La Isla Oeste

Solo para hombres…

Por Vionette Pietri, J.D.

Aunque mi columna va especialmente dirigida a las mujeres, por el movimiento de poder femenino internacional que dirijo, me sorprendo cuando conozco caballeros que me comentan que les encanta leer mi columna. Incluso algunos periodistas muy reconocidos llevan años leyendo mis columnas.  Algunos me han dicho que leerla les ayuda a conocer qué hace felices a las mujeres.

Por eso escribo esta columna dedicada a esos hombres que están dispuestos a ir por la vida enfocados en amar a su pareja, a pesar de tantas “distracciones” en el camino.

Por cada hombre que reconoce sus errores y lucha por la mujer que ama.  Por el que regala una flor sin motivo. Por los hombres que acompañan a sus mujeres en sus sueños y no se interponen en el camino.  Por los hombres capaces de sacar del medio lo que estorba para ser felíz con la mujer de su vida.

Dedico esta columna a los hombres que enriquecen nuestro espíritu, que nos entienden y aceptan con nuestros estados anímicos “hormonales”, con nuestros antojos de chocolates y nuestros deseos de llorar sin motivo…

Por los hombres que son capaces de demostrar que por el amor de una mujer son capaces de todo…  Por los que reconocen que como su mujer ninguna…

No sabemos cuánto tiempo tenemos de vida para amar a nuestros seres queridos, por eso les recomiendo que amen al máximo hoy.

Dedico esta columna a ese hombre que nos hace suspirar, el que nos inspira a ser mejores mujeres, más completas y fabulosas.

En mi carrera como agente de bienes raíces tengo la oportunidad de ver día a día esos hombres que se desviven por consentir a sus esposas. Que eligen la casa de los sueños de ella. Ese hombre que hace lo que sea por su familia, que trabaja de noche como Adrian, fiel enamorado de Luly, como Jonathan y Vilmarie. O como José, quien le amueblara la casa a su esposa Wanda de sorpresa, y la recibió cargándola en la entrada de su hogar. Soy cómplice de muchas historias de amor que terminan en un hogar bendecido.

No es cierto el dicho que todos los hombres son iguales. Hay algunos que anteponen a su mujer, a su familia ante cualquier tentación que pueda destruir lo más importante en su vida, su familia.

A ti amigo que lees esta columna, espero que este pequeño homenaje te motive a ser un mejor hombre y a valorar más a las mujeres.   Te invito a que trates a tu pareja cómo te gustaría que trataran a tu madre, tu hermana o tu hija. Aunque el mejor regalo que puedes hacer es amarla, respetarla y darle el lugar que se merece.

La autora es abogada, conferencista internacional, empresaria, y Directora de la Fundación Baila Corazón. Visita: www.latinasempowerment.com

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: