La Isla Oeste

REPORTAJE ESPECIAL: Sequía en Puerto Rico; paradoja rodeada de agua

¿Cree usted que, en una isla rodeada por agua, la ausencia del preciado líquido sea una paradójica?

Por Abimael Castro Rivera / Para La Isla Oeste

La sequía, término que hace referencia a la ausencia de agua, es un fenómeno que puede ocurrir en cualquier punto geográfico. Su inicio es de carácter progresivo hasta impactar a todo un ecosistema; se ven afectados desde organismos hasta el sector económico de la zona impactada.

Los meteorólogos han identificado los mecanismos que la mantienen o fortalecen, pero no han podido precisar qué la desencadena. Su impacto dependerá en gran manera de las acciones del ser humano y del uso de terreno.

La sequía es categorizada en cuatro tipos, de acuerdo con el impacto que esta ejerza sobre los recursos de una zona.

  • La primera categorización es la sequía meteorológica, también conocida como climatológica. Esta se presenta cuando una región es dominada por un patrón meteorológico seco, típicamente por un periodo de meses. Con regularidad, la manifestación de una sequía meteorológica es relativamente corta; sin embargo, si este patrón se establece por un periodo más prolongado, la sequía meteorológica, entonces induce otros tipos de sequía, como la agrícola.
  • La sequía agrícola implica que la ausencia de agua ya afecta a cultivos para el consumo o los yerbajos para el ganado, inclusopodría desencadenar en la muerte de algunos de estos organismos, en los peores casos.
  • En cambio, la sequía hidrológica comienza a reflejarse en bajos suministros de agua; esto puede observarse en arroyos, ríos, embalses o acuíferos, por la ausencia de precipitación y la necesidad y consumo del agua para cultivos u otros usos esenciales. Una vez los niveles de agua no den abasto o se hace un mal uso de estos, surge la sequía socioeconómica.
  • A la sequía socioeconómica se le atribuye el problema con la relación entre oferta y demanda de productos, que es afectada por la ausencia de agua. Para ese entonces, agricultores y empresas ya han comenzado a sufrir grandes pérdidas económicas, que también se reflejan en alzas de diversos productos agrícolas o agua embotellada.

Como un efecto adverso, las sequías son capaces de aumentar la susceptibilidad de los acuíferos a la intrusión salina; esto surge por la disminución del nivel freático, a consecuencia de la poca capacidad de recarga por la falta de lluvia.

¿Quiénes monitorean la ausencia de agua?

El Monitor de Sequía de los Estados Unidos (United States Drought Monitor) es una entidad de observación y análisis que nace de una colaboración entre la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), el Departamento de Agricultura de EE. UU. y el Centro Nacional de Mitigación de Sequía de la Universidad de Nebraska-Lincoln, en el 1999. Sus análisis, colaboraciones y hallazgos de investigación son publicados en su página web (https://droughtmonitor.unl.edu/), e incluyen gráficas y mapas actualizados semanalmente. Estos análisis se basan en condiciones climatológicas, hidrológicas y del suelo, así como también de observaciones a nivel nacional. La agencia federal trabaja la jurisdicción de Estados Unidos, Alaska, Hawái y Puerto Rico. 


El U.S. Drought Monitor es un producto de la colaboración entre el NationalDroughtMitigation Center de University of Nebraska-Lincoln, el UnitedStatesDepartment of Agriculture y el NationalOceanic and AtmosphericAdministration. Por cortesía de NDMC-UNL.

Conoce algunos de sus parámetros

La agencia federal del monitoreo de sequía clasifica estos eventos tomando en consideración su intensidad y sus implicaciones. La clasificación de sequía va desde D1 hasta D4, siendo esta última la más intensa; así destacado en su página cibernética. Previo a la primera clasificación, hay un valor D0, el cual implica anomalías negativas en precipitación; en otras palabras, condiciones anormalmente secas o falta de lluvia.

 De igual forma, se otorga una clasificación de acuerdo con el impacto físico que pudiera surgir a raíz de la ausencia de agua. Este se identifica como S, abreviando el término “short term” (6 meses o menos), o L, abreviando “longterm” (6 meses o más). Una sequía “S” se basa en observaciones de precipitación en un periodo no mayor a seis meses, típicamente relacionada con la sequía agrícola. Por otra parte, el tipo “L” puede referirse a un periodo desde seis hasta 60 meses, donde se observa la sequía hidrológica.

Brevemente, las clasificaciones y efectos de su respectivo tipo de sequía son:

  1. D1(amarillo)– Sequía moderada: Algunos daños a pastizales, bajos niveles de agua. Se hace llamado voluntario para restringir uso del agua.
  2. D2 (crema)– Sequía severa: Pérdida en pastizales o siembras. Escasea el agua o hay interrupciones en el servicio.
  3. D3 (rojo)– Sequía extrema: Daños mayores a pastizales y siembra. Se interrumpe el servicio con más frecuencia; hay deficiencia significativa del recurso o se extiende el periodo de racionamiento.
  4. D4 (púrpura)– Sequía excepcional: Daños y pérdidas excepcionales a la agricultura. En esta fase, hay emergencia por falta de agua.

Sepa que, las observaciones satelitales, condiciones de pastoreo y la humedad del suelo también son tomados en consideración para calcular algunos índices; en adición, se hace un cálculo de la población afectada bajo cualquier tipo de sequía y el por ciento equivalente al territorio bajo sequía.

Conociendo brevemente la definición y las implicaciones de la sequía, ¿cree usted que, en una isla rodeada por agua, la ausencia del preciado líquido sea una paradójica? Déjenos saber sus comentarios.

Nota de la editora: En la segunda entrega de esta serie informativa daremos a conocer qué factores naturales o antropogénicos inducen sequías, cuáles han afectado a Puerto Rico, sus impactos y la situación actual con el embalse de Guajataca.

Advertisements

2 Comments on REPORTAJE ESPECIAL: Sequía en Puerto Rico; paradoja rodeada de agua

  1. Isla que además tiene agua subterránea, por vanes…

  2. Estamos atrás, y no avanzamos, desde cuando debería existir en la isla una tecnología para filtrar el agua de mar. Actualmente Arabia Saudí, es uno de los países pioneros en desalinización de agua del mar. En este país cuatro de cada cinco litros que se consumen provienen de plantas desalinizadoras. Los siguientes países en la lista son Emiratos Árabes, Libia, Kuwait, Qatar, Estados Unidos, Japón y España. Se nos fue la guagua.

1 Trackback / Pingback

  1. REPORTAJE ESPECIAL II: Puerto Rico y las sequías – La Isla Oeste

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: