La Isla Oeste

COMENTARIO: La insurrección pacífica del 2019; una toma de conciencia y accionar nacional

Por Juan Carlos Cortes Corchado / Para la Isla Oeste

Para que se pueda entrar en un análisis de las intensas, consistentes y multitudinarias manifestaciones iniciadas ante la salida a la luz pública del ya famoso “chat de telegram”, en el que  el Gobernador y su núcleo íntimo de colaboradores adjetivizaban, libremente  con epítetos y vocabulario despectivo a diestra y siniestra, sin mencionar las conspiraciones para sacar o mancillar la reputación de diversos funcionarios, debemos de contextualizar algunos hechos y el trasfondo histórico por el cual sorprende lo concurrido de este reclamo de renuncia, el cual se prolongó por espacio de 12 días y tuvo como desenlace la renuncia del duodécimo Gobernador electo por el pueblo.

En Puerto Rico, particularmente en los últimos 15 años se ha palpado una apatía en ciertos renglones demográficos a participar en eventos electorales y a no involucrarse en el debate público o mirar con recelo y distancia todo lo que huela a política partidista. Puerto Rico  pasó de tener una de las tasas de participación electoral más altas del hemisferio, la cual para la segunda mitad del siglo XX rondaba en el 86 por ciento, a tener una disminución escalonada en los eventos electorales del 2004,  donde se registró un 71.04 por ciento de participación, en el 2008 un 67.33 por ciento , en el 2012 un 66.71 por ciento  y en el 2016 se registró  un 55.1 por ciento de participación electoral, casi alcanzando el porcentaje registrado en los Estados Unidos con un 55 por ciento en el 2016, su nivel más bajo desde las elecciones de 1996 donde apenas llegaron al 53.5%.

La abstención electoral en sí misma es una manera de expresión, parece ser que en Puerto Rico un indeterminado número de ciudadanos optan por no votar para no validar con su participación el déficit de democracia el cual vinculan a la situación colonial del actual “status”. Ciertamente el voto es el arma del pueblo, en las democracias representativas como la nuestra, se fortalecen cuando las masas acuden a ejercer el sufragio universal, cuando no votas otros deciden por ti. Los países con mayor participación electoral sobrepasan el 90 por ciento, por ejemplo Australia registra un 91.1, Luxenburgo tiene un 91.15 , Malta ronda el 92.6 y Singapur contabiliza  93.58 por ciento de participación ciudadana en los comicios electorales.

¿A que factores se les puede atribuir la merma en participación electoral y la apatía generacional a inmiscuirse en asuntos políticos/gubernamentales que imperaba antes de las insurrectas manifestaciones que desembocaron en el derrocamiento del gobierno Rosellista? Sin lugar a dudas, la pérdida de fe y esperanza en la capacidad de la clase política actual en solucionar los problemas principales que aquejan al País , esto tras años de alternancia roja y azul en el poder donde administración tras administración se destapan esquemas de corrupción en los que se utiliza el ingenio, no para provocar cambio social sino  para defalcar el ya maltrecho erario público.

¿Qué logró el despertar colectivo de un pueblo dormido? Fueron muchos los factores que convergieron para ocasionar la tormenta perfecta , la acumulación de escándalos de corrupción de rojos y azules, lejos de crear tolerancia al uso y costumbre entronizado en la clase política en apropiarse de los fondos públicos, lo que ocasionó fue un estallido social cual erupción volcánica. Si se suma a la ecuasión la disminución en la calidad de vida , el deterioro social, producto del endeudamiento gubernamental y la presencia de una junta de control fiscal pidiendo austeridad en el gasto público y como detonante final la divulgación del chat donde el pueblo pudo ver  las interioridades de pensamiento del gobernador Rosselló hijo y su equipo de trabajo en el que fueron “inclusivos” a la hora de ofender la fibra misma de nuestra Puertorriqueñidad.

Se vive en la era de las redes sociales , la era digital de acceso a la información e interconexión lo que facilitó la auto convocatoria de un pueblo en un grito de Puertorriqueñidad indignada ,un pueblo empático y sublevado retomando el poder que ha estado delegando cada 4 años. La clase artística usó su poder de influencia en la población y el resultado fue un pueblo en la calle con cientos de miles de puertorriqueños de dentro y fuera de la patria unidos fuera de líneas partidistas combativos y dispuestos a contribuir en la construcción de una nueva patria libre de corrupción

Los partidos tradicionales tienen que poner oído en tierra , se juegan su supervivencia , la lectura de los acontecimientos es clara para los partidos que han ostentado el poder ynos han servido mal , se convirtieron en instrumentos de control y opresión social al servicio de una clase social burguesa, una oligarquía que solo piensa en la continuidad de sus grandes intereses , en lucrarse del gobierno, a costa de propagar la desigualdad social, el fanatismo y dividir al pueblo por colores e ideologías de “status”, utilizando la propaganda a través de los medios de comunicación masiva como, por ejemplo, las agencias de publicidad y los “troles” o difusores del libreto político en las redes sociales.

En esta toma de conciencia social, a través del “alzamiento” pacifico, hay que reconocer las aportaciones de quienes sentaron las bases mediante un discurso ‘anti stablishment” como Rogelio Figueroa, Nelson Rosario, Alexandra Lúgaro, Manuel Natal , Manolo Cidre, Rafael Bernabe José Vargas Vidot, quienes por años promulgaron de lo nefasto de la partidocracia , la alternancia en el poder de dos partidos que ganan por descartar al otro y que se acusan entre sí de cual más corrupto de los dos.

Queda una agenda inconclusa para romper con el fanatismo que divide e impide la llegada a servicio público de figuras que sean evaluadas por sus méritos y no por el color del partido en que militan . Queda inconclusa la agenda de descolonización y sepan nuestro políticos que hay un pueblo vigilante y combativo ante la corrupción.

El autor es locutor y asesor en manejo de medios.

Advertisements

1 Comment on COMENTARIO: La insurrección pacífica del 2019; una toma de conciencia y accionar nacional

  1. Excelente Articulo que recoge el sentimiento de frustración que embarga a la gran parte de los electores avilés para ejercer el derecho del sufragio universal, pero que con los resultados de elecciones tras elecciones, de uno y otro partido de mas de lo mismo una y otra vez, engendra el deseo de alternativas como lo son “los candidatos independientes” y o nuevos partidos representados a través de alianzas de nuestros políticos mas versátiles donde la fidelidad no son precisamente con los partidos tradicionales si no, con la voluntad y deseos del pueblo expresado en espontaneas manifestaciones del día a día de nuestra isla.
    PAIN ACEVEDO HIJO

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: