La Isla Oeste

#TuVotoIsla2020: Difícil conseguir votos del sector religioso puertorriqueño

Expertos coincidieron en que será complicado que el nuevo grupo Proyecto Dignidad pueda atrapar los votos del sector religioso puertorriqueño debido a su diversidad.

(Suministrada) Facebook - PR por Familia

Por Luis Joel Méndez González / Para La Isla Oeste

El surgimiento del grupo Proyecto Dignidad que busca inscribirse como partido político para los próximos comicios del 2020, a juicio de tres expertos consultados, no tan solo representa una ruptura de ciertos sectores religiosos con el bipartidismo puertorriqueño, sino un grupo diverso al que será complicado apelar.

El grupo político presidido por Carlos Vásquez Muñiz, quien ha fungido en el pasado como portavoz del grupo conservador Puerto Rico por la Familia, se encuentra en proceso de recolectar los 48,000 endosos necesarios para inscribirse según informado en WKAQ.

Por ejemplo, este intento representa una inserción de la política puertorriqueña dentro del fenómeno del multipartidismo que avanza en Latinoamérica, expresó Jorge Schmidt Nieto, catedrático en Ciencias Políticas del Recinto Universitario de Mayagüez de la Universidad de Puerto Rico (UPR).

Schmidt mencionó que, por causa tanto de la posible participación del Partido Proyecto Dignidad como del Movimiento Victoria Ciudadana, es posible que este próximo cuatrienio hayan “rotos (en) el dominio bipartidista; (por lo que) tendremos dos partidos mayoritarios, pero no hegemónicos”.

“El Movimiento Victoria Ciudadana si le va a sacar (votos) a algún partido es al PPD (Partido Popular Democrático), no al PNP. Y este partido cristiano, si le va a sacar a alguien, va a ser al PNP (Partido Nuevo Progresista)”, contextualizó. 

La creación de este grupo compuesta principalmente por una base protestante podría recibir fondos del sector fundamentalista cristiano estadounidense si logra inscribirse pues, según el experto, “este sector tiene mucho dinero y promueve el mismo tipo de cosas”.

El “pulseo” político que se ha dado desde diversos estados de los Estados Unidos para revocar Roe vs. Wade -caso que legalizó el aborto en toda la nación-, desde su punto de vista, podría estimular aún más el nacimiento de estos partidos de corte religioso en la Isla.

Sin embargo, esta no es la primera ocasión en la que un partido político religioso se une a la contienda electoral del país. El Partido Acción Cristiana (PAC), en 1960, fue fundado tras la decisión del exgobernador, Luis Muñoz Marín, de no enseñar religión en las escuelas públicas.

Pese a que el PAC fue vencido por el PPD en la carrera por la alcaldía del Municipio de Aguada por un estrecho margen de 404 votos, además de obtener dos legisladores por acumulación, en la contienda electoral del 1960, rápidamente se desinflódurante el cuatrienio siguiente.

Juan F. Caraballo-Resto, antropólogo social especializado en temas de religiosidad, cree que sucederá lo mismo con el Partido Proyecto Dignidad. “Históricamente en Puerto Rico ese tipo de partido político no tiene el favor del pueblo”, dijo.

“Cuando hablamos de protestantismo debemos ser bastantes inercionados en ese discurso porque, hoy en día, iglesias protestantes hay muchísimas (en la Isla)”, enunció. “El grueso del país cuando tiene a personajes religiosos que propulsan un partido político les pierde el rumbo rápido”.

Si bien es cierto existe un pequeño sector del país que se verá atraído por las posturas del nuevo partido, agregó, será imposible acaparar el grueso de los seguidores protestante debido a que dentro del sector conviven creyentes tanto liberales como conservadores.

El Movimiento Ciudadano Pro-Familia intentó inscribirse durante el 2015 como un partido político en represalia a la defensa del exgobernador, Alejandro García Padilla, a la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo. Pero, en 2016, no logró obtener los 55, 910 endosos requeridos.

A favor de la representación religiosa dentro de la política

“Es sumamente importante que cada sector de Puerto Rico esté representado, independientemente de la denominación o religiosidad que cada uno tengamos”, expresó Ángel L. Vélez Oyola, director de la Escuela de Teología de la Universidad Interamericana Recinto Metropolitano.

No obstante, al igual que Caraballo-Resto, este enfatizó que las familias puertorriqueñas son demasiado diversas en términos religiosos para ser atraídas en su totalidad hacia estos partidos con base de fe.

Esto, a pesar de que según datos publicados en 2012 por el Centro de Estudios PEW, además de 97% de los habitantes en Puerto Rico considerarse cristianos, los seguidores dentro de la denominación protestante rondan los 940,000.

“Siempre hace falta en todas las sociedades algún tipo de partido que pueda fortalecer o por lo menos esbozar ideales que vayan acorde con los valores de la religión cristiana”, esbozó Vélez Oyola.

“Lo importante ahora es buscar la credibilidad. No puede ser un partido que entre en un concurso de tratar de condenar aquello que la sociedad hago, sino buscar esa unidad que tanto nos hace falta”, puntualizó.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: