La Isla Oeste

En alzada la violencia

La lucha contra el crimen debe atempararse a un nuevo Puerto Rico.

Por Luis A. Pagán, MA / experto en Seguridad

Las noticias relacionadas a la situación del crimen en Puerto Rico ya se está sintiendo en el efecto directo a la economía. Las noticias sobre la violencia en el país ya han trascendido a medios internacionales. Basta con leer la prensa diariamente y podemos notar como el patrón de crimen se encamina cada vez más a actos que involucran violencia y que impactan directamente nuestros estilos de vida.

Robos domiciliarios, carjackings, robos a comercios, tiroteos en lugares públicos y hasta en los accidentes de tránsito se refleja la violencia que va en crecimiento. Aun cuando el gobierno reclama éxito desde la óptica de menos número de delitos, los horarios y lugares para cometer los crímenes han cambiado dramáticamente. Ningún lugar ni ninguna hora nos puede garantizar que no estamos en riesgo de ser víctimas. Los casos más recientes lo confirman: el tiroteo de la Baldorioty, el tiroteo de Isla verde, el asesinato en la gasolinera de Dorado, el tiroteo en la gasolinera de San Lorenzo, y otros más, ocurrieron a plena luz del día.

En todos estos casos víctimas inocentes quedaron expuestas. Un reciente reportaje en las noticias, a nivel de los Estados Unidos, proyectaba a Puerto Rico como un país de mucha violencia. Mientras el gobierno gasta millones en promover la Isla como destino turístico, una sola noticia como esta frustra todos esos esfuerzos.

En menester repasar esta información que sigue:

  1. Puerto Rico es el país de en donde la mayor cantidad de muertes ocurren usando armas de fuego. (Estudio de la revista Forbes en febrero 2018).
  2. Puerto Rico tiene una tasa de 19.7 asesinatos por cada 100,000 habitantes. Ocupa el lugar número 9 de países con más asesinatos en Latinoamérica.(Según estudio de Insight Crime). La tasa promedio aceptable es de 6.6. 
  3. San Juan ocupa el lugar número 32 en la lista de ciudades más violentas en el mundo. (Según estudios del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal de México).
  4. Un 98% de las víctimas de agresiones sexuales en la Isla no reportan los casos a las autoridades. (Estudio del Centro Para Ayuda a Víctimas de Violación).
  5. Desde el año 2006 al presente hay más de 2,000 casos de evidencia de Rape Kit sin procesar lo cual podría significar que hay más de 2,000 casos sin esclarecerse o mal procesados judicialmente por la negligencia del estado.
  6. El esclarecimiento de casos está en 30%.
  7. La fuga de talento de la policía es alarmante.

El panorama de cara al futuro va a demandar que cada ciudadano se atempere al nuevo Puerto Rico. Ese nuevo Puerto Rico es uno en el que la crisis económica y de desigualdad social  ha traído nuevos modelos de crímenes y  cambios de perfiles en los delincuentes. El hecho de que la economía subterránea impera en nuestro país es un claro indicio de que para muchos el crimen es un negocio muy rentable.

Al  Estado se le hace cada vez más difícil cumplir con las expectativas de seguridad que requiere el país. La falta de recursos humanos y económicos en el sector de seguridad pública es el mayor impedimento para que se puedan establecer procesos adecuados de prevención y reacción contra el crimen. Sin bien es cierto que la tecnología juega un papel importante en la lucha contra crimen, es importante tener claro que el factor humano es esencial en lo relacionado a la prevención. La situación actual requiere una presencia significativa de policías en las zonas comerciales, turísticas  y vías públicas. Los tiroteos de carro a carro y los carjacking en medio de las áreas más concurridas afectan directamente a la salud mental de todo el país. La consecuencia ya se ve en la merma de personas visitando los garajes de gasolina para consumir alimentos o comprar provisiones, lo cual es una de las mayores fuentes de ingreso de esta industria; igual la merma de visitas en horarios nocturnos a restaurantes o negocios de comida rápida ya es palpable. 

Los ciudadanos tienen que comenzar a trazar sus propios planes de seguridad tal y como se hace cuando trazamos un plan de emergencia en la temporada de huracanes o ante la posibilidad de un desastre natural. Las empresas igualmente deben valorar cada vez más el aspecto de la seguridad como una inversión y no como un gasto. Las comunidades, por su parte, deben considerar constituir sus grupos de seguridad preventiva y redes de enlace con los gobiernos municipales para recibir el apoyo necesario en estas iniciativas.

De cara a una cumbre de seguridad se debe garantizar que las recomendaciones que sean acogidas serán implementadas con objetivos medibles que puedan dar confianza al país de que se está ejecutando y cumpliendo con lo planificado. Ciertamente no podemos seguir contando los muertos, si son más o menos, en el presente todo estamos expuestos. Lo cierto es que cada vez los crímenes son más violentos. Seguridad es prevención y cada uno de nosotros debe concienciar sobre nuestra inestabilidad social y económica y el balance que va a requerir atender lo más sagrado que tenemos, el derecho a la vida.

El autor cuenta con más de 25 años de experiencia en el campo de Seguridad, tanto en el sector privado como en el gubernamental. Es egresado de la Academia Nacional del FBI en Virginia, fue agente especial y subdirector del NIE, Director de Seguridad Departamento de Corrección y Rehabilitación y actualmente es gerente general de G4S Secure Solutions en Puerto Rico. También es autor del libro Seguridad Para Todos. Info: 787-961-2044 y luis.pagan@pr.g4s.com

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: