La Isla Oeste

Carina; una instructora de Zumba en ruedas

"Para mi sorpresa, soy la primera Instructora de Zumba certificada en silla de Ruedas en Puerto Rico y en el Caribe", sostuvo.

Carina Alondra Ortiz Toro (2019 / One Red Media)

Por One Red Media / La Isla Oeste

Lajas. Nació con espina bífida y eso no le impidió certificarse como instructora de Zumba.

A sus 35 años, Carina Alondra Ortiz Toro quiso dar a conocer su historia de superación para inspirar a otras personas que también padezcan de la misma condición congénita que la mantiene sentada en una silla de ruedas.

“A lo largo de toda mi vida he pasado momentos y experiencias muy fuertes. He sido operada de la cabeza en un sin número de ocasiones. Sin embargo, siempre he salido adelante”, narró para abrir paso a contarnos cómo un día se cansó de “hacer nada” y pidió que la llevaran a un gimnasio que queda cerca de su casa, en el pueblo de Lajas.

Carina es natural de Trujillo Alto, donde cursó estudios en la corriente regular de escuela pública. Su compromiso con la vida le llevó a graduarse de Bachillerato en Administración de Empresas de la Universidad Metropolitana (UMET).

Nos cuenta que desde que llegó a vivir a Lajas en diciembre de 2009 ha tenido la oportunidad de trabajar por contrato en varias ocasiones en el Municipio de Lajas.

“En el 2013 decido visitar el gimnasio Healthy Body Factory de la Dra. Lizmary Nazario Irizarry, quien es también instructora y entrenadora. Fue ella y el personal del gimnasio quienes hicieron posible que pudiera conocer lo que es Zumba y a su vez, me inspiraron y motivaron, para que me certificase como Instructora de Zumba”, acotó.

Desde entonces, se animó a continuar aprendiendo y asistiendo a eventos de Zumba en y fuera del gimnasio, hasta que logró contactar a la persona que certifica a todos los instructores de Zumba en Puerto Rico; Lieschen Montaner Zes, según nos cuenta.

“Viajé hasta el gimnasio Momentum Fitness, propiedad de Lieschen, en Isla Verde para tomar la certificación de Instructora de Zumba el 17 de julio de 2016. Yo pensaba que había otra persona con mi condición, aquí en Puerto Rico, que también fuera instructora. Pero, para mi sorpresa, soy la primera Instructora de Zumba certificada en silla de Ruedas en Puerto Rico y en el Caribe”, sostuvo.

Desde entonces, nos cuenta que ha tenido la oportunidad de ser invitada a participar de varios eventos de Zumba como una de las instructoras en tarima, clases regulares de colegas instructores, así como ir a una escuela a ofrecer una clase completa de Zumba.

“Aunque me considero una persona tímida e introvertida, el ser Instructora de Zumba, me ha ayudado a vencer mi timidez y lanzarme ante el mundo”, puntualiza, mientras asegura que no se rinde y lucha por lo que quiere.

“El estar en silla de ruedas, no ha sido impedimento ni limitación para mi, a pesar de todas las situaciones que he tenido que enfrentar debido a mi condición. Actualmente tengo como meta, tener mi propio grupo para darle clase de Zumba a jóvenes adultos en silla de ruedas, ya sea por condición congénita o adquirida. Demostrarles que si yo puedo, ellos también pueden hacer todo lo que se propongan; además de ejercitarse, la pasan bien”, concluyó.

Al momento Carina está desempleada y busca la oportunidad de ofrecer clases a grupos de personas con necesidades especiales. Puede ser contactada al (787) 964-6479.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: