La Isla Oeste

UTILITARIO: Conoce cómo prevenir quemaduras en tus niños

Atiende a estas medidas de prevención de quemaduras

Por Dra. Ingrid Mercedes

Febrero es el mes de la Prevención de Quemaduras en los Niños. Estos accidentes y lesiones impactan a nivel estético, funcional, psicológico y emocional a nuestros niños. También afectan la reintegración de estos pacientes a la sociedad a corto y largo plazo.

El lugar donde más frecuentemente ocurren las quemaduras es en el hogar; principalmente en la cocina, seguido por el baño, por lo que hacer de nuestro hogar un lugar seguro debe ser la meta de cada individuo.

Tomando las precauciones adecuadas podemos proteger a nuestros niños y familiares disminuyendo así el riesgo a lesionarse.

La falta de supervisión es el principal factor por el que ocurren estas lesiones. Por esto, en todo momento debemos mantener a nuestros niños vigilados y al alcance de nuestras manos.

Cuando ocurre una quemadura por fuego, vapor, químicos, objetos, líquidos o sustancias calientes, de inmediato se debe aplicar agua de la pluma, nunca usar nada frío de nevera porque esto puede profundizar la lesión, infectarla y empeorarla.

Cabe destacar que en caso de emergencia, el Hospital Pediátrico Universitario del Centro Médico de Río Piedras es el único hospital pediátrico terciario que cuenta con un programa de atención al paciente pediátrico quemado.

Anualmente, 11 millones de personas sufren algún tipo de quemadura. Esto es equivalente a 30,000 personas quemadas cada día.

Organización Mundial de la Salud

Medidas de prevención de quemaduras para la población pediátrica

En el baño

  • Revise el termostato de su calentador regularmente. Si no tiene calentador de agua o electricidad. Nunca lleve agua caliente por la casa hasta el baño, primero mézclela con agua fría si chocara con alguien o un objeto y se vierte el agua no causara daño.
  • Vigile la temperatura del agua cuando bañe a su hijo, primero vierta en la bañera agua fría y luego el agua caliente, compruebe que la temperatura sea la adecuada.

En la cocina

  • Restringir el acceso a los niños a la cocina, ya que en esta área existen muchos peligros: líquidos y artículos calientes (estufa, hornos, microondas, tostadores, barbacoas, sartenes eléctricos etc.)
  • No deje los mangos de los sartenes y demás utensilios de cocina que sobresalgan de la hornilla. Si es posible utilice las hornillas de atrás de la estufa con los mangos de las sartenes hacia el lado de adentro. No dejar líquidos calientes como (agua, café, etc.) en alguna mesa o lugares bajos y accesibles para el niño, así mismo no moverse en la casa de un lugar a otro con líquidos calientes.
  • Si estás cocinando o comiendo alimentos calientes, evite tener a su hijo en los brazos y no tener los niños cerca si tiene el horno abierto.
  • No poner comidas ni líquidos calientes en mesas con manteles, los niños pueden halarlos y caerles sobre el cuerpo.
  • No caliente el biberón ni la comida del niño en el microondas porque el calentamiento que produce es irregular, y puede tener zonas mucho más calientes que otras, quemándole la boca o la lengua. Siempre pruebe la temperatura de los alimentos antes de dárselos al niño.
  • Si se enciende en fuego un sartén con aceite caliente no lo mueva, no agregue agua, solo póngale una tapa y apague la hornilla.
  • Debe haber un extintor tipo A-B-C en cada cocina.

El Programa de Emergencias Médicas Pediátricas del Recinto de Ciencias Médicas, junto con el Departamento de Cirugía del Hospital Pediátrico Universitario se ha unido a participar en diferentes actividades educativas para continuar educando a la comunidad durante el mes de febrero. Para más información puede comunicarse al Hospital Pediátrico Universitario Tel: 787-474-0333

La autora es colaboradora del Programa de Emergencias Médicas Pediátricas del Recinto de Ciencias Médicas.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: