La Isla Oeste

Boys & Girls Club: 23 años creando líderes

El Club de Mayagüez del Boys & Girls Club de Puerto Rico ha atendido a más de tres mil jóvenes a lo largo de sus 23 años de servicio a la comunidad.

Suministrada

Por Luis Joel Méndez González / Para La Isla Oeste

Mayagüez. Por los pasados 50 años la organización sin fines de lucro Boys & Girls Club de Puerto Rico (BGCPR) ha atendido la desigualdad social que viven miles de jóvenes en la Isla, pues según estimados, el 56.4 por ciento de ellos viven bajo niveles de pobreza.

El Club de Mayagüez del BGCPR -ubicado en el residencial Franklin D. Roosevelt desde hace más de dos décadas- ha atendido aproximadamente tres mil jóvenes entre las edades de seis a ocho años. Allí, niños y niñas se benefician de una variedad de cursos, de lunes a viernes desde las 3:00 de la tarde hasta las 8:00 de la noche.

Cardary Quintana Santiago ha pertenecido por 16 años al Club de Mayagüez del BGCPR. Previo a laborar como empleada, entró por primera vez al club como estudiante a sus 13. Logró ganar, incluso, la competencia “Joven del Año” en el 2009.

Esta competencia anualmente es celebrada por cada uno de los 13 clubes de la organización, para elegir aquel joven que mejor represente los valores del BGCPR y pasar a la nacional que se realiza en los Estados Unidos.

“Cuando llegas al Boys &Girls (Club) tu sientes que perteneces aquí. Desarrollas un sentido de pertenencia y compromiso, y saber que lo que tu recibiste es lo que quieres hacer en la vida de otros estudiantes, es lo que considero nos lleva a (los estudiantes) seguir trabajando (en el club)”, mencionó Quintana Santiago en entrevista con La Isla Oeste.

El pasado 14 de diciembre de 2018, en la competencia del Club de Mayagüez fue seleccionada la joven Estefhanny López Agrón, de quien Quintana es mentora. La joven de 17 años fue electa tras ser entrevistada por un panel jurado que además evaluó un discurso ofrecido por ella, en el que destacó por su seguridad.

Esthefanny López Agrón (Suministrada)

“Como parte de su participación, los candidatos al título Joven del Año deben escribir tres ensayos sobre sus experiencias en el Club, su marca personal y su visión de los jóvenes. Con base en esos escritos es que también ellos elaboran un discurso que deben presentarles al jurado el día de la selección. Ese día, el jurado también tendrá la oportunidad de entrevistarlos a partir de unas preguntas que les facilitaremos y otras que pueden surgir de la conversación con ellos”, explicó por su parte
Osvaldo Mártir, líder de marca y experiencia en el B&GC.

“Ser parte de la familia del Boys & Girls Club ha sido un proceso natural para mí. He experimentado sentimientos como felicidad, tristeza y empatía hacia los demás. Por eso hoy puedo decir que me he desarrollado y me he convertido en un gran ser pensante. Mi trayectoria comenzó a los seis años, todo era nuevo para mí, era tímida e introvertida. No podía entender por qué los niños se comportaban de forma que no parecían niños de su edad. Todos tenían diferentes costumbres que yo, como niña, que nunca había visto en mi hogar y me sorprendía. Pero comencé a integrarme de forma rápida”, lee el ensayo escrito por la recién electa Joven del Año en Mayagüez.

“Si hablan de mí sé que por muchas razones soy minoría, la primera es que soy mujer, la segunda soy joven y la tercera y última soy negra. Representar a los jóvenes de Boys & Girls Club de Puerto Rico y Boys & Girls Club of América es pensar en el perfil de nuestros jóvenes quienes son un en gran porciento, menores, de escasos recursos, de diversos entornos y de comunidades con pocas oportunidades. A cada uno de los que han entrado por las puertas de los Clubes, pueden sentir una brisa de oportunidades y experiencias”, agrega Estefhanny en otro párrafo de su ensayo, donde menciona a personalidades como Rosa Parks y Malala Yousafzai como modelos a seguir.

El Club en Mayagüez del BGCPR cuenta con una plantilla de 20 empleados, en parte compuesta por personas que en algún momento dado recibieron los servicios del mismo, según Quintana Santiago, quien afirma que la longevidad de los empleados es característica de este en particular, por lo que ha tenido la oportunidad de trabajar con quienes fueron sus mentores.

El club posee una capacidad de atender una matrícula de hasta 600 estudiantes al año. Ello a pesar de que antes de cerrar el 2018, contaban con una matrícula de 490 chicos.

“La experiencia (de estar en el BGCPR) siempre ha sido como estar en familia… Ha sido una que me ha llenado de mucha emoción, ya que he tenido la oportunidad de estar en la graduación de niños que he visto desde pequeñitos”, puntualizó la líder.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: