La Isla Oeste

$112 millones en la cartera azul del empresario Edwin Miranda

Captura de pantalla tomada de anejos a facturas sometidas a AAFAF.

por Damaris Suárez | Centro de Periodismo Investigativo

Desde cuatro compañías, y luego de manejar la publicidad de las campañas políticas de los principales candidatos en las elecciones del 2004 al 2016 del Partido Nuevo Progresista (PNP), Edwin Miranda Reyes ha facturado $112 millones en contratos de publicidad y relaciones públicas otorgados por agencias gubernamentales en los seis años de las administraciones de los gobernadores Luis Fortuño y Ricardo Rosselló.

El Centro de Periodismo Investigativo (CPI) pudo revisar las facturas sometidas a la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (AAFAF), que muestran que el Gobierno ha pagado a Miranda más de lo que comúnmente se cobra en la industria a los clientes de Gobierno por esos servicios. Las facturas en su mayoría son imprecisas.

KOIGC, KOI Americas LLC, KOI Arise y ICrossing son las cuatro firmas lideradas por Miranda Reyes y que han dominado los contratos de ambos gobiernos del PNP para ofrecer servicios de publicidad y relaciones públicas. La capacidad de las empresas para cumplir con el volumen de trabajo que requiere una facturación de esa magnitud, y la costo-efectividad de estos acuerdos para las maltrechas finanzas públicas son dos aspectos sobre los cuales el CPI cuestionó al empresario.

Miranda, que no permitió fotos ni video de la entrevista, defendió el trabajo de sus empresas destacando su especialización en las agencias relacionadas a turismo y desarrollo económico. Además, resaltó que su equipo ha tenido éxito al mercadear a Puerto Rico como destino logrando los dos meses de mayor recaudo en los impuestos por habitación turística trabajando con menos de la mitad del presupuesto que históricamente se utilizaba para ello. En el área de desarrollo económico, se adjudicó el que se hayan triplicado las exenciones por las leyes 20, 22 y 73. “Por el ambiente político que hay, se trata de decir ‘tantos millones fueron utilizados en publicidad’. Y realmente, ese no es el caso; son para unas cosas muy puntuales, dependencias muy puntuales, trabajos muy puntuales, trabajo que es auditado. “La inversión que se hace aquí de nosotros con clientes de Gobierno está orientada a promover mayores recaudos y/o actividad económica”, aseguró.

Miranda Reyes fue el artífice de las campañas publicitarias de los candidatos a la gobernación y a comisionado residente por el PNP Fortuño, Pedro Pierluisi y Rosselló Nevares. Según el registro digital de donantes políticos, el empresario ha aportado $36,650 desde el 2009 al presente en 28 donativos al PNP y a nueve de sus candidatos. Ha facturado $2.8 millones por servicios de publicidad, consultoría y manejo de redes sociales durante las campañas políticas de 2004 al 2016. En su agencia laboran o han sido consultores familiares de importantes figuras vinculadas al PNP, tales como Caridad Pierluisi, hermana del excomisionado residente Pedro Pierluisi, y Nicole Rodríguez Erazo, hija del expresidente del Senado Charlie Rodríguez y cuñada de Elías Sánchez, exrepresentante del gobernador Rosselló ante la Junta de Control Fiscal (JCF).

Caridad Pierluisi, la directora de la cuenta de AAFAF desde las empresas de Miranda, factura por once horas $1,804, casi el equivalente a lo que gana un maestro por un mes de labor: $1,875.

Fundada en 1994, el nombre de KOI tomó prominencia bajo la administración de Fortuño, durante la cual, aunque se decretaron recortes y medidas fiscales para paliar la situación fiscal, Miranda Reyes obtuvo $59.6 millones en contratos de publicidad. En tan solo dos años, estando en quiebra y bajo un “estricto” control presupuestario de la Junta de Control Fiscal, este empresario ha facturado a la administración Rosselló $52.2 millones con el Gobierno. Además, en octubre de 2017 obtuvo un contrato de $45,973 con FEMA para manejo publicitario luego de María.

Aunque admitió que trabajó la publicidad de la campaña del hoy gobernador a través de FP + 1 (empresa vinculada a KOI), Miranda no considera que su contratación con el Gobierno sea un premio por su trabajo político. Aseguró que la firma KOI no tiene una afiliación política y que ser penepé no es un requisito para contratar su personal. El empresario dijo que utiliza otro personal para correr la publicidad en la época de elecciones.

También argumentó que en otros cuatrienios había un gasto publicitario que triplicaba el monto que sus empresas facturan hoy día y que actualmente, por los recortes al presupuesto gubernamental, no hay partidas tan grandes disponibles para para pautas publicitarias en medios tradicionales. 

Entre las agencias que han contratado a las empresas de Miranda, además de AAFAF, están la Autoridad del Distrito del Centro de Convenciones, la Compañía de Turismo, Compañía de Fomento Industrial, la Oficina del Gobernador, el Departamento de Estado, el Departamento de Desarrollo Económico y Comercio, el Banco de Desarrollo Económico, la Comisión para la Seguridad en el Tránsito, la Autoridad de los Puertos, el Departamento de Educación, el Departamento de Hacienda, la Compañía de Comercio y Exportación, la Autoridad para las Alianzas Público Privadas y la Autoridad para el Financiamiento de la Vivienda. Entre las tres empresas, ha obtenido 52 contratos en 15 agencias durante estos primeros dos años.

La página de Facebook de la Compañía de Turismo que maneja KOI está llena de noticias de Gobierno y funcionarios, en lugar de materiales alusivos a los atractivos turísticos de la isla. Sus publicaciones más reciente son fotos del gobernador Ricardo Rosselló cortando cintas en múltiples eventos, la Primera Dama entregando regalos, eventos de parrandas navideñas en las guaguas de sonido conocidas como “tumbacocos” en Gurabo, transmisiones en vivo de conferencias de prensa de agencias, imágenes del gobernador saludando a los que bajan de cruceros, etcétera. La mayoría de estas no son contenidos originales, sino publicaciones compartidas de otras agencias o medios de comunicación. En los últimos cinco meses, no hay apenas fotos ni videos de las impactantes bellezas del país.

Aunque el CPI también solicitó la revisión de facturas a la Compañía de Turismo, no hubo respuesta. Además, pidió a La Fortaleza una lista de las pautas de anuncios en medios de todas las agencias, pero la petición tampoco fue respondida.

En el primer año de AAFAF, las empresas de Miranda se sirvieron con cuchara grande

Al entrar a la cuenta de Twitter de AAFAF manejada por las empresas de Miranda, que es la más activa de esa agencia, se observan decenas de publicaciones de noticias relacionadas al director ejecutivo de AAFAF, Christian Sobrino, así como videos genéricos de los informes de flujo de efectivo de las cuentas del Gobierno, el informe de liquidez de la Autoridad de Energía Eléctrica, entre otros materiales que se comparten semanalmente y que comúnmente no pasan de cinco “me gusta” o retuits. La cuenta apenas tiene 1,800 seguidores, y la de Facebook unos 475.

El expediente de facturas de KOI con la AAFAF revela que la agencia ha otorgado tres contratos a ICrossing Puerto Rico y KOI Américas desde mayo de 2017 hasta la fecha por un total de $734,000. Esta cantidad promedia $36,700 mensuales de gasto en manejo de redes sociales, publicidad y relaciones públicas.

En lugar de contratar directamente a la directora de comunicaciones y relaciones públicas de AAFAF, como solía ser la práctica de las agencias, Ana Gregorio aparece subcontratada como directora a través de las empresas de Miranda. Con una tarifa de $180 por hora, Gregorio facturó en noviembre de 2017 $12,420, en diciembre de ese año $7,560, y en enero y febrero de 2018 cobró $8,370 y $6,390 respectivamente.

AAFAF ya tiene un empleado dedicado a algunas de estas labores, Iván Caraballo, quien no accedió a informar su salario mensual y las tareas que asume. Al pedir una reacción a la dependencia sobre la duplicidad de funciones y las altas tarifas por hora de KOI, Christian Sobrino, justificó mediante declaraciones escritas la contratación de Gregorio por su experiencia, conocimientos sobre AAFAF y la necesidad de manejo de crisis y situaciones con la Junta de Supervisión Fiscal durante el término del contrato. Aseguró que la hoja de tarifas de KOI se compara con las de todas las demás agencias de publicidad y que dada la complejidad de AAFAF y sus publicaciones en redes, sería casi imposible emplear un equipo internamente que cumpla con todos los criterios deseados para esta tarea y de acuerdo con el funcionario tampoco podría ser manejada por “una sola persona que se limite a colgar y responder mensajes”.

Una respuesta muy parecida ofreció Miranda al CPI en relación a los trabajos facturados por sus empresas a AAFAF. Por tratarse de una dependencia fiscal, se requiere de un equipo para realizar el trabajo especializado, alegó el empresario.

También hizo referencia al rigor que debe tener el manejo de la cuenta de una agencia como AAFAF, lo que encarece los servicios por requerir redactores especializados en finanzas, y las consecuencias que podría tener la publicación de información errónea. El CPI obtuvo sin embargo una imagen de la publicación errónea de publicidad relacionada a Netflix en la cuenta de AAFAF de Facebook que maneja actualmente KOI. El CPI solicitó validación de esta información a Sobrino, pero este no respondió.

Según el acuerdo, la gerente general del proyecto, el director de redes sociales y el director de promociones facturaron a razón de $220 por hora, cada uno. De otra parte, el VP Director Creativo facturó $240 por hora, mientras que la directora de comunicación y relaciones públicas facturó a $180 por hora. Otros $150 por hora estaban destinados para el planificador de contenido para las redes sociales de AAFAF.

La empresa, según el contrato, facturó el costo neto más una comisión de 15% por gastos incurridos en la contratación de terceros para la preparación de material comercial pautados en prensa, radio, revistas, televisión, internet, así como por los honorarios por servicio de producción y dirección realizados por terceros.

También se ofrecieron adiestramientos para lidiar con los periodistas y servicios de fotografía para actividades o comparecencias del exdirector, Gerardo Portela, y un operativo de coordinación para tomar la foto oficial de este.

En octubre de 2017, a semanas del huracán María, lCrossing facturó por la coordinación de la sesión de la foto oficial del entonces director ejecutivo de AAFAF. La agencia pagó $402.50 por los servicios de la fotógrafa y $328 por dos horas de trabajo de la directora de la cuenta, Caridad Pierluisi. Por la misma coordinación de la foto, pagó otros $972 al ejecutivo de cuentas senior, Rafael Hernández por nueve horas de labores, y $180 a la directora de tráfico, Ayleen Anqueira. En total, se facturaron $1,882.50 por una foto oficial de Portela.

Se pagó, además, por el diseño del Plan de Comunicación de AFAAF, adiestramientos para manejo de medios y la campaña en las redes sociales dirigida a dar la fecha límite para reclamar deuda como parte del caso de quiebra del Gobierno. También por una campaña en radio, periódicos regionales y redes sociales sobre la implementación del Programa de Transición Voluntaria.

El CPI comparó el tarifario de servicio de ICrossing y KOI del año 2018-2019 con el de 2017-2018 y notó que en este último, que es para el cual se pudo revisar a facturación, las tarifas fueron más altas. Por ejemplo, de $220 por hora que facturó en el primer año fiscal de la administración Rosselló el director de redes sociales de ICrossing en AAFAF, en el tarifario actual cobra $180 con KOI. El planificador de estrategias de contenido, igualmente, redujo de un año a otro su tarifa por hora, de $150 a $120.

Al ser confrontado con los altos costos de los servicios, en el contexto de la crisis fiscal que atraviesa el Gobierno, la principal Oficial Financiera de KOI, Brenda Nelson, comentó a insistencias del CPI que: “Eso es decisional. Todos son solicitudes de la agencia. La directora de la cuenta que en este caso fue Caridad Pierluisi recibe un insumo una vez a la semana de la agencia”.

Por su parte, Sobrino también justificó el gasto. “Hemos ofrecido información educativa e importante sobre la reestructuración de la deuda del Banco Gubernamental de Fomento y Cofina. Así también, hemos maximizado los esfuerzos de comunicación para promover los beneficios de un financiamiento a través de AFICA, el impacto positivo del desembolso de los fondos rotatorios para mejorar sustancialmente el sistema de agua y alcantarillado, y por consiguiente la calidad de vida de un sinnúmero de comunidades especiales en Puerto Rico, información relevante y pertinente para los empleados públicos sobre el Programa de Transición Voluntaria, entre otros”, dijo.

Profesionales de la industria cuestionan los costos de las empresas de Miranda

Si bien es cierto que el uso de las redes sociales y plataformas digitales abarata los costos de publicidad, la facturación se encarece al contratar a una empresa privada en lugar de reclutar directamente personal para manejar las cuentas, según Vivien Mattei Colón, profesora del Programa de Comunicaciones de la Universidad Interamericana, Recinto de Ponce.

La Oficina del Contralor se encuentra auditando los gastos de publicidad de las agencias y municipios, incluyendo los contratos otorgados a las firmas del publicista Edwin Miranda. Su oficina no precisó desde cuándo auditan, qué criterios toma en cuenta la evaluación de gastos de publicidad, ni cuándo se espera que esté lista la auditoría. “Estamos viendo gastos de publicidad, no solamente los de KOI, sino también de otros contratistas en diferentes agencias y municipios…”, señaló Yesmín Valdivieso.

De acuerdo con el Catedrático en Administración Pública de la Universidad de Puerto Rico (UPR), Mario Negrón Portillo, si bien es cierto que el Gobierno no está obligado a hacer subastas para otorgar contratos de publicidad o relaciones públicas, por ser acuerdos por servicios profesionales, a juzgar por la cantidad de contratos otorgados y la millonaria suma de dinero público comprometido, se debería legislar para obligar a las agencias a abrir a competencia de propuestas la otorgación de contratos, y escoger la que presente un mejor uso de los fondos públicos.

“Esta práctica siempre opera contra los intereses del país. El que un individuo pueda obtener esa cantidad de contratos como favor político es cuestionable. Pero más aún ahora que estamos en quiebra. ¿A qué responden? ¿Por qué?”, sostuvo.

Miranda reaccionó a este señalamiento indicando que no se debe juzgar a sus empresas por la afiliación política personal de su principal ejecutivo, y aseguró que no contrata a sus empleados según sus preferencias políticas. “KOI cumple este mayo 25 años… KOI no tiene una afiliación política… yo no le pregunto a nadie qué afiliación tienen”.

Los pagos son excesivos para los servicios de las empresas de Edwin Miranda considerando la situación fiscal del país “y es obvio que hay una preferencia particular hacia el publicista”, opinó la profesora de relaciones públicas y publicidad de la Universidad Interamericana Recinto de Ponce. Esta afirmación fue validada por tres profesionales de la industria de la publicidad y las relaciones públicas a las que el CPI mostró las tarifas cobradas por KOI. Aunque la industria de la publicidad y las relaciones públicas no está regulada, estas tarifas no coinciden con la experiencia de estos profesionales con el Gobierno y más bien podrían ser comparables con lo que puede pagar una empresa privada con muchos recursos por estos servicios.

“No se justifican esos salarios por mejores que sean esos profesionales. KOI se ha convertido en un intermediario de aparentes freelancers, cuando podría haber la opción de que se contratara, según la necesidad, a cada profesional de manera independiente”, sostuvo la comunicadora tras reiterar que tampoco se justifica tanto personal para manejar las redes diariamente, cuando se puede hacer “in-house”, con personal de la agencia.

¿Quién es Edwin Miranda Reyes?

Dos fuentes que conocen al publicista desde pequeño coincidieron en reconocer la inteligencia, el interés en la innovación y la ambición de Miranda. De una familia anexionista de medianos recursos, se crió en la urbanización El Álamo en Guaynabo. Sus padres fueron los dueños de la Farmacia MR 55 ubicada en la avenida Esmeralda de ese municipio.

Estudió Administración de Empresas y Mercadeo en la Universidad Interamericana y fundó KOI en 1994 con una inversión de $15,000 junto a Hezan Zales Díaz y José A. Cuevas de Luca. Ese mismo año entraron como socios Javier Osorio y Néstor Santiago, hasta el 2005, cuando Miranda se queda como único dueño de la firma.


Foto tomada por Twitter
De izquierda a derecha: Elías Sánchez y Edwin Miranda

De la mano de Maricarmen López – quien fuera compradora de medios de su agencia – llegó a las altas esferas del PNP. López, hermana de Jaime López, ex director de la Compañía de Turismo bajo la administración Fortuño, y en la casa de cuyos padres se realizaban los principales eventos de recaudación de fondos para la campaña de Fortuño, fue la clave para conectar políticamente con el PNP. Ahí comienzan a fluir los contratos para las campañas políticas, y luego con el Gobierno.

“Su norte en la vida siempre ha sido hacer dinero”, aseguró al CPI una fuente que conoce a Miranda desde la niñez, opinión que fue repetida por otras dos personas cercanas al empresario.

De acuerdo con fuentes vinculadas a la industria de la publicidad y relaciones públicas, Miranda tiene un buen ojo al momento de reclutar y retener personas con talento en el campo profesional. En su agencia impera una cultura corporativa de espacios abiertos. El equipo de trabajo es pequeño, en el cual, según otra fuente vinculada a la publicidad, “se mide el linaje o relación con el PNP”, aunque esto fue negado por Miranda. El área digital se nutre con personal contratado en otros países: Estados Unidos, Argentina o Bolivia.

El historial corporativo de Miranda

Durante el Gobierno de Fortuño se pactaron $59.6 millones en contratos con la firma KOIGC Corp. y KOI GC Corp.. Cuando al inicio de la administración Rosselló se cambiaron las empresas de publicidad que le ofrecen servicios a las agencias públicas, se crearon nuevas firmas para contratar con el Gobierno, y todas comparten un denominador común: Edwin Miranda Reyes.

Según los registros de incorporación, las firmas aparecen bajo la misma dirección, coincidiendo además, los nombres de los profesionales que facturan los servicios.

Existen al menos diez empresas vinculadas a Miranda Reyes según el registro de corporaciones del Departamento de Estado. Las más antigua es KOI, Inc. Ocho semanas

después de que Fortuño juramentara como gobernador, Miranda incorporó a KOIGC Corp. Fue con esta empresa, creada en febrero de 2009, que el publicista contrató con el Gobierno de Fortuño. En ese mismo año, creó KOI Arise y en 2017, esa firma obtuvo contratos gubernamentales por $1,080.500.


Foto por Juan Alicea | Centro de Periodismo Investigativo
Entrada de las oficinas de KOI en Ciudadela, Santurce

Repitiendo el método utilizado al inicio del cuatrienio de Fortuño, a solo días de juramentar como gobernador Ricardo Rosselló, se creó KOI Américas LLC. El certificado de incorporación tiene fecha del 5 de enero de 2017 y aunque no aparece el nombre de Edwin Miranda, la dirección coincide con la de sus compañías; y dos de sus incorporadores, José E. Ramírez y Brenda L. Nelson son parte de su equipo de trabajo. Ramírez es el consultor financiero y Nelson la principal Oficial Financiera de KOIIXS, según la página web de la agencia de publicidad de Miranda.

A estas empresas se suman dos nuevas firmas inscritas el 6 de febrero de 2017: ICrossing Puerto Rico LLC. y IXS LLC. Ambas bajo la misma dirección y administración de Ramírez. En junio de 2018, KOI Américas se fusionó con IXS, LLC. Según el documento sometido al Departamento de Estado “hará negocios bajo los siguientes nombres comerciales: IXS, LLC y KOIIXS, en adición al nombre corporativo KOI AMERICAS, LLC.”. Aunque se menciona en ese documento a KOIIXS, no fue hasta enero de 2019 que se organiza formalmente en el Departamento de Estado la firma KOIIXS, LLC. En ese mismo mes, se crea IXS Digital Media LLC, siendo la persona autorizada Brenda Nelson. A estas se suman RPM Holding, LLC y FP + 1,  ambas creadas el 3 de marzo de 2014. Según el registro de corporaciones del Departamento de Estado bajo la misma dirección y cuya persona autorizada es Ramírez, que es consultor financiero de las otras empresas de Miranda.

Con oficinas en San Juan, Miami y Bogotá y con 61 profesionales entre el personal fijo, freelancers e internos, el grupo KOI/IXS ha manejado 97 contratos con dinero público. Para el 2010 manejaba cuentas de hospitales, farmacéuticas, la Asociación de Constructores de Hogares y algunos proyectos de construcción, como Capitolio Plaza. Miranda fue el contratista mediante su empresa Museum Park Development Corp del Museum Park en Santurce, un proyecto de 18 apartamentos de lujo al lado del Museo de Arte de Puerto Rico.

Los millonarios contratos de la administración Rosselló con las firmas de relaciones públicas y publicidad vinculadas con Miranda fueron objeto de evaluación por la Junta de Control Fiscal (JCF) que solicitó información el 13 de agosto de 2018 sobre los acuerdos. En agosto de 2018, la JCF aprobó los contratos de seis agencias con “observaciones” sin emitir una opinión sobre si el gasto en publicidad se justificaba.

KOI destaca en su página el trabajo realizado en las campañas para Unidos por Puerto Rico, la Compañía de Turismo, Bahía Urbana, Manatí Hyatt, la campaña con la canción de Luis Fonsi “Despacito”, Bayshore Villas, St. George, Fembi Mortgage, Renaissance Square y Vipure.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: