores Navidades y la Más Espectacular Despedida de Año en tu vida.

¡Pero alto! Sé lo que estas pensando. No hay nada malo en eso. Todo lo contrario. Está muy bien y confieso que mi arbolito navideño (artificial de 4 pies de alto, decorado con adornos que tienen como mil años y colocado en una mesita en mi sala) da un toque muy festivo a mi hogar.

También confieso que me pinté el pelo, me hice una manicura casera, me compré una blusita y unos tenis nuevos y estoy en el arduo proceso de limpiar mi casa y hacer el dichoso resaque de fin de año. Además, ya compré mi calendario de 2019 que pondré en la puerta de la nevera el Día de Año Nuevo. Repito: todo eso es BUENO.

Pero volvamos a los Holidays Blues. Si los padeces, nada que ver. Hay remedios:

  • Canta y baila y come y bebe con moderación.
  • Cuídate y descansa, haz ejercicio y duerme bien.
  • Compra y gasta con moderación porque los estados de cuenta llegan puntuales en enero.
  • Haz cosas nuevas y divertidas que sean gratis, como caminar por el Mall o ir a las fiestas de pueblo.
  • Recuerda a tus seres queridos y a todas esas Navidades pasadas felices.
  • Toma fotos de familia, amigos y eventos este año y crea nuevos recuerdos.
  • Sé realista en tus expectativas (tu vida no cambiará milagrosamente al toque de las doce del primero de enero).
  • No te enfoques en lo que te falta y mira lo que tienes.
  • EVITA los Scrooges y Grinches de la vida que se la pasan restándole significado y gozo a esta época y que no encuentran alegría en nada. SUMA, NO RESTES.

¿Estamos?

Ahora, respira, relájate y disfruta esta época a tu manera, dentro de tus posibles y a tu propio paso y verás cómo esos HOLIDAY BLUES disminuyen y con suerte desaparecen al llegar febrero.

Próximo: ¿ya hiciste tu lista de Resoluciones para el 2019? Yo estoy en esas.

La autora es profesora universitaria retirada, madre, abuela y custodia de un fracatán de gatos. Sus escritos los podrás leer aquí cada dos domingos. Síguela en Twitter @CrazyCatLadypr

Otras entradas: Llegué para contarte mis historias

1 Trackback / Pingback

  1. #CrazyCatLady: ¿Ya hiciste tu lista de Resoluciones para el 2019? – La Isla Oeste

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: