La Isla Oeste

COMENTARIO: “Vivimos en el rabo del país”

“Los que vivimos en cualquiera de los quince municipios que conforman la región oeste, sabemos lo que eso significa: ser un jugoso botín electoral, para los que solo nos buscan un año antes de las elecciones”.

2018/One Red Media

Por Luis Joel Méndez González

El pasado domingo realicé una encuesta en un grupo de Facebook bastante conocido, en el que pregunté: ¿En alguna ocasión han sentido discrimen de parte del gobierno por ser de algún municipio al oeste de Puerto Rico? Horas después, entré al grupo otra vez para revisar los resultados: 111 votaron que “sí”; 40, que “no”.

Los que vivimos en cualquiera de los quince municipios que ubican en la región oeste, sabemos lo que eso significa: ser un jugoso botín electoral para los que nos buscan un año antes de las elecciones. Por eso, nos prometen cosas con tal de obtener nuestro voto, que, al final, no se cumplen.

Mientras invierten $174 millones en un innecesario carril reversible que conectará a la PR-30, en Gurabo, con la PR-18, en Rio Piedras, alrededor de 500 familias en los barrios Eneas y Cibao, de San Sebastián, se encuentran prácticamente incomunicadas debido a que el puente que las conectaba con el resto del pueblo se encuentra roto desde hace 18 meses.

El pésimo mantenimiento de las carreteras por causa de la “falta de dinero”, que es evidente en la PR-56 en Isabela luego de que se derrumbase parcialmente hace más de año, muestra un desajuste de prioridades cuando se contrasta con los $253 millones gastados en la construcción del Coliseo José Miguel Agrelot, en San Juan, en el 2004.

Entretanto, Lajas, Hormigueros y Rincón, según estimados del US Census Bureau, son los municipios con la mayor población de envejecientes en Puerto Rico; lo que visibiliza un sector que carece de un sistema de transportación masiva que -en estos momentos-solo existe en San Juan, Bayamón y Guaynabo,con el Tren Urbano.

La importancia que posee la región oeste a nivel socioeconómico para el resto de la isla, al parecer, no es entendible para algunos de nuestros políticos. Y es que, tal como un usuario comentó bajo la encuesta que publiqué en el grupo mencionado, “vivimos en el rabo del país”.

Muchos olvidan que año tras añola Escuela Carlos González, en Aguada, es uno de los plantelesen todo Puerto Ricoque más estudiantes gradúade 12vo grado con excelencia académica; cosa que demuestra la excelencia del estudiantado de nuestra región.

Pasan por alto que en estos pueblos donde al parecer solo vivimos “personas que usamos taparrabos”, se integrala región que mayor crecimiento turístico a nivel isla ha registrado en estos últimos años, con un estimado de 600 mil visitantes recibidos en el 2018 a través del Aeropuerto Internacional de Aguadilla.

Y es que viajar seis minutos en avión desde San Juan hasta Cabo Rojo para arrojarnos camisetas azules o “colorás” cada vez que se acercan las elecciones, por lo que veo, es suficiente para un gobierno central que nuncaha pecado de discriminarnos por serdel oeste de Puerto Rico.

El autor es estudiante de periodismo en la UPRA y residente en Lares.

Advertisements

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: