La Isla Oeste

¿Sabes cómo identificar y manejar a los B.I.T.C.H.?

(Bipolares, Inseguros, Traidores, Controladores, Hipócritas)

Por Wendaly Barbosa Ramos

Todos, en algún momento de nuestras vidas (en ocasiones con más frecuencia de la que pensamos o quisiéramos admitir), nos hemos encontrado, convivido, trabajado, estudiado, en fin, compartido con una persona B.I.T.C.H., ya sea en lo personal (parejas, amigos, parientes) o en lo profesional (clientes, compañeros de trabajo, supervisores, jefes inmediatos).

Es posible que en un principio nos parecieran encantadores, pero la verdadera personalidad de la mayoría de ellos aflora en un corto periodo; por lo general de tres a seis meses. Sin embargo, durante ese tiempo podemos comenzar a darnos cuenta cómo son en realidad estas personas al observar ciertas señales y patrones de conducta particulares.  Aquellas que se pueden identificar con todas las letras las llamo el “combo agrandado #5,” ya que muestran (en mayúsculas) todos los rasgos de una persona B.I.T.C.H.(Bipolares, Inseguros, Traidores, Controladores, Hipócritas).

Por lo tanto, sería beneficioso que adoptemos en nuestra vida la estrategia generalizada de las organizaciones; establecer un periodo “probatorio” para determinar si el empleado es apto para el puesto o no lo es. No se trata de que nos volvamos “paranoicos,” sino que seamos cautelosos.

Al comienzo de toda interacción humana tendemos a ofrecer nuestra mejor cara y luego de un tiempo van aflorando otros detalles de nuestra personalidad, pero el caso de los y las B.I.T.C.Hs es diferente. A ellos les resulta muy difícil mantener oculta su naturaleza por mucho tiempo, lo que nos permite reconocerlos y decidir qué hacer. Sin embargo, no nos engañemos, esto es más fácil decirlo que hacerlo porque, en la gran mayoría de las ocasiones, diferentes factores como el cariño, las situaciones laborales y las relaciones afectivas o de consanguineidad, entre otros, nos imposibilitan “sacar” por completo a esa persona de nuestra vida. Por este motivo, debemos estar claros, cuidarnos, saber escoger a quienes tenemos en nuestro entorno más cercano y no pecar de ingenuos al dejar pasar o justificar las señales de alerta.

Recientemente, nuestra sociedad ha experimentado una de las conductas/comportamientos más desleales y deshonestos que existen: la traición.  Traicionar es defraudar porque sucede en un contexto de confianza ya que de otro modo no sería posible. En otras palabras, la traición se da cuando una persona confía en otra y ésta actúa de una manera contraria a la esperada. Añade que a más cercano sea el vínculo entre las personas, la traición se siente con mayor profundidad e intensidad porque nuestra confianza ha sido destruida.

¿Cómo podemos identificar a una persona que nos ha traicionado?

“Amigos traidores,” de DomenecBenaigesFusté (2012), comenta algunas estrategias y recursos que nos pueden ayudar a identificar a los posibles traidores; las que resumimos para su beneficio de la siguiente manera:

  1. Hablan en exceso de sí mismos – Una persona centrada en sí misma es egoísta y piensa mayormente en su beneficio, por lo que no puede mostrar verdadera empatía por los demás.
  2. Critican desmedida y malintencionadamente a los otros – Este proceder encubre sentimientos de envidia y una forma de sentirse mejor consigo mismos y sobresalir. En el fondo los mueve el interés personal.
  3. Cambian de parecer con facilidad – Si un día piensan de una manera y cambian de opinión sin que medie un proceso de reflexión, de igual forma pueden traicionar a otros.
  4. Poseen una psicología débil – Son personas fácilmente influenciables y manipulables por lo que depositar nuestra confianza en ellos es como una bomba de tiempo.

¿Cómo podemos manejar a una persona que nos ha traicionado?

Un Judas es aquel que finge ser nuestro amigo, para darnos la espalda y traicionarnos, diciendo mentiras y chismes dañinos. No importa cuál sea el motivo de esta conducta, lo importante es que nos protejamos y si la situación continúa debemos buscar la manera para que no tenga efectos sobre nuestra vida. El artículo publicado en la Revista Universia Perú titulado “Seis consejos para responder a la gente que te apuñala por la espalda” (2017) señala que el dolor de la traición puede tentarnos a responder de igual manera, pero aconseja evitar este proceder de las siguientes maneras:

  1. Alejarse de la persona traicionera – A pesar del trago amargo y el dolor causado por la traición es recomendable que nos alejemos de esa persona; la hipocresía nunca es un buen ingrediente en la vida. Ninguna relación puede ser construida sobre la desconfianza o la deslealtad.
  2. Analizar los daños causados por los comentarios – Una vez nos percatamos de la traición, debemos evaluar los daños que esto pudo causar en nuestra persona (imagen, reputación, etc.). Si estos suponen algún riesgo es recomendable que ofrezcamos nuestra versión de lo acontecido. De esta forma, podemos darle un sentido de cierre a la situación, además, será una manera de contradecir lo dicho.
  3. Dejarlo ir – En ocasiones, por más que intentemos brindar nuestra versión de una situación, el daño causado es irreparable y, a pesar de todos los intentos, nunca nos verán con buenos ojos. Frente a esto, lo mejor es aceptar que no podemos controlarlo todo y dejarlo ir. En lugar de preocuparnos por lo que no podemos cambiar debemos enfocarnos en las cosas sobre las que sí tenemos control (pensamientos, acciones, etc.). También, nos ayudaría aprender a recibir las cosas dependiendo de quién/es vengan.
  4. Reflexionar – De toda situación, positiva o negativa, podemos aprender una lección, de esa forma no la desaprovechamos y nos fortalecemos. Por ejemplo, aprendemos de nuestros miedos y angustias, al apreciar las verdaderas amistades, al valorar lo verdaderamente importante en la vida y sobre todo la reflexión nos ayuda a conocernos mejor y a mantenernos fieles a nosotros mismos.

Esto es una pequeña introducción de lo que van a encontrar en mí libro ¿Sabes cómo identificar y manejar a los B.I.T.C.H.? Guía práctica y humorística (personal/profesional).  Durante la lectura, observarán una serie de situaciones con las que se van a poder identificar y relacionar con facilidad, al mismo tiempo que van a aprender diversas estrategias y recursos para lidiar con las personas B.I.T.C.H. Estas sugerencias y recomendaciones, en última instancia, pueden ayudarlos a mejorar sus vidas si las ponen en práctica y, además, seguramente pasarán un ameno rato y divertido.

La autora es escritora con estudios graduados en Psicología Industrial/Organizacional, Profesora universitaria, Especialista en Adiestramientos, Consultora de Desarrollo Organizacional, Recursos Humanos y Conferenciante.

Advertisements

1 Trackback / Pingback

  1. La “H” de hipócrita – La Isla Oeste

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: