La Isla Oeste

Bayer busca reducir el impacto ambiental sin descartar el glifosato

Invertirá millones en métodos adicionales para combatir malezas.

Flickr

En momentos cuando se aprueba en Puerto Rico un proyecto de ley que prohíbe a las agencias de gobierno el uso del glifosato para controlar el crecimiento de maleza, por la relación del químico en casos de cáncer, la multinacional Bayer dijo estar atendiendo preguntas y preocupaciones que atañen al sector agrícola tras la adquisición de Monsanto.

 “Estamos logrando un buen progreso en la integración del negocio agrícola adquirido y ahora estamos comenzando a implementar una serie de medidas para impulsar la transparencia y la sostenibilidad en nuestro negocio”, indicó el viernes Werner Baumann, presidente de la junta de directores de Bayer AG, en declaraciones escritas.

No obstante, destaca que el glifosato continuará desempeñando un rol importante en la agricultura y en la cartera de Bayer, empero, se compromete a ofrecer más opciones para los agricultores e invertirá aproximadamente 5 mil millones de euros en métodos adicionales para combatir las malezas durante la próxima década.

La empresa sostiene que esta inversión en investigación y desarrollo se destinará a mejorar la comprensión de los mecanismos de resistencia, descubrir y desarrollar nuevos modos de acción, desarrollar aún más las soluciones personalizadas de manejo integrada de malezas, y desarrollar recomendaciones más precisas a través de herramientas agrícolas digitales. Además, sostiene que se fortalecerán las asociaciones con científicos especializados en malezas alrededor del mundo para ayudar a desarrollar soluciones personalizadas para los agricultores a nivel local.

En el comunicado de prensa, la multinacional destaca que la innovación reducirá la huella ecológica de la cartera agrícola de Bayer y que reducirá el impacto ambiental en un 30 por ciento para el 2030. Esto pretende lograrlo desarrollando nuevas tecnologías, reduciendo los volúmenes de protección de cultivos, y facilitando una aplicación más precisa. Esto ayudará a restaurar y conservar la biodiversidad, a combatir el cambio climático, y a hacer un uso más eficiente de los recursos naturales.

La compañía detalló que medirá el progreso comparando el Cociente de impacto ambiental (EIQ, por sus siglas en inglés) con los estándares actuales del mercado. El EIQ fue establecido en la década de 1990 por la Universidad de Cornell en los Estados Unidos, y relaciona el volumen con la toxicidad y, por lo tanto, representa un sistema de medición más significativo que el volumen solamente. “Bayer buscará mejorar continuamente el EIQ de sus soluciones para cultivos invirtiendo en innovación de clase mundial para semillas y rasgos, agricultura digital, soluciones biológicas, y nuevos productos de aplicación reducida y tasas bajas de residuos”, lee el parte de prensa.

Advertisements

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: