La Isla Oeste

Proyecto federal garantizaría libre acceso a playas de Rincón por 50 años

El Cuerpo de Ingenieros de Estados Unidos discute con la comunidad el estudio de manejo de riesgos costeros en Rincón.

2017 / One Red Media

Por Daileen Joan Rodríguez / la Isla Oeste

Rincón. Para el doctor en oceanografía, Andrés Romeu, la presencia del Cuerpo de Ingenieros de Estados Unidos (USACE) en el pueblo de Rincón, es una de excepciones buenas que dejó el paso del huracán María que azotó a la Isla en septiembre de 2017.

Resulta que, su preocupación y la de muchos, en torno al acceso a las playas, recibió anoche un aliciente, cuando escuchó al jefe de gerentes de proyectos de la USACE, Milán Mora, decir que el gobierno federal garantizaría por 50 años ese libre acceso en al menos 15 millas de la costa de Puerto Rico –incluido un tramo de las costas de Rincón y Mayagüez- de ser aprobado un proyecto para el manejo de riesgos costeros.

Las expresiones del ingeniero Milán se dieron durante una reunión celebrada en el Centro de Convenciones de Ventana al Mar en Rincón, para actualizar a la comunidad sobre estudios de manejo de riesgos costeros en Puerto Rico, donde además la planificadora Carolina Burnette, ofreció las actualizaciones de los trabajos que viene haciendo desde octubre pasado la USACE en conjunto con el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) como agencia de gobierno local asesora.

Romeu, quien lleva años defendiendo las playas de Rincón -siendo su lucha más reciente la oposición a la construcción del proyecto hotelero Rincón Blue Water, en la zona marítimo terrestre de la Reserva Marina Tres Palmas- inquirió si, de darse el proyecto para el manejo de riesgos costeros de la USACE, estaría a la merced de los grandes intereses, privatizando playas y dejando al pueblo desprovisto del valioso recurso natural.

“Es triste ver lo que ha sucedido (en Rincón) con muy poca acción de parte de las agencias concernidas hasta que vino (el huracán) María y nos trajo al Cuerpo de Ingenieros, que gracias a Dios nos van a considerar para estudio adicional”, expresó Romeu. “Ya el Cuerpo de Ingenieros nos dijo, que por lo menos en estos pedazos de playa que ellos restauren, eso no va a suceder”, acotó el activista, miembro de Salva Rincón.

Según la planificadora Burnette, el estudio en cuestión –que inició en octubre del 2018- tiene una duración de tres años en los que se analizarán alternativas, se darán conversatorios y se coordinará con las agencias de gobierno bajo una asignación de $3 millones, con el 100 por ciento de pareo federal. Empero, para recibir ese pareo, se tiene que garantizar el libre acceso a la playa. Para esto, se le exigirá al DRNA que adquiera las tierras necesarias para garantizar el acceso.

Y es que, este acceso no solo se prevé para la gente. Realmente se garantiza para la entrada de camiones que tengan que entrar arena a la playa, necesaria para evitar la erosión de la costa, tal y como se ven en las playas de Florida como Miami Beach, Clear Water, Jacksonville, entre otros 26 proyectos similares ejecutados por la USACE a esos fines.

“Este estudio tiene como propósito principal analizar el potencial de un interés federal en un proyecto para la reducción de daños por tormentas y por huracanes en las zonas de alto riesgo en Puerto Rico”, destacó la ingeniera Burnette, afirmando que de ser aprobado, se proyecta la construcción de un proyecto con la participación de USACE por 50 años. “La infraestructura ha sido afectada y está en alto riesgo”, acotó la planificadora.

Cabe mencionarse que este es el primer proyecto de costas que realiza la USACE en Puerto Rico y está programado para ocho millas en la costa de San Juan, desde El Boquerón hasta Boca de Cangrejos, incluidos Condado Beach, Ocean Park, Isla Verde y Carolina; unas 2.5 millas de la costa de Rincón, desde Punta Ensenada hasta Stella, incluida Córcega; la ruta de desalojo en la PR 102 en Mayagüez; y la costa de Humacao.

“Es un muy buen momento para las costas de Puerto Rico, en especifico para San Juan y Rincón, donde por primera vez el Cuerpo de Ingenieros está haciendo un esfuerzo serio para analizar los procesos costeros que estamos viendo en Puerto Rico”, acotó el profesor de Oceanografía del Recinto de Mayagüez de la Universidad de Puerto Rico, el Dr. Miguel Canals.

Para Canals, la exploración de soluciones al problema de costas en la Isla es vital para lograr que consecuentemente se respeten los recursos naturales y se garanticen los accesos libres a las playas regeneradas

Los daños causados ​​por huracanes y tormentas costeras, incluidas las inundaciones, la erosión y los ataques de olas a lo largo de las costas de San Juan y Rincón, amenazan la infraestructura y el acceso a la playa para recreación y contribuyen a los riesgos de seguridad pública. La infraestructura se ubica a lo largo de una gran parte del área de estudio, incluidas las empresas comerciales, hoteles, condominios, viviendas residenciales, carreteras, zonas públicas de parques y puntos de acceso a playas públicas. La pérdida de playas y dunas protectoras debido a la recesión costera amenaza la infraestructura. Los propietarios de viviendas y los hoteles que buscan proteger su propiedad han construido algunas medidas de protección de la costa, como los muros de mar, los grandes revestimientos de piedra y los gaviones. Algunas de las estructuras y materiales utilizados son inadecuados para brindar una protección significativa y, a menudo, se construyen de manera descoordinada sin tener en cuenta los procesos costeros de todo el sistema, lo que exacerba la erosión en las costas adyacentes. -USACE

Culminado el estudio para octubre de 2021, se presenta ante el Congreso de Estados Unidos para su aprobación. Una vez se aprueben los fondos, se procede a la fase de diseño y construcción. En resumen, se estima que el proyecto esté listo para comenzar entre cinco a siete años.

De darse el proyecto, se contemplan medidas como: alimentación de playa, colocación de rompeolas, groins (barreras), revestimientos, entre otras alternativas que aún están bajo evaluación por su costo e impacto. 

“Estos estudios de viabilidad siempre tienen en cuenta el cambio climático y la elevación del nivel del mar. Entonces cada estudio incorpora las curvas basadas en la parte histórica; de cómo a través de los años ha cambiado el nivel del mar”, acotó la ingeniera Burnette.

Preocupaciones de la gente

Durante el conversatorio, surgieron algunas preguntas por parte de los presentes en torno a la relocalización o colocación de arena; a quién le corresponderá proteger las costas; la otorgación de nuevos permisos de construcción, entre otros aspectos de justicia ambiental y social, tales como expropiaciones, seguros de propiedad y reclamos, avalúo de propiedades, turismo, entre otros.

De entrada, se dijo que no se puede tirar arena en la playa si hay cerca arrecifes. En cuanto a la amenaza de otorgación  de permisos, se dijo que la USACE tiene que dar aval a ciertas cosas, “pero el estudio de protección costera es la para lo que ya está ahí”, por lo que la protección de las costas continúa estando bajo el manto del DRNA.

Entretanto, el efecto que podría tener este estudio en el costo de los seguros de propiedad se desconoce. En cuanto a las expropiaciones, se dijo que el valor de las propiedades será tomando en cuenta la tasación después del huracán María.

Por su parte, el licenciado Samuel González, representante legal del municipio de Mayagüez –donde también se evalúa un tramo de costa para este estudio- inquirió sobre el tiempo que tomará decidir si se construirá algún proyecto (que se ha dicho que entre 5 a 7 años), y el efecto o relación que tendrá en los reclamos que actualmente hacen a FEMA los municipios bajo la ley federal 408 por daños y mitigación. El ingeniero Milán respondió que “FEMA también es una agencia federal, pero el estudio es independiente a la ley 408”. Aunque, destacó que la USACE está en la mejor disposición de ayudar a los municipios para ir donde FEMA y dar un insumo de las recomendaciones de la USCAE al respecto.

De otra parte, se dijo que si el estudio arroja que se tiene que adquirir tierra, se compraría y se pondría a nombre del DRNA. Empero, destacó que existen convenios entre el estado y los municipios que les permiten a los ayuntamientos que utilicen dichos terrenos.

De su parte, el alcalde de Rincón, Carlos Lúpez Bonilla, adelantó que interesa convertirse en “sponsor” del proyecto al igual que el DRNA.

Entretanto, ninguna propiedad privada podrá ser construida dentro de la zona determinada porque estará protegida por la ley federal de control de erosión.  Pasados los 50 años del estudio, el proyecto pasará a manos del DRNA.

El DRNA no tuvo representación durante el conversatorio. Se dijo que el funcionario a cargo, Edgardo Contreras, se excusó por enfermedad.

Como parte de la ley ambiental federal National Environmental Policy Act (NEPA), los comentarios de la comunidad relacionados a este estudio pasarán a ser parte del informe que se le entregue al Congreso de Estados Unidos; y se supone que el USACE responda incluso las preguntas a las personas que así las hagan llegar por medio del portal: https://www.saj.usace.army.mil/PuertoRicoCSRMFeasibilityStudy/

Advertisements

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: